facebook comscore
Productos de limpieza y desinfección contaminan más que emisiones vehiculares

Productos de limpieza y desinfección contaminan más que emisiones vehiculares

Nación lunes 06 de septiembre de 2021 -

Por Vanessa Díaz

Siete de septiembre Día Internacional del Aire Limpio por un cielo azul

Óscar Peralta Rosales, investigador del Centro de Ciencias de la Atmósfera (CCA) de la UNAM, explicó que, los contaminantes vehiculares en el aire se redujeron en el último año, pero fueron reemplazados por solventes y derivados orgánicos provenientes de productos de limpieza y desinfección, los cuales reaccionan con el aire, generando casi la misma cantidad de ozono que antes de la emergencia sanitaria.

El especialista de Ciencias Ambientales precisó que, a partir de la disminución de la circulación de vehículos, el 7 de septiembre, con motivo del Día Internacional del Aire Limpio por un cielo azul, se redujeron sus emisiones, al igual que las industrias y gases contaminantes.

Esas emisiones, en términos de química, fueron reemplazados por los compuestos orgánicos. 

En 2020 la Asamblea General de las Naciones Unidas estableció el 7 de septiembre como el Día Internacional del Aire Limpio por un cielo azul, gracias al interés de la comunidad internacional por aumentar los esfuerzos para mejorar la calidad del aire y proteger la salud humana.

A través de su sitio de internet, la ONU informó que el lema de este año es “Aire saludable, planeta saludable” y enfatiza los efectos de la contaminación del aire en la salud, particularmente durante la pandemia de la COVID-19.

En lo que va de 2021 no se han registrado numerosas contingencias, Peralta Rosales detalló que el año pasado se elaboró un estudio que evidenció la reducción de las emisiones contaminantes de vehículos e industrias.

¿De dónde provienen estos compuestos orgánicos? De los limpiadores de pisos y objetos, geles que contienen alcohol que actualmente se usan en altos volúmenes, los cuales son volátiles y por lo tanto van al aire donde reaccionan con compuestos como los óxidos de nitrógeno, con ayuda de la luz solar y acaban formando ozono en la ciudad.

Desde hace tiempo el ozono ha sido utilizado como una métrica para medir la calidad del aire, por lo que es difícil determinar qué pasará ahora que han regresado las actividades escolares y más automóviles circulan. Probablemente, estimó el investigador, se llegue a un nuevo equilibrio de reacciones.

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios detalla en su sitio de internet que el ozono generado a nivel de suelo (y no debe ser confundido con la capa de ozono en la atmósfera superior) es uno de los principales componentes de la niebla tóxica y, en exceso, causa problemas respiratorios, provoca asma, reduce la función pulmonar y da origen a problemas pulmonares.

Debido al factor aire o viento los contaminantes tienden a dispersarse y transportarse hacia otras entidades, por ejemplo, un estudio de Peralta Rosales encontró que contaminantes de Toluca suelen llegar a la Ciudad de México en cierta temporada del año, mientras que los generados aquí pueden desplazarse hasta Estados Unidos.

El investigador, enfatizó que es posible tener cielos limpios, reduciendo las emisiones de los vehículos automotores, de las casas, fábricas, incrementar las áreas verdes, controlar la invasión de predios, recuperar zonas de recargas de acuíferos, mejorar el transporte público, aumentar las ciclovías. En conjunto, trabajando de forma coordinada, podemos mejorar significativamente la calidad del aire, finalizó Peralta Rosales. 

El experto en Ciencias Atmosféricas, dijo que los cambios en las urbes surgen de forma lenta pero constante, y no siempre bajo los mejores patrones de desarrollo, ocurren paulatinamente. A futuro, la mayor parte de la población mexicana vivirá en metrópolis, de ahí que es importante planearlas.

Durante la conferencia “Riesgo Climático en ambientes urbanos”, señaló que en el caso de la capital mexicana la mancha urbana sigue en aumento lo que implica el desarrollo de zonas habitacionales atomizadas que generan islas de calor urbanas, las cuales provocan presencia de aire más caliente en ciertas zonas.

Expuso que el calentamiento atmosférico se manifiesta en la presencia de mayor número de olas de calor que puede ser perjudiciales para la salud, una condición de peligro en el caso de la Ciudad de México.

Imagen: Cuartoscuro

No te pierdas la noticias más relevantes en spotify

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

FR/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -