Tras 20 años de chavismo, Venezuela está sin libertad y en quiebra

Tras 20 años de chavismo, Venezuela está sin libertad y en quiebra

POR MARTHA COTORET

“Ustedes saben que yo lo que soy es un soldado y ahora como presidente de Venezuela para nada va a cambiar mi condición, soldado de un pueblo, hombre de un pueblo, pero ese poder que ustedes me han dado a mi no me pertenece, ese poder es de ustedes; ustedes guiarán el gobierno, no será el gobierno de Chávez porque Chávez es el pueblo”.

Con estas palabras el exgolpista selló el inició de la Revolución bolivariana tras ser proclamado ganador de las elecciones presidenciales, aquel 6 de diciembre de 1998.

Chávez capitalizó la molestia de los venezolanos con el sistema político existente, debido a la desigualdad social y a los altos índice de corrupción y se convirtió en el presidente de Venezuela. El padre de la Revolución bolivariana prometió salarios dignos, aumentar la producción agrícola, acabar con la corrupción, pero 20 años después la realidad otra.

“Chávez llegó repartiendo dinero y asignó becas a las personas a través de las misiones; y ahora la gente pobre está escarmentando en cabeza propia los embates del populismo. La gente que antes soñaba con un empleo, ya no lo puede tener, porque los que podían generar trabajo están en quiebra y cerraron sus fábricas. Promovió expropiaciones, intervenciones, confiscaciones y miles de trabajadores perdieron su chamba”, denunció desde México el exalcalde Metropolitano de Caracas y expreso político, Antonio Ledezma, en mayo pasado.

Hoy, el régimen controla 610 por ciento más empresas de las que tenía en su poder en 2001, dos años después de la ascensión al poder del líder de la Revolución bolivariana. Según el Centro de Divulgación del Conocimiento Económico (Cedice), el Estado venezolano estaba a cargo de 74 empresas, en 2001.

Ahora, controla 526 corporaciones. Y metió a la nación en “la peor crisis humanitaria de América”, de acuerdo al ranking del Consejo Noruego de Refugiados (NRC).

El chavismo también destruyó la empresa estatal petrolera Pdvsa, la cual producía en 1999 3.6 millones de barriles de crudo diarios y ahora alcanza poco más del millón”, detalló Ledezma durante aquella visita a la Ciudad de México.

Pero el retroceso no fue sólo económico. Las libertades políticas y de prensa en la nación sudamericana también se vinieron a menos en estas dos décadas. Sólo en 2017 el gobierno venezolano cerró 49 medios de comunicación por ser críticos al régimen.



LO ÚLTIMO



+ -