facebook comscore
Ríos morados de mujeres inundan Reforma, Juárez y Zócalo en CDMX 

Ríos morados de mujeres inundan Reforma, Juárez y Zócalo en CDMX 

Nación lunes 09 de marzo de 2020 - 05:55

Por Claudia Bolaños
nacion@contrareplica.mx

La respuesta al llamado a marchar en la Ciudad de México fue de más de 100 mil mujeres, según la cifra “conservadora” de la Coordinación 8M Independientes, organizadoras de la protesta, y quienes indicaron que el dato es porque no todas las asistentes consiguieron llegar al Zócalo al ya no haber cupo.
De acuerdo con consideraciones del Gobierno de la Ciudad de México, en el Zócalo caben 100 mil personas; sin embargo, en la manifestación de ayer, las asistentes que estaban en Bellas Artes ya no pudieron llegar a la zona del mitin, aunado a que otras decidieron retirarse al ver distintos desmanes de un grupo de encapuchadas, y sobre todo de los gases —no lacrimógenos— para dispersarlas que usó la Policía en el cruce del Eje Lázaro Cárdenas y Juárez.
Mujeres de todas edades, vestidas con prendas y paliacates en colores verde y morado, provenientes de diversas entidades y alcaldías, llegaron al Monumento a la Revolución y al Ángel de la Independencia para ubicarse en los diversos contingentes, que a las 14 horas partirían hacía la Plaza de la Constitución, para exigir seguridad y respeto a sus derechos.
En poco tiempo ríos de mujeres llenaron Reforma, Avenida Juárez, 5 de Mayo y la plancha del Zócalo.
“Esto es maravilloso. Yo estoy feliz, si ves y hasta me agarra el sentimiento, porque nunca pensé que fuéramos tantas mujeres, y verdaderamente veo mujeres de todas edades, y todas unidas. Yo vengo aquí porque represento a mi abuela, a mi madre, a mi hija, porque hemos aguantado mucho, pero ahora estoy feliz, estamos juntas y estoy feliz”, dijo sin restringir las lágrimas Guadalupe Campos Ramírez.
De bajos y altos recursos, todas salieron a gritar un basta a los feminicidios, a las desapariciones, llevando a bebés en brazos, carriolas, embarazadas, con bastón, discapacitadas, y algunas otras embozadas, vestidas de negro, con pistolas de aguas llenas de gasolina, martillos, con bombas molotov para causar destrozos a su paso.
El saldo habría sido blanco de no ser porque una reportera fue alcanzada por una bomba molotov lanzada a Palacio Nacional.
Las organizadoras acordaron que en la vanguardia fueran los familiares de las víctimas de feminicidio y de las que están desaparecidas. Posteriormente irían todas las que llevaban niños menores de 12 años.
Allí iba la señora Gina, de la colonia Del Valle, quien llevó a su niña, pues no pueden salir a la calle por falta de espacios seguros.
“Nosotros antes salíamos a la casa y caminábamos al parque, y regresábamos tranquilos, y ahora lo que pido en las noches es que regresemos todos”, relata.
Pero aunque algunas no querían su presencia, también hubo hombres con paliacates verdes o morados.
“Como padre creo que es una obligación que mi hija sepa sus derechos y que los ejerza. Es una situación es estructural, y está en nosotros ahora cambiar. Yo comparto su enojo”, dijo Elizandro Pérez, llevando a su niña de 7 años de la mano.
“El violador eres tú”, himno internacional feminista fue cantado cientos de veces, y el puño en lo alto en apoyo a todas las mujeres que contaron casos de violación, de abuso sexual, de golpizas, a manos de sujetos cuyos nombres fueron exhibidos en la antimonumenta, donde se colocan cruces y rosas en recuerdo a las víctimas de feminicidio.
Los actos vandálicos estuvieron presentes, vitrinas rotas, pintas en paredes y monumentos, mientras a un costado miles de mujeres marchaban en orden, reprobando los actos violentos.
En el Zócalo hicieron un mitin para dar voz a los familiares de víctimas, para quejarse por los actos de acoso en las universidades, mientras detrás del templete, en Palacio Nacional, se lanzaron varios petardos, globos con pintura y pedradas.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -