Trump planta a Putin por tensión naval con Ucrania en Mar Negro

Trump planta a Putin por tensión naval con Ucrania en Mar Negro

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró ayer que canceló una reunión prevista al margen de la cumbre del G20 con su homólogo ruso, Vladimir Putin, por la tensión entre Moscú y Kiev tras la toma rusa de tres buques militares ucranianos.

“Basándome en el hecho de que los barcos y los marineros no han sido devueltos a Ucrania desde Rusia, decidí que sería mejor para todas las partes involucradas cancelar mi reunión previamente programada en Argentina con el presidente Vladimir Putin”, escribió Trump en Twitter, agregando que confía tener “una cumbre significativa” con el líder ruso “tan pronto esta situación se resuelva”.

▶ La cita entre ambos mandatarios era uno de los platos fuertes del menú del evento que se extiende hasta mañana y que celebra los 10 años de existencia de este foro que reúne a economías desarrolladas y emergentes desde 2008.

Pero el agravamiento del conflicto entre Rusia y Ucrania forzó al presidente estadounidense a tomar distancia con Putin, luego de que guardacostas rusos tomaran el control de tres buques de la Marina ucraniana en el mar Negro, cerca de la península ucraniana de Crimea, anexionada por Rusia en 2014, disparando contra ellos y dejando tres heridos entre los marinos a bordo.

Los presidentes estadounidense y ruso se reunieron cuatro veces desde que Trump llegó a la Casa Blanca pero solo una vez durante una cumbre, en Helsinki este julio.

En sus encuentros, ambos mandatarios manifestaron su intención de iniciar una nueva en las relaciones entre Washington y Moscú. Pero la investigación sobre una presunta injerencia de Rusia en la campaña presidencial estadounidense de 2016 provoca mucha crispación en Estados Unidos.

Los líderes de las principales economías del planeta desembarcan en estas horas en Buenos Aires, para asistir a la cumbre, marcada por una guerra comercial entre Estados Unidos y China, las dos mayores economías del planeta.

Es por tanto la reunión entre el presidente estadounidense y su par chino Xi Xinping la que acapara todos los focos.

“Tenemos dos presidentes que tienen una reunión bilateral y esperamos que establezcan los términos de negociaciones futuras”, expresó en Washington a la prensa argentina la titular del FMI, Christine Lagarde, quien abogó además por “un multilateralismo diferente (...) más enfocado en las personas”.

En ese sentido, el tiempo corre para que Estados Unidos incremente nuevamente sus aranceles a las importaciones desde China el 1 de enero y profundice la “guerra comercial”.

Sin embargo, los expertos no esperan que el encuentro Trump-Xi acabe con las tensiones. Estados Unidos hará un gesto comercial significativo cuando en el marco de esta cumbre firme un nuevo tratado comercial con México y Canadá, que reemplaza al NAFTA o TLCAN, rechazado por Trump luego de 24 años de vigencia.

Etiquetas




LO ÚLTIMO



+ -