facebook comscore
China erige hospital en 10 días, México espera 5 años para reconstruir el de Cuajimalpa

China erige hospital en 10 días, México espera 5 años para reconstruir el de Cuajimalpa

Entornos miércoles 05 de febrero de 2020 - 03:25

Por Martha Rojas
Martha.rojas@contrareplica.mx

Desde el lunes pasado el hospital de Wuhan, en China, recibe a los primeros pacientes infectados por el coronavirus. Mientras el gobierno de Xi Jinping respondió a la emergencia sanitaria con la construcción de un hospital con mil camas y la habilitación de dos centros de atención en sólo 10 días, el gobierno de la Ciudad de México sigue en espera de que un juez de luz verde a la reconstrucción del Hospital Materno Infantil en Cuajimalpa.
Hace cinco años, el 7 de enero de 2015, una pipa que surtía gas al centro hospitalario explotó y provocó que la mayor parte de la estructura colapsara. El saldo fue de cinco personas muertas, entre ellos dos bebés, además de severos daños materiales a establecimientos aledaños.
Un mes después del siniestro, el gobierno del entonces Distrito Federal, se comprometió a construir un nuevo centro y en agosto comenzó la limpieza del terreno. En 2016, un año después de la explosión, la Secretaría de Obras “inició” el proyecto y afirmó que dicho hospital estaría listo en 18 meses, sin embargo han pasado 60 meses y el lote luce baldío con restos oxidados de lo que alguna vez fue un intento de construcción debido a que la empresa que encabezaba el proyecto canceló su participación argumentando falta de recursos. En 2019, se abrió una nueva licitación y más problemas legales que parecen entorpecer el avance de las obras.
El ingeniero civil Jadir Delgado explicó a ContraRéplica que el ramo de la construcción en México no sólo se enfrenta a los atrasos propios de la tecnología y sus costos sino a un engomado trámite burocrático que puede retrasar una obra hasta diez años.
“Los proyectos que se ejecutan en carreteras, puentes, hospitales y vivienda son los que detonan mayor inversión pública y privada; lo cual se traduce en más empleos y una alta demanda de insumos de otras industrias pero ese ramo en México está más que atrasado.
“En 2005 se realizó un acuerdo para que las industrias privadas tuvieran participación en las construcciones públicas. Es algo que se implementa países desarrollados. Es decir, el gobierno dice: ‘me faltan tantos hospitales’ y el empresario: ’yo pongo el dinero a cambio de tantas condonaciones”. Existe una correlación de beneficios y costos con la industria privada. Pero aún así el trámite para conseguir una licitación es tardado y complicado sin contar que para obtenerla se deben presentar estudios del terreno, tipo de materiales y por supuesto de costos”, comentó.
De acuerdo con Delgado además de los trámites, la construcción de un hospital como el de China implica el empleo de una mano de obra altamente calificada ya que el concreto armado —material que se uso en el sanatorio de Wuhan— es difícil de trabajar por la habilidad que se necesita para manejar los bloques.




UN MATERIAL QUE SIRVIÓ PARA RECONSTRUIR EUROPA

Para la construcción del hospital de Wuhan se utilizó concreto armado. Un material que se emplea en el ramo desde fines de la Segunda Guerra Mundial.
Delgado abundó en que el empleo de dicho material es común en la industria, principalmente en la construcción de rascacielos.
En ese sentido aseguró en que el empleo de dicha tecnlogía no es rara, ni poco común pero sí poco empleada en México.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.
/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Historias en el metro: De canto Entornos
2020-11-23 - 09:36
+ -