facebook comscore
Los migrantes tuvieron que cambiar de giro de trabajo por la pandemia

Los migrantes tuvieron que cambiar de giro de trabajo por la pandemia

Nación lunes 14 de diciembre de 2020 - 00:48

Por Luis Carlos Rodríguez G.

“Los paisanos que estamos acá en Nueva York o en cualquier lugar de Estados Unidos, no tenemos otra opción que chingarle al trabajo en medio de la pandemia. Que nadie presuma nuestras remesas cuando está en juego nuestra salud, nuestra vida”, dijo Saúl Quitzet, migrante mexicano.

En entrevista con ContraRéplica, expuso que las históricas remesas que se espera en 2020 rebasarán los 40 mil millones de dólares y de las que presume el presidente Andrés Manuel López Obrador tiene su origen en que cientos de miles o millones de mexicanos, sobre todo indocumentados, cambiaron sus trabajos en restaurantes como meseros, cocineros e incluso chefs, para laborar en la construcción o como trabajadores de limpieza en hospitales.

“Yo en mi caso no deje de mandar mensualmente los 600 dólares a mis padres que viven en Metlatónoc, Guerrero —uno de los municipios más pobres del país— porque si acá la pasamos mal en la pandemia, con desempleo, con adeudos en el pago de la renta, en México mi familia no tiene ningún tipo de apoyo del gobierno”, apuntó el migrante indígena.

Al respecto, el excónsul de México en Seattle y especialista en materia migratoria, Edmundo Ramírez Martínez, comentó que este “histórico” aumento en las remesas tiene su origen en que, durante la pandemia, millones de mexicanos que trabajan en Estados Unidos fueron considerados “esenciales” y por ende contratados en los campos agrícolas y en la industria de la construcción.

“El tema de la agricultura no paró actividades en Estados Unidos, incluso se incrementó la mano de obra durante la pandemia y la población que fue ocupada fueron mayoritariamente los mexicanos, muchos que trabajan en el sector servicios, en restaurantes, en hoteles y que, por necesidad, para sobrevivir se contrataron como jornaleros agrícolas o albañiles”, detalló.

Dijo que hubo desempleo de la mano de obra calificada durante la pandemia, pero no ocurrió así en el sector agrícola, ni en la construcción, donde trabaja un porcentaje importante de los 5 millones de indocumentados mexicanos y otro porcentaje similar con residencia.

“La construcción estos 2020 dos escenarios dos escenarios que no se veían desde la recesión. El primer se contrajo fuertemente, pero a partir del segundo semestre se incrementó. Después de julio se registró un incremento importante en el envío de remesas, porque gran parte de quienes se ocupan en ese sector son mexicanos”, dijo.

Respecto al sector agrícola dijo que nunca bajó en su actividad y por el contrario se incrementaron los trabajadores agrícolas. “El Departamento de Estado y el Departamento del Trabajo hicieron una campaña muy fuerte desde el inicio de la pandemia para enrolar mexicanos en los campos de cultivo, en las granjas y los consideraron ‘esenciales’, les dieron visas temporales y contratos por seis meses, porque requerían mano de obra para alimentar al país.

“La tercera parte de los trabajadores del sector servicios en Estados Unidos, de origen mexicano o mexicanos, de acuerdo con datos de organizaciones de paisanos en ese país, se fueron durante la pandemia al sector de la construcción y la agricultura.

De ellos, 90 por ciento a los campos agrícolas y mayoritariamente mujeres; es decir, a laborar no en las grandes ciudades, sino en los suburbios y zonas rurales donde no hay bancos cercanos para ahorrar, por eso no guardaron o ahorraron dinero, sino que lo enviaron a sus familias en México”.

“Todo ello a costa de la salud, de la vida de los jornaleros agrícolas mexicanos. Contratos de seis meses, porque muchos que se contagiaron de Covid-19 fueron deportados como piezas de repuesto, sin ningún tipo de seguridad social o seguros de salud. Eso no dice cuando se habla del aumento histórico de las remesas”, apuntó el experto en migración.

En julio, en plena pandemia, un centenar de jornaleros migrantes originarios de México dieron positivo a la prueba de Covid-19 en un campo agrícola de Oxnard en el condado de Ventura, California. La mayoría con visas temporales, otros sin documentos. Un porcentaje fueron deportados sin recibir atención médica, denunciaron organizaciones de migrantes en California.

Edmundo Ramírez, indicó que el sector de la población más afectado, más vulnerable por la pandemia en Estados Unidos es la hispana y en especial la mexicana, que es la mayoría.


Síguenos también en Google Noticias de ContraRéplica para estar informado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

JG/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Y Twitter se defendió Nación
2021-01-21 - 01:09
AMLO liga a director de Twitter con el PAN Nación
2021-01-21 - 01:08
Quien se haya portado mal que pague: Sedena Nación
2021-01-21 - 01:03
+ -