laopcionnota
¿Guatepeor?

¿Guatepeor?

Columnas martes 06 de agosto de 2019 - 03:28


Es bastante conocido el dicho popular, que juega con el nombre del país centroamericano, pasaste de Guatemala a Guatepeor. En no pocas ocasiones de la vida social en América Latina se ha utilizado para dejar en evidencia el retroceso que puede vivirse.

Guatemala tendrá un nuevo presidente o presidenta el venidero 11 de agosto. Nuevo en el sentido de que será recién electo. Pero en la práctica el país centroamericano escogerá, en esta segunda vuelta, entre dos viejos conocidos de la política tradicional.

El regreso a las figuras conocidas, tras el estruendoso fracaso del comediante Jimmy Morales como jefe de Estado.

El tema de la lucha contra la corrupción, según prometen Sandra Torres de la Unidad Nacional de la Esperanza y Alejandro Giammattei de Vamos por una Guatemala Diferente, ya no será un asunto en el que tenga injerencia Naciones Unidas, sino que será combatida con comisiones nacionales, según las promesas que ambos hacen por separado.

Y este es un asunto central, sin duda. La decisión de Morales de acabar con la presencia en el país de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), hace exactamente un año, dejó en evidencia que justamente desde dicha instancia se estaba poniendo el dedo en la llaga. Tan en la llaga que el propio Morales y su familia aparecíaninvolucrados en diversos casos.

La tabla de salvación de Morales ha estado en la Corte Suprema de Justicia que ha dejado sin efecto los pedidos de antejuicios contra el presidente.

Y el caso de Morales evidencia justamente la necesidad de una depuración de los poderes en Guatemala, que difícilmente se podrá hacer sin el acompañamiento internacional, ya que si se habla de que la corrupción ha penetrado en los distintos poderes, no puede entonces pensarse que desde allí se le pondrá coto.

La salida de la CICIG, que tuvo tanta resonancia internacional, fue un asunto al que se le bajó el tono en el discurso de los dos candidatos que pasaron al balotaje, luego de una primera vuelta el 16 de junio; ninguno de los 19 candidatos sacó más del 51 por ciento de los votos. Esto tal vez sea una señal de los tiempos por venir.

El “de eso no se habla” a fin de cuentas no acaba con el problema, muy por el contrario puede ser un terreno fértil para su expansión.

No habrá, al parecer grandes diferencias entre si gana uno u otro, salvo en el protocolo ya que deberá hablarse de presidenta si gana Sandra Torres. Pero en el fondo de las cosas no se vislumbra un gran cambio en el Guatemala.

Siempre cabrá preguntarse si no irán a Guatepeor. Y esto tiene mucha relevancia ya que la campaña electoral ha contado con un ingrediente inesperado: las presiones de Donald Trump hicieron efecto: las personas que quieran solicitar refugio o asilo en Estados Unidos y que hayan pasado por Guatemala deberán hacerlo en este país. Amanecerá y veremos.

Periodista e investigador de la Universidad
Católica Andrés Bello, en Caracas.@infocracia


Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas

¿Y Michoacán apá?Columnas
2019-08-23 - 03:26
IngresosColumnas
2019-08-23 - 03:18
Línea 13Columnas
2019-08-23 - 03:16
Mujeres LibresColumnas
2019-08-23 - 03:13
Pobreza, hambre y miedoColumnas
2019-08-23 - 03:10

+-