facebook comscore
Puestos atienden medidas sanitarias, pero clientes no 

Puestos atienden medidas sanitarias, pero clientes no 

Nación viernes 01 de mayo de 2020 - 01:21

Por Claudia Bolaños
nacion@contrareplica.mx

Mercaderes y tianguistas de la zona metropolitana se organizan para regalar cubrebocas y gel a sus clientes y así cumplir con las órdenes de las autoridades, pero en plena Fase 3 de la pandemia de Covid-19 han visto que varias personas, incluso familias completas, han relajado las medidas para evitar los contagios.

En tianguis de Iztapalapa y el Estado de México, que son las zonas con mayor número de enfermos con este nuevo coronavirus, es al mismo tiempo donde se observan más personas en mercados y calles que no guardan la sana distancia, ni se quedan en casa.

Andrés Villegas trabaja en varios tianguis de Iztapalapa, en la colonia Juan Escutia y en la Agrícola Oriental. Tres días a la semana sale a vender abarrotes y productos de aseo personal, y desde que inicio la Fase 1 de la pandemia, ha visto a las personas pasar del ser precavidos, al dejar de poner atención en el autocuidado para no contagiarse, y salir más.
En todos los tianguis solo han dejado vender comida preparada, fruta y verduras, así como carnes y otros productos alimenticios y abarrotes, los demás ya han sido sacados de las calles.

A los que se les permite vender se les obliga a tomar precauciones y ayudar a los compradores a contar con ellas.

“Aquí nos manejamos por delegados y ellos pasan a supervisarnos. A toda la ropa de paca —los puestos de dicha mercancía— fue de las primeras que retiraron”.

“En los tianguis nos obligan y supervisan el uso de cubrebocas, y que se les ofrezca gel atibacterial o sanitizante a los compradores.

“Al principio la gente no salía, la venta estaba muy baja para todo tipo de comercio; ahora que estamos en Fase 3 se supone que es más estricta, vemos que la gente sale más y compra más, y han relajado las medidas de protección, no usan cubrebocas, no usan el gel que les ofrecemos”, indica.

Ayer, Día del Niño, más gente volvió a salir y algunos puestos de juguetes, que estaban cerrados, volvieron a abrir, sabedores que muchos saldrían a buscar regalos para los pequeños de casa, e incluso se colocaron en otras calles, para tratar de evadir a las autoridades.

En el mercado Juan Escutia los locatarios tienen gel que regalan a todo aquel que llega a comprar comida, pues los demás locales fueron cerrados.

Misma situación sucede del otro lado, en Neza, municipio mexiquense con el que colinda Iztapalapa, y donde en los mercados la vigilancia y las medidas son más fuertes.
El mercado de la colonia Raúl Romero es ejemplo de las instrucciones sanitarias que aplican para todo el Estado de México, donde los pasillos tienen un único sentido para evitar que las personas se rocen, y puedan guardar la sana distancia.

En las entradas de los pasillos, comerciantes se turnan para repartir cubrebocas y gel que el comprador debe usar forzosamente, pues de lo contrario no pueden ingresar.
Los vendedores se rolan cada hora para poner de su bolsillo estos productos y evitar que el cliente se les vaya por no portar una mascarilla.

También se ha prohibido en todos los mercados de esta localidad el ingresar con niños y se evita que las personas de la tercera edad ingresen, a menos que no les quede de otra.
Para ayudarse han colocado letreros pidiendo la comprensión de las personas, y también las autoridades han colocado los letreros con las disposiciones para evitar la propagación del Covid-19.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

JG/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -