facebook comscore
San Fernando, a 10 años  de la masacre impune

San Fernando, a 10 años de la masacre impune

Nación lunes 24 de agosto de 2020 - 01:06

Por Luis Carlos Rodríguez G.
luis.nacion@contrareplica.mx

Hace 10 años y en medio de la fallida guerra contra el crimen organizado del entonces presidente Felipe Calderón, 58 hombres y 14 mujeres migrantes fueron ejecutados por integrantes de la delincuencia en San Fernando, Tamaulipas. Esa tragedia, que prevalece impune y en donde las 72 familias de las víctimas siguen exigiendo justicia, cambió las rutas de la migración en México.
La peor matanza de migrantes en la historia de México fue atribuida al cártel de Los Zetas y marcó un antes y un después en materia de migración en México. “Se evidenció que una masacre de esta magnitud no removió ninguna estructura del Estado mexicano, se inició con la era de las narco fosas, todo ello en medio de la impunidad y se modificó radicalmente la ruta alrededor de medio millón de migrantes que cada año buscan llegar a la frontera con Estados Unidos”.
Aseveró Sergio Tamai, dirigente de la organización Ángeles Sin Fronteras quien recordó que, en la masacre de San Fernando, ocurrida los días 22 y 23 de agosto del 2010, días antes fueron secuestrados 74 migrantes procedentes de Honduras, Guatemala, El Salvador, Brasil y Ecuador. “Solo dos personas sobrevivieron a la ejecución ocurrida en el ejido El Huizachal”.
En entrevista con ContraRéplica expuso que a una década después los hechos, las 72 familias de las víctimas siguen pidiendo justicia, ya que de acuerdo con sus testimonios y colectivos de apoyo sólo 15 personas han sido procesadas, pero ninguna condenada y no hay apoyos o trámites del gobierno mexicano para apoyar a las familias. Incluso se entregaron cuerpos de forma equivocada y aún hay restos sin identificar. “Hay total impunidad y desinterés en apoyarlos”, dijo Sergio Tamai.
“Por el contrario, en los últimos años hay un aumento en los secuestros en las rutas migratorias y la Guardia Nacional, creada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, sólo trabaja en la contención y detención de los migrantes y no en su protección o en el combate a los cárteles que los secuestran o los grupos de traficantes de personas. Es una vergüenza el papel del gobierno de México subordinado a las órdenes de Donald Trump”, subrayó.
Expuso a que después del 2010 se modificaron radicalmente las rutas migratorias en México. “El terror que provocó la masacre de San Fernando obligó a miles a buscar otros caminos rumbo a la frontera norte, que no pasaran por Veracruz y Tamaulipas por temor a los secuestros, a los asesinatos, a quedar en una fosa clandestina”.
“A partir del 2011 se estrenó lo que se conoce como la Ruta del Diablo, en el tren conocido como El Diablo que atraviesa la ruta del Pacífico, es decir Guadalajara, Mazatlán, Sonora y Mexicali. Es una ruta mucho más larga, pero relativamente menos peligrosa, aunque atraviesan estados como Sinaloa donde también operan cárteles de la droga y un gran parte del desierto en el lomo del ferrocarril a altas temperaturas”, explicó el también director del alberge conocido como El Hotel de los Migrantes.
Comentó que antes del 2011 eran muy pocos los centroamericanos, caribeños y sudamericanos que llegaban a Mexicali o Tijuana para tratar de cruzar la frontera. “El boom de las primeras caravanas y la llegada masiva de migrantes de esas naciones se dio a raíz de lo ocurrido en San Fernando. Miles dejaron de viajar en el tren conocido como “La Bestia” ´para subirse al “Diablo”.
En un informe la Oficina de Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA) expuso esta semana que la tragedia de San Fernando no fue una anomalía. Los migrantes fueron secuestrados y asesinados. “La tragedia es emblemática no solo por la violencia y los peligros que enfrentan los migrantes cuando viajan por México, sino también por la incapacidad del gobierno mexicano para abordar y prevenir esos abusos. El caso también es simbólico por la falta de justicia para los delitos contra los migrantes: una década después, nadie ha sido condenado”.
Agregó que un estudio de 2019 encontró que aproximadamente uno de cada tres migrantes sufre algún tipo de violencia cuando transita por México. “Lo que creó las condiciones para que una tragedia como la masacre de San Fernando sucediera fue la complicidad entre las fuerzas de seguridad y los grupos armados violentos, la corrupción desenfrenada en sectores de la justicia y otros organismos gubernamentales, la falta de investigación y enjuiciamiento por delitos contra los migrantes”.
El centro de promoción de derechos humanos añadió que desde la masacre de San Fernando a la fecha nada ha cambiado en el tema de la inseguridad y abusos contra los migrantes, todo frente a la indiferencia de autoridades mexicanas. Actualmente, estos mismos problemas siguen siendo endémicos en México, aunque algunos de los riesgos que enfrentan los migrantes han evolucionado”.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

JG/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -