facebook comscore
Muere a los 100 años el provocador de la ciencia Mario Bunge

Muere a los 100 años el provocador de la ciencia Mario Bunge

Entornos miércoles 26 de febrero de 2020 - 00:00

Por Mario Bravo/ Notimex

Una pregunta ha recorrido la historia de la humanidad: ¿cuál es el sentido de la vida? Algunos seres humanos parecieran predestinados y durante su andar por el mundo derrochan virtudes, talentos y belleza en sus distintas manifestaciones; otros, parecieran nacer ya con sus biografías escritas y se dedican a sufrir y penar; hay quienes transitan la existencia en tonalidades grises, casi apagadas, sin dosis de pasión; otros, viven poco tiempo (apenas unos cuantos minutos u horas); los hay quienes intentan pasar a la historia pero tal entidad no les abre la puerta; algunos son pacificadores, otros beligerantes, algunos —como diría Antonio Gramsci— se asientan en ser indiferentes. Y unos cuantos pertenecen, me parece, al género de los provocadores: ahí se inscribe la trayectoria profesional de Mario Bunge.
Mario Augusto Bunge (Florida Oeste, Provincia de Buenos Aires; 21 de septiembre de 1919) físico, filósofo y epistemólogo, reconocido en el ámbito de las ciencias por sus estudios y aportaciones de método científico murió ayer a los 100 años en Montreal, lugar en el que residió desde la década de los 50.
El merecedor del Premio Príncipe de Asturias 1982, dedicó gran parte de su existencia a producir pensamiento en dos grandes rutas: por un lado, construyó su edificio teórico-epistemológico desde el cual enseñó y escribió un sinfín de libros y artículos científicos; por otra parte fue un provocador, que lanzó dardos lo mismo en contra del marxismo que del psicoanálisis, granjeándose adversarios en distintos países del planeta.
El pensamiento de Bunge es un universo en sí mismo. Ya sea que estemos a favor o en contra de sus teorizaciones.
¿Pero cómo intentar una aproximación al pensamiento de Bunge cuando él mismo declaró abierta batalla en contra del marxismo, el psicoanálisis, los existencialistas y hasta en detrimento de los pensadores posmodernos? Quizás habría que escribir y vivir cien años para encarar tan compleja empresa
Más allá del interés puro del conocimiento científico, Bunge avanzó hasta el punto de reunir ciencia y filosofía para descifrar el método seguido para alcanzar los saberes de las ciencias, conjuntando elementos como teoría y experiencia.
Su interés en el método científico se centra en el propio procedimiento que siguen quienes se dedican a esa profesión, no tanto a la historia de la ciencia, como lo han hecho otros autores.
Fue un prolífico difusor del conocimiento científico y filosófico, llegando a publicad más de 40 libros y alrededor de medio millar de artículos en esas disciplinas y en una docena de idiomas.
Así, es reconocido como su principal libro en la primera disciplina Fundamentos de la Física, publicado en 1967, y para el segundo caso se tiene a su obra monumental Tratado de Filosofía Básica, cuyos ocho tomos salieron a la luz entre 1974 y 1989.


Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -