facebook comscore
Cuarentena y rutina, caldo de cultivo para infieles

Cuarentena y rutina, caldo de cultivo para infieles

Entornos miércoles 13 de mayo de 2020 - 00:37

Por Martha Rojas
martha.rojas@contrareplica.mx

La cuarentena a causa del coronavirus ha modificado desde la forma de comunicarnos hasta de acompañarnos. Los pronósticos que auguran la separación en masa de parejas está acompañado de estadísticas que revelan un mayor uso de aplicaciones de citas online así como una inusual falta de sexo entre las parejas que están en confinamiento.
La psicóloga Marisol Ponce explica a ContraRéplica que el estrés tiene consecuencias directas en las parejas, pero que el excesivo tiempo de ocio así como los problemas que una convivencia diaria pueden generar el cultivo perfecto para las personalidades infieles.
“La infidelidad es un acto de deshonestidad. Mi experiencia y diversos estudios han confirmado que existen dos tipos de infieles. Los primeros son aquellos que en un acto de inmadurez y aventura buscan experiencias pasajeras, aunque saben que no trascenderán. Los segundos son aquellos que encuentran cierto placer en la misma infidelidad. Estas personalidades son las más peligrosas ya que tienden a ser narcisistas, egoístas e inseguros y en la infidelidad encuentran una forma de amor propio. Ellos no aman a nadie más que a sí mismos. Hay casos en que incluso tienden a confesar la infidelidad, pero no por una cuestión de arrepentimiento sino de egolatría”, apuntó la experta.
Las redes sociales han potenciado el uso de aplicaciones y videollamadas entre parejas, desconocidos y novios, y contario a lo que podría suponerse, son los novios que no viven juntos son los que tienen mayor probabilidad de conservar su relación e incluso de fortalecerla.
“Es normal que las dinámicas diarias de parejas que se confinan en un mismo sitio se tense. ¿Qué sucede si las parejas no respetan sus espacios? Se aburren y comienzan a tolerar menos. Entonces una de las partes comienza a buscar distracciones, aunque sean virtuales, que lo alejen de su problema. Ahí podría ocurrir un tipo de infidelidad, pero no hay que olvidar que habrá quienes lo hagan por diversión. En ninguno de los casos las relaciones tienen probabilidad de prosperar más allá de la cuarentena”, apuntó la psicóloga.
Sin embargo, en opinión de Ponce, el confinamiento podría ser benéfico para las personas que están comenzando una relación o para quienes dejaron el romance a medias pues la tecnología facilita su acercamiento y la distancia, provoca extrañamiento, por lo que anhelan el reencuentro y el regreso a la normalidad.
“Al estar lejos, las parejas tienden a extrañarse y la cuarentena más que distanciarlos, los acerca. Es probable que ellos sean los primeros en buscar el reencuentro cuando acabe la pandemia “, agregó.
Respecto a los infieles, además de plantearse el divorcio aprovechan el confinamiento para explorar otras formas de relacionarse como el cibersexo o el sexting con las personas denominadas como amantes.
Una encuesta realizada a mil 500 personas que aceptan tener relaciones extramaritales dijeron haber buscado formas de adaptación para mantenerse en contacto con sus otros amores.
Aunque la cuarentena es el terreno perfecto para las infidelidades, las personalidades que tienden a la deshonestidad lo son antes, durante y después.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

JG/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
UAM crea la “Bitácora del encierro” Entornos
2020-06-02 - 21:41
¡Baby Yoda era horrible! Entornos
2020-06-02 - 19:04
+ -