Venezolanos incluyen en su dieta al caballo ante la crisis

Venezolanos incluyen en su dieta al caballo ante la crisis
MARTHA COTORET Y AGENCIAS

Rafael Toro, estudiante de la escuela de veterinaria de la UCV, la más importante de Venezuela, sospechó que algo estaba mal cuando la yegua Miss Congeniality no se asomó a la cerca, como los otros miembros de la pequeña manada del centro. Para su sorpresa, Toro descubrió la piel del animal y sus huesos desmembrados escondidos entre los árboles en el pasto de una esquina del recinto universitario de la ciudad de Maracay.

Durante la noche, los ladrones saltaron la cerca, mataron al caballo y se llevaron su carne, bien para venderla o para alimentar a sus familias. El asesinato no es un incidente aislado. Ante el colapso económico y una inflación acumulada que supera el 800 mil por ciento en el último año en la que en su día fuera una próspera nación petrolera, los venezolanos tienen problemas para comprar los escasos alimentos disponibles.

La carne de un caballo adulto podría alcanzar mil 400 dólares en el mercado, lo que convierte su venta en un negocio lucrativo en un país donde el salario mínimo mensual de un trabajador está por debajo de los 10 dólares, según la tasa utilizada en el mercado negro.

Meses antes de la desaparición de Miss Congeniality, los ladrones mataron a dos caballos que habían sido donados a la universidad y estaban en cuarentena en un pasto cercano, explicó Toro.

Desde finales de 2016, siete vacas, incluyendo un valioso toro que era el centro del programa de reproducción del centro, fueron sacrificados por banLA MALNUTRICIÓN MÁS ALTA EN 15 AÑOS LA FALTA de alimentos saludables y balanceados en la dieta venezolana se ve reflejada en los índices de desnutrición. 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016 2017 didos que se cuelan en el campus aprovechando la noche.

Tradicionalmente, los venezolanos han sentido repulsión ante la idea de comer carne de caballo, o de otros animales exóticos como la iguana o el perro, lo que hace que los recientes acontecimientos sean especialmente inquietantes, señalan los maestros, que sospechan que los clientes compran el producto a sus carniceros pensando que es carne de res.

Medios locales han reportado el consumo de iguanas, perros y hasta basura ante la profunda crisis humanitaria que atraviesa la nación sudamericana. En Venezuela 3.7 millones de ciudadanos (11.7 por ciento de su población) son desnutridos. Entre el 2014-2017 se registró el mayor incrementó del hambre en Venezuela con 600 mil personas subalimentadas, reportó ayer la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en su estudio Panorama de la seguridad alimentaria y nutricional en América Latina y el Caribe 2018.

“La crisis alimentaria y el hambre en Venezuela ha ocasionado la muerte de cientos de niños y ancianos, incluso hay casos de muerte por comer comida de la basura”, denunció ayer el diputado opositor Carlos Paparoni.

“Son cifras alarmantes, el venezolano cada día consume menos proteínas. Maduro está matando al pueblo de hambre”, detalló el legislador.


LO ÚLTIMO



+ -