facebook comscore
“Fake News” y rechazo a la crítica, el legado de Trump

“Fake News” y rechazo a la crítica, el legado de Trump

Nación lunes 02 de noviembre de 2020 - 00:54

Luis Carlos Rodríguez González


La herencia del presidente Donald Trump hacia América Latina es y será el estilo de gobernar de algunos mandatarios de la región al imitar referencias constantes a “noticias falsas” o “fake news”, la intimidación y el menosprecio a sus críticos, el uso agresivo de la retórica “nosotros contra ellos”.

Asimismo, la existencia de “líderes envalentonados”, el desdén del multilateralismo y el rechazo a reconocer y abordar el racismo sistémico, entre otras características, lo cual continuará atrayendo a los imitadores en los próximos años, destacó un análisis de la Oficina de Washington para América Latina (WOLA).


“Existe una gran posibilidad de que los comportamientos y tendencias autocráticas normalizadas por Trump se intensifiquen en América Latina, en medio de los desafíos provocados por la pandemia del Covid-19”, se subraya en el documento realizado por expertos de Estados Unidos y de Latinoamérica.


El estudio “Evaluando el Legado de Trump en América Latina”, destaca que el autoritarismo siempre ha proliferado en situaciones de emergencias y ya existen varios ejemplos en toda la región de líderes utilizando el virus como un pretexto para concentrar el poder en sus propias manos y cometer abusos.


“El gobierno estadounidense debería ser un ejemplo de cómo promover una prensa energética, libre, e independiente. En vez de perpetuar narrativas de “noticias falsas” que deslegitima el papel clave de la prensa libre en una sociedad”.


Subrayaron que existe una pérdida de confianza en el gobierno estadounidense como líder fiable en materia de derechos humanos y estado de derecho. “El enfoque miope del gobierno de Trump en la política migratoria y política exterior transaccional, el cual abrió oportunidades para que las élites económicas y políticas derribaran esfuerzos anticorrupción y de buen gobierno”.

También, durante estos cuatro años se registró como parte de la herencia de Donald Trump en América Latina “la proliferación de líderes autoritarios envalentonados por el desdén de Trump sobre el sistema de controles y equilibrios, la politización de las instituciones judiciales y los ataques hacia la prensa”.

Para ser claros, los retos que enfrenta América Latina precedieron el gobierno de Trump. Aunque este gobierno no haya sido la causa principal de precariedad en las instituciones de América Latina, sus políticas han fomentado malas tendencias en líderes por toda la región.

Se advierte que se puede esperar que el estilo de gobierno de Trump siga entre algunos presidentes y líderes de América Latina en los próximos años con “referencias constantes a “noticias falsas”, la intimidación y el menosprecio a sus críticos, el uso agresivo de la retórica “nosotros contra ellos,” el desdén del multilateralismo y el rechazo a reconocer y abordar el racismo sistémico, entre otras características, continuarán atrayendo a los imitadores en los próximos años”.

Sumado a este panorama, el gobierno de Donald Trump impulsó en la región políticas contra la migración, que fueron adoptadas sobre todo por México y las naciones de América Central.

Desde el comienzo del mandato de Trump, el principio organizativo detrás de la política migratoria estadounidense ha sido disuadir la migración, causando más sufrimiento y riesgos para migrantes y solicitantes de asilo.

“Esto ha incluido la construcción de muros, la reducción drástica de refugiados permitidos a restablecerse en los Estados Unidos, la separación de familias, el forzar ilegalmente a decenas de miles de solicitantes de asilo a esperar en México, y casi acabar con el derecho de solicitar asilo en la frontera entre los Estados Unidos y México”.

El enfoque abrumador de impedir la migración—motivado por un deseo de apaciguar la base política de Trump—redefinió la política estadounidense hacia América Latina, casi exclusivamente en torno a esta cuestión. En lugar de perseguir una amplia gama de objetivos políticos latinoamericanos como la gobernabilidad democrática, el estado de derecho y la seguridad ciudadana, el gobierno de Trump presionó la cooperación de acciones de mano dura en la migración.

Respecto a los ataques a la prensa por parte del gobierno estadunidense y que se repiten en otras naciones como México y Brasil, los expertos de WOLA consideran que el liderazgo de los Estados Unidos debe reposicionarse como un fuerte partidario de periodistas independientes que son amenazados.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.
JG/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -