facebook comscore
El cumpleaños de doña Mary la llevó al hospital

El cumpleaños de doña Mary la llevó al hospital

Nación jueves 24 de diciembre de 2020 - 01:26

Martín Rodríguez

Una fiesta sorpresa para celebrar el cumpleaños de doña Mary puede convertirse en una tragedia para ella, su esposo y su familia. Se asoman al abismo quienes deciden reunirse con sus seres queridos en esta hora que la pandemia por Covid-19 que sigue enlutando muchos hogares de la Ciudad de México, el país y gran parte del mundo.

Doña Mary de 69 años, quien padece hipertensión y don Toño, con 74 años a cuestas, 20 de ellos con diabetes, siguieron a pie juntillas las recomendaciones de las autoridades sanitarias para evitar contagiarse del virus: se resguardaron en casa y siguieron las demás recomendaciones sanitarias como: mantener sana distancia, lavado frecuente de manos o uso de gel alcohol y, en particular, el uso de cubrebocas en espacios cerrados o para salir de compras.

Sin embargo, un descuido de sus familiares los llevó al hospital: por querer brindarles una alegría pasajera corren el riesgo de que reciban la extremaunción.
Inclusive la pareja, casada desde hace 46 años, aprendió a usar un teléfono inteligente para hacer sus compras y, en particular para estar en comunicación con sus seres queridos mediante videollamadas.

Todo iba muy bien hasta que a mediados de noviembre, recibieron una gran sorpresa, su hija, yerno y dos nietos los visitaron pues el 19 de ese mes doña Mary cumplía precisamente sus 69 primaveras y su familia no quería que tuviera un triste festejo.

Al llegar al departamento de sus padres, Valeria les comentó que ninguno de ellos había presentado síntomas, es más, ni su esposo Adrián, quien debido a su labor trabaja de manera presencial en una empresa privada, y por esos decidieron llevarle un pastel.

Esa tarde, se olvidaron los ocho meses separados. La reunión dio pie nuevamente a los abrazos y doña Mary accedió convivir con sus nietos. Fueron un par de horas de alegría.

Sin embargo, la felicidad de Valeria se acabó ocho días después, al recibir una llamada. Se trataba de una vecina la cual le informó que se habían llevado al hospital a sus papás porque habían enfermado de gravedad.
Con desesperación, la mujer empezó a buscar a qué nosocomio fueron trasladados.

Su madre estaba en uno al sur de la ciudad y su padre al poniente, habían sido separados y llevados adonde había disponibilidad de camas.
Ahora venía una decisión difícil, ¿con quién ir primero?, y claro, fue a ver a su madre.

Al llegar le comentaron que sus nivel de saturación era de 87 y continuaba bajando de manera alarmante por lo que era muy probable que debiera ser intubada, así que se estaba buscado la cama con ventilador que necesitaba.

Mientras Adrián llegaba a ver cuál era el estado de salud de don Toño. Al llegar se le revisó la temperatura y estuvo normal, pero los trabajadores de la salud que realizan las inspecciones de los familiares antes de entrar al área Covid, notaron que se agarraba la garganta y le pidieron salir de la fila.

Le hicieron algunas preguntas y decidieron aislarlo. Al realizarle la prueba rápida de antígeno, resultó positivo. Se comunicó con su esposa y le pidió que se practicara una prueba ella y sus hijos pues era muy probable que tuvieran Covid-19.

Lamentablemente así fue, y se les mandó aislar. Ahora, Valeria sólo podía seguir la evolución de sus padres por teléfono, y hasta hoy no es halagüeña.

Aunque es muy difícil saber cómo se contagiaron, todo indica que Adrián, por seguir en la calle, puedo haber contraído el virus y lo transmitió en la reunión de cumpleaños de doña Mary.

Por ello y ante la saturación hospitalaria en la CDMX las autoridades recomiendan que no obstante las ganas que se tengan de reunirse con familiares y más con personas mayores no es recomendable las visitas a los padres, abuelos, bisabuelos… pues pertenecen a los grupos de población vulnerables, susceptibles de mayor riesgo de contagio y de defunción. El cuadro de estas personas se agrava si además padecen de alguna comorbilidad. (Con información de la Sedesa).


Síguenos también en Google Noticias de ContraRéplica para estar informado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

A/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -