facebook comscore
Por inseguridad, aumenta el uso de apps para pedir alimentos

Por inseguridad, aumenta el uso de apps para pedir alimentos

Nación lunes 10 de febrero de 2020 - 00:00

Por Osvaldo Córdova
nacion@contrareplica.mx
Son las 14:00 horas de la tarde, las bicicletas y motos comienzan a llegar al estacionamiento del centro comercial Patio Jardín. Es un día frío, el día perfecto para pedir comida a domicilio. Allí, los conductores esperan que vibre su celular para subir por los pedidos que preparan los restaurantes afiliados a alguna de las apps de reparto de comida.
Esta escena se ha vuelto cotidiana desde hace siete años. México ha visto una invasión de jóvenes, principalmente, en bicis y motos que se distinguen gracias a las mochilas de Uber Eats, DiDi Food y SinDelantal responsables de alimentar a miles de usuarios del delivery food.
Los productos de moda (ropa y calzado) con 77 por ciento y comida a domicilio con 67 por ciento son las categorías que más compran e-shoppers, los usuarios, quienes en 94 por ciento de los casos lo hicieron a través de un a smartphone, de acuerdo con cifras de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO).
La entrega a domicilio (58 por ciento) y el ahorro de tiempo (53 por ciento) son las razones más importantes por las que los mexicanos adquieren productos o servicios en línea.
Sin embargo, Paulina Ortíz, líder de E-comerce México de Nielsen, agregó una razón más: la inseguridad, lo que ha ocasionado que la gente evite salir en ciertas horas y asistir a ciertos lugares a manera de prevención.
“Un estudio nuestro reveló que 64.5 por ciento de las personas declararon que dejaron de asistir a cines y restaurantes por miedo a ser asaltados a la hora de estar comiendo”, señaló.
Refirió que 72.9 por ciento de los mayores de 18 años piensan que su ciudad es insegura, de acuerdo con datos de la encuesta sobre percepción de inseguridad del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).
“La gente sí tiene una percepción de inseguridad, ¿y qué hace?, simplemente deja de hacer ciertas actividades, una de ellas, a manera de prevención, es ya no asistir a restaurantes, cines y mucho menos en ciertos horarios como la noche”, destacó la experta de Nielsen.
Ante este panorama, explicó, la gente ha empezado a cambiar hábitos y ahora —según nuestro estudio— 14.6 por ciento de ellos prefiere hacer reuniones en casa, donde están más seguros, además de que “es más fácil decidir qué consumirán y que pidan las cosas a través de las aplicaciones”.
“Existen muchos restaurantes que no conozco físicamente, no sé ni siquiera dónde están”, expresa Claudia, de 27 años, quien pide comida a domicilio al menos tres veces a la semana a través de su smartphone.
Aunque suelo repetir mucho mis compras en las apps, añadió, todo se guarda y no tengo que hablar con ningún ser humano en el proceso, cargar con efectivo o que pueda sufrir un asalto mientras estoy en un restaurante.
Los E-shopers indican que su gasto promedio por pedido es de 200 pesos, ya incluyendo la propina del repartidor, y que principalmente usa el servicio para pedir la cena.
Daniel Serra, director general de DiDi en la Ciudad de México, comentó que más de 40 por ciento de los restaurantes asociados señalan que es la primera vez que se incorporan a un modelo digital de entrega, así que trabajan para lograr que la gente pida en momentos del día en que normalmente no lo hacían, pues su hora pico de entrega es la comida.
Esta industria no sólo ha simplificado la vida a los E-shoppers, sino también se han convertido en una fuente de empleo de fácil acceso para miles de personas, quienes se registran como “socios repartidores” para tener una actividad laboral adicional que les reditúa ganancias de 5 mil pesos en promedio al mes.
“Yo me conecto de lunes a sábado a partir de la 01:00 de la tarde hasta las 08:00 de la noche, que son las horas de la comida y la cena; por lo regular lo que más llevo son pizzas, suchi o hamburguesas, pues la gente prefiere evitar las filas en los restaurantes”, indicó Juan, de 20 años, que labora para Uber Eats.
En promedio se gana entre 25 y 35 pesos por pedido, dijo, por lo que “contando lo de la aplicación y las propinas” obtengo al mes entre 5 mil y 6 mil pesos, aunque puede ser más por los bonos o cuando se activa la tarifa dinámica.
María Fernanda Reséndiz, gerente de Comunicación Corporativa Uber, comentó que la app es una opción para el autoempleo, ya que los socios repartidores son los que deciden cuánto tiempo están conectados en la app y cómo realizar las entregas, incluso a pie (opción disponible en algunas zonas de la Ciudad de México y Monterrey) situación que favorece a personas de la tercera edad o aquellas que por limitaciones no tienen para adquirir una bicicleta o moto.
Paulina Ortíz, líder de E-comerce México de Nielsen, señaló que el crecimiento de esta industria se deja ver en el número de descargas de la aplicación durante el año pasado: Uber Eats tuvo 2.45 millones, Rappi 1 millón, Sin delantal 188 mil y Didi Food 55 mil descargas.
A nivel global este sector alcanzó un valor de 3 mil 790 millones de dólares en 2017 y se espera que para 2023 esta cifra ascienda a 16 mil 600 millones de dólares, con un crecimiento anual del 27.9 por ciento de acuerdo con la consultora Allie Market Research.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
MADRUGAN A NOROÑA Nación
2020-02-18 - 18:43
+ -