facebook comscore
Desde la cultura pop, la pintura, el cine y el arte reanalizan el significado de la luna

Desde la cultura pop, la pintura, el cine y el arte reanalizan el significado de la luna

Entornos martes 20 de agosto de 2019 - 04:43

POR MARTHA ROJAS

“Decía Hegel que en todas las cosas hay una parte negativa que no necesariamente es mala. Él tuvo planteamientos en el siglo XIX, que se podían explicar desde la física, la política, la biología y que definieron esa forma de comprender lo que no ves. La negatividad es lo que te da un equilibrio, un contraste. Es el caso de la Luna, que le da un contrapeso a la fuerza centrípeta y centrifuga de la Tierra”, explica a ContraRéplica, el editor en jefe de Ediciones Akal, Jorge Betanzos en relación a Luna. Arte, ciencia y cultura, una monografía transversal y artística en la que se analiza el papel del astro en la literatura, la religión, las astronomía, la moda y hasta su influencia en la cultura pop.

El libro Luna (Ediciones Akal, 2019) es un esplendoroso tomo ilustrado de 235 páginas, realizado por el astrónomo Robert Massey y curado por la historiadora Alexandra Loske. En él se analiza con una perspectiva casi monográfica la influencia que el satélite natural ha tenido en la historia de la humanidad, incluso si su presencia se asume como dada.

La música, la literatura, la pintura romántica, el cine, la fotografía o las religiones, pasando por la moda, la publicidad o la misma carrera espacial emprendida por la Unión Soviética y los Estados Unidos en los años 60, han sido marcadas por ese astro cuya superficie sólo abarca una cuarta parte de la Tierra, pero que nos ha cautivado por milenios.

“Queríamos hacer una monografía ilustrativa que el lector pudiera comprender. Versamos algunos textos medievales y de la Edad de Hierro, incluso hay imágenes inéditas que se incluyeron para que el lector pudiera disfrutarlas. Desde hace más de 400 millones de años la Luna mantiene una relación simbiótica con la Tierra, aún si no la percibimos, algo de lo que Hegel hablaba”, agregó el editor.

El libro según explicó Betanzos tardó cinco años en ser publicado debido al esfuerzo que representó compilar las ilustraciones, fotografías y textos que lo acompañan. Algunas de las imágenes reunidas por Loske son inéditas y datan de la época de la carrera espacial, de la que finalmente salió triunfador Estados Unidos, cuando el 16 de julio de 1969, ante la mirada estupefacta de 125 millones de espectadores de TV, lanzó al espacio el Apolo 11, logrando el primer aterrizaje lunar humano un día después.

“Hemos podido conocer algunos textos de manuscritos inéditos. El libro, que no tiene un orden cronológico, atraviesa una semblanza de lo que ha significado la Luna en la historia de la humanidad; progresivamente avanza a cómo fue percibida en la década de los 60 del siglo XX. Alejandra Loske visitó los archivos gráficos y tiene contactos que le facilitaron la propiedad de imágenes que retratan la carrera espacial. Algunas de esas imágenes fueron muy difíciles de digitalizar, pero muestran con gran detalle la carrera que Rusia y Estados Unidos emprendieron por la conquista del espacio”, detalló el editor.

La calidad del papel, las impresiones, el tipo de fotografía e incluso la tipografía con la que se realizó el tomo, dan cuenta del esfuerzo que algunas editoriales como Akal realizan para que los libros sean valorados por el público no especializado, aún si su plazo de rentabilidad se alarga a dos o cuatro años.

“A veces consideramos que nuestro mayor esfuerzo debería estar enfocado a las bibliotecas, en donde los libros están verdaderamente vivos y son consultados a diario por las personas, pero también hacemos un esfuerzo por tener el mejor papel, las mejores fotografías y que así, de alguna manera, la gente deseé tenerlos, palparlos y disfrutarlos. Creo en que el destino del libro es unipresente, en las bibliotecas, las librerías y los lectores, que se transforman un poco cada vez que los leen.

“No creo que el impreso desaparezca. Ya pasaron dos décadas desde que llegó el eBook. Vivimos una crisis permanente, pero es como siempre, supongo que así fue con Gutenberg. El libro y el eBook cumplen dos funciones distintas. Lo digital te permite encontrar fácilmente ciertas cosas, citas, fuentes o palabras y lo impreso te permite comprender un formato global. Es como cuando vas a un restaurante y te gusta una canción. Regresas y buscas el título de las pistas, pero cuando deseas comprender al artista buscas el disco completo”, precisó Betanzos.

Jorge Betanzos lleva una década editando libros, comprometido con la labor del editor que asume como un vehículo que debe orientar el talento creativo del otro. Ahora funge como cabeza de la Ediciones Akal en México. Una editorial, que asegura, está comprometida con el pensamiento crítico y la calidad.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

IM/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Superventas de GB hacen gira contra el Brexit Entornos
2019-11-19 - 01:12
+ -