facebook comscore
Alerta Amber, un engaño de búsqueda de niños: expertos 

Alerta Amber, un engaño de búsqueda de niños: expertos 

Nación viernes 21 de febrero de 2020 - 00:00

Por Luis Carlos Rodríguez
nacion@contrareplica.mx

La Alerta Amber se convirtió en un engaño, en un timo para la ciudadanía ante la grave epidemia del robo y desaparición de niñas y niños en México, ya que no es un protocolo de búsqueda, sino solo es un pedido de auxilio al público en general, pero eso no significa que se esté buscando a los niños por parte de las autoridades federales, estatales y municipales.
Aseveraron a ContraRéplica expertos en seguridad y en derechos de la infancia, quienes destacaron que a diferencia de otros países, como Estados Unidos, donde la Alerta Amber sí funciona correctamente, con protocolos de búsqueda e investigación inmediata, en México la misma está atada a intereses políticos, tarda hasta varios días en activarse y ha sido usada como pretexto para ocultar la ineficiencia y burocracia de las fiscalías estatales y de la Ciudad de México ante el robo de menores, como en el caso de la niña Fátima.
El director ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), Juan Martín Pérez García, dijo que la Alerta Amber en México es un “engaño, un timo” porque todos creen que al emitirla se está buscando a los niños desaparecidos.
“Es sólo un pedido de auxilio, es como salir a gritar a la calle que se robaron un menor, un llamado a misa, pero no es un mecanismo o un protocolo de búsqueda. No hay estrategia en patrones de desaparición, registro de llamadas, de cámaras. Es un engaño nacional”, declara.
“Estamos ante una pandemia nacional de la desaparición de menores, sobre todo de niñas y adolescentes de 14 a 17 años. Desde 2012 a la fecha han desaparecido 11 mil infantes y frente a ello la operación de la Alerta es discrecional en cada estado y en muchos casos se retrasa horas, días o no se emite por razones políticas o para no afectar la imagen de funcionarios o gobernadores”, agrega.
Expuso que en el primer año del Gobierno federal, del 1 de diciembre de 2018 al 31 de diciembre del 2019, se registraron 2 mil 720 desapariciones de menores, es decir, siete al día: “El gobierno dice que aparecieron mil, pero no aclara si vivos o muertos. Lo grave es que no hay una estrategia, un programa nacional de búsqueda, de prevención”.
Por ejemplo, el Estado de México, que aglutina el 25 por ciento de las desapariciones de menores en el país, es la entidad que menos alertas emite. Lo que muestra que se buscan ocultar los casos, refiere.
Recordó que la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición cometida por Particulares, incluye un capítulo sobre menores que se logró incluir y en donde se dice que la búsqueda es inmediata y no requiere carpeta de investigación.
También dice que debe haber un protocolo único de búsqueda en el país, que sin importar la ciudad o el estado, cuando desparezca un menor, se puedan verificar los actos de la autoridad. Eso no existe en la actualidad, afirma.
El especialista indicó que el caso de Fátima y el de cientos de niñas que han desaparecido en los últimos meses evidencian el fracaso de la Alerta, pero también la burocracia de los ministerios públicos, de las fiscalías, en este caso de la Ciudad de México, que enviaron a la familia desde Tláhuac hasta Azcapozalco a levantar la carpeta de investigación, con lo que se perdieron horas valiosas.
Incluso los padres fueron los que consiguieron las grabaciones que se difundieron. “Es decir, no hay protocolos de búsqueda hasta que las víctimas son asesinadas”.
Por su parte, Guillermo Alberto Hidalgo, exrector de la Universidad de la Policía de la CDMX y experto en seguridad, expuso que la Alerta funcionó bien al principio porque había empatía de la gente con el problema del robo de niños, pero después ha derivó en un manoseo político su operación, en donde en ocasiones su emisión está condicionada en no afectar la imagen de gobernantes o políticos.
“Vemos el caso de la pequeña Fátima, donde es evidente que ni la Alerta Amber, pero sobre todo la Fiscalía de la Ciudad de México, ni los Ministerios Públicos funcionaron correctamente”, dijo el actual director del Instituto de Formación Policial del Estado de Hidalgo.
“Desgraciadamente mientras la agenda de seguridad esté conectada a la agenda política, la Alerta Amber no va a funcionar. Son protocolos, programas, que en otros países como Estados Unidos paralizan la actividad en una plaza comercial, en un condado, en un aeropuerto, se detienen autopistas, investigan desde el primer minuto que los padres hacen la denuncia a cualquier policía, sin la burocracia que existe en México”.
Dijo que desafortunadamente se quiere reemplazar con la Alerta Amber la ineptitud de las fiscalías, de los ministerios públicos, de las policías de investigación. Además, siempre la autoridad en México busca retrasar la difusión de la Alerta Amber, cuando se pierde un niño, se lo roban o lo secuestran, diciendo “espérense porque nos puede pegar mediáticamente. Es lamentable esa actitud, sobre todo cuando hay vidas de por medio como fue el caso de Fátima”.
La Cámara de Diputados mantiene en la “congeladora” desde hace nueve años una iniciativa que busca hacer más eficaz la Alerta Amber, ya que desde 2011 se acusaba que dicho protocolo no era eficiente para localizar a los menores secuestrados o extraviados y respondía más a fines “mediáticos”.
El entonces diputado federal del PRI, Arturo Zamora Jiménez, propuso en 2011 una reforma para que dicho protocolo pueda aplicarse con eficacia. En junio pasado, el PT en el Senado exhortó a la FGR y a procuradurías y fiscalías estatales y de la CDMX a homologar su aplicación oportuna en todo el país.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -