facebook comscore
Van por agentes de PDI vinculados a secuestro

Van por agentes de PDI vinculados a secuestro

Ciudades miércoles 21 de noviembre de 2018 - 07:57

CARLOS JIMÉNEZ

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México investiga a un grupo de al menos ocho elementos de la Policía de Investigación (PDI) acusados de formar una banda de secuestradores, quienes utilizaron patrullas de la corporación y fingieron un operativo para plagiar a su víctima.

De acuerdo con el expediente CI-FAS/E/U-1/2C/D/993/07-2017, la mayoría de estos elementos están adscritos a la Fiscalía desconcentrada en MiguelHidalgo.

Según la denuncia, le quitaron dos millones de pesos a un empresario hotelero a quien amenazaron con matarlo, al igual que a su esposa.

Con cinta de color negra, los agentes de la PDI le “cambiaron” los números de placas a sus patrullas para evitar que fueran identificadas.

ContraRéplica obtuvo imágenes de una de las unidades policiacas que fue utilizada en el plagio de este hombre.

▶ Una cámara de seguridad la captó el día del secuestro, y el número que se le aprecia a la unidad es el 83189. Sin embargo, los agentes le habían pegado algunas cintas de color negro, pues en realidad el número es 03104.

La cinta la colocaron en medio de los números 0 para formar el 8, y en la parte baja del número 4 para hacerlo pasar por un 9.

Aparte de esa patrulla, los agentes de dicha fiscalía también usaron al menos dos vehículos sin balizar para el plagio. Se trata de las unidades con placas 894ZZU y G97AAF.

Según las indagatorias, además de estar adscritos a la Fiscalía en Miguel Hidalgo, al menos uno de ellos debía estar concentrado en la Jefatura General de la PDI.

De acuerdo con la denuncia interpuesta por la víctima, la tarde en que fue secuestrado, viajaba en su camioneta Suburban acompañado de sus escoltas cuando los agentes fingieron un operativo.

Lo detuvieron en Calzada Legaria, supuestamente para verificar su camioneta y los permisos de armas de sus guardaespaldas.

La realidad es que fue un engaño para bajarlo de su camioneta blindada y llevárselo.

El empresario relató que tras subirlo a una de las patrullas lo trasladaron a una casa en obra negra, la cual aparentemente se encontraba en el Estado de México.

Ahí lo amarraron, lo golpearon y le ordenaron que le llamara por teléfono a su esposa.

Los agentes de la Policía de investigación exigían que les entregara cinco millones de pesos en efectivo. De lo contrario, dijeron, lo matarían.

La víctima le pidió a su esposa que reuniera lo que tenía en distintas cajas fuerte y lo entregara.

Fueron dos millones de pesos los que reunió y una camioneta. Luego de que se realizó el pago, los sujetos lo dejaron en libertad. Dos días después, la Fuerza Antisecuestro (FAS) inició la investigación.

Hasta ahora han podido identificar ya a las patrullas y a alguno de los agentes que participaron en el plagio.

El Ministerio Público trabaja en el expediente del caso para solicitar ordenes de aprehensión y encarcelar a los agentes.