facebook comscore
Emilio Lozoya: el Golden Boy de Peña y su árbol genealógico en Odebrecht

Emilio Lozoya: el Golden Boy de Peña y su árbol genealógico en Odebrecht

Nación miércoles 12 de febrero de 2020 - 22:13

Por Luis Carlos Rodríguez González

Elegante, refinado en su trato, con una maestría en Harvard y dos carreras universitarias, descendiente de políticos de extracción priísta y muy cercano al presidente Enrique Peña Nieto y a Luis Videgaray, Emilio Lozoya Austin fue el “Golden Boy” del sexenio peñista por su meteórica carrera por organismos financieros nacionales e internacionales como el Banco de México, el Banco Interamericano de Desarrollo y por su aportación a la campaña electoral presidencial del PRI en el 2012.

Nacido en Chihuahua, el 28 de diciembre de 1974, nieto de un médico militar y ex gobernador de la entidad, Jesús Lozoya Solís, el ex director general del Pemex y hoy detenido en Málaga España, acusado de operaciones con recursos de procedencia ilícita y cohecho, derivado del caso Odebrecht y la compra de una planta de hidrogenados, no enfrentará solo este caso, ya que su madre y ,hermana han sido relacionadas con algunos delitos. Su esposa buscó un amparo para no ser detenida.

Lejos del glamour, de los trajes de diseñador, de las portadas de revista de sociales y de la política, este miércoles Emilio Lozoya, quien fuera director de Petróleos Mexicanos de 2012 a 2018, fue arrestado en Málaga, enfundando un pantalón y playera tipo polo negros, chaleco verde, tenis y lentes oscuros, fue esposado por la Policía Nacional. Agazapado está su círculo cercano como los Peña, los Nuño, los Videgaray, los Romero Deschamps, los Froylan García y los Patricio Ballados.

Con una maestría en Harvard, estudios en Alemania, economista por el ITAM y abogado por la UNAM, con participaciones en el Foro Económico Mundial, donde fue reconocido como Líder Joven Global, pero sobre todo el peso de su árbol genealógico, hijo del ex director del ISSSTE y exsecretario de Energía, Minas e Industria Paraestatal en el sexenio, Emilio Lozoya Thalmman, quien fincó una amistad con Carlos Salinas de Gortari en sus tiempos de estudiante, fueron la catapulta a las grandes ligas del hoy detenido.

Previo a ello se preparó para amasar su actual fortuna inmobiliaria y económica, pero también su desenlace y detención en España. Fundó entre 2009 a 2012 varias empresas de fondos de inversión, especializados en inversiones de capital privado a nivel global en diversas industrias, que incluyen reestructuraciones de deuda y transacciones internacionales.

En la campaña electoral de Enrique Peña Nieto, Emilio Lozoya Austin, fue nombrado coordinador de Vinculación Internacional, ello gracias a su amistad con el coordinador de campaña y a la postre secretario de Hacienda y canciller, Luis Videgaray.

En los cuernos de la luna, cuando la familia revolucionaria le rendía pleitesía, el joven político fue catalogado por la revista Poder como uno de los 100 mexicanos de mayor influencia y la Revista Expansión como uno de los 30 líderes mexicanos más destacados.

Durante los seis años de su paso por Pemex, los rumores, las denuncias, las evidencias de casos de corrupción aumentaron. Nada prospero en la entonces PGR. El escándalo mundial de corrupción y sobornos de la empresa brasileña Odebrecht y su tentáculos en México quedaron archivados. No fue el único caso, decenas se acumularon en la burocracia peñista. Una de las denuncias fue de accionistas de la empresa Oro Negro.

El caso evidenció el cobro de Lozoya y sus cercanos en Pemex para la asignación de contratos a empresas privadas. Para tener una reunión de pocos minutos con el director de la paraestatal se cobraba entre 900,000 y 1.9 millones de pesos. Si le pagaban fluía la asignación de los contratos.

Su talón de Aquiles fue tal vez su afición a la buena vida y las residencias de lujo regadas por el mundo, ya que el “Golden Boy” del sexenio de Peña Nieto fue evidenciado en julio de 2019 por Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, por ostentar inmuebles en Nueva York y Ginebra, Suiza. Otras más en el fraccionamiento Lomas de Bezares y en Las Lomas, en la Ciudad de México y una mansión en Ixtapa.

La madre del ex director de Pemex es Gilda Austin, detenida y extraditada desde Alemania, actualmente está bajo arresto domiciliario, ello luego de que un juez la vinculó a proceso en noviembre del 2019 por los delitos de lavado de dinero y asociación delictuosa.

Su hermana, Gilda Susana Lozoya Austin, también es investigada por la FGR. En las mismas fechas y acusaciones de la detención de su madre. Ella tramitó un amparo contra una orden de aprehensión. El recurso le fue negado, pero ella no está aún detenida.

Emilio Ricardo Lozoya Austin, el ex poderoso director de Pemex, está casado con Marielle Helene Eckes, de origen alemán y proveniente de la familia fundadora de Eckes Granini Deutschland, que se promociona como "el proveedor líder de zumos y bebidas de frutas en Europa".

Se casaron en 2016 y en el año pasado -2019-, la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, que encabeza Santiago Nieto, congeló las cuentas de la esposa de Lozoya.

El 30 de mayo del 2019, un juez federal de la capital del país, concedió un amparo para que Marielle Helene Eckes no fuera detenida. Sin embargo, el 11 de junio negó la suspensión definitiva, por lo que la esposa de Emilio Lozoya puede ser detenida en caso de que exista una orden de aprehensión.

Imagen: cuartoscuro

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

AP/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -