laopcionnota
El Apóstol Del Agrarismo
El Apóstol Del Agrarismo

Entornos miércoles 10 de abril de 2019 - 03:22


DIANA JIMÉNEZ VÁZQUEZ

“Como Judas tembló ante su crimen, aquel crimen que al mundo asombró, de un cobarde lo mismo repite, otra historia que a otro hombre perdió.”
La traición de Guajardo (corrido, anónimo)

Para compensar la muerte de Zapata, Alvaro Obregón lo convirtió en una víctima heroica de la Revolución; Diego Rivera se encargó de representarlo en el mural La sangre de los mártires, realizado en la capilla de la Universidad Autónoma de Chapingo

Toda capilla —aún cuando no sea religiosa— tiene un mártir a quien se le confían las penas de la vida. La capilla de Chapingo es un templo dedicado a la lucha por la tierra, y en él se encuentra el llamado "Apóstol glorioso del agrarismo". Nos referimos a Emiliano Zapata, considerado un mártir de la Revolución mexicana.

El encargado de representar al apóstol y su lucha fue el muralista Diego Rivera. En su obra La sangre de los mártires agrarios (1924-27), vemos a Zapata y al maestro rural Otilo Montaño (redactor del Plan de Ayala), tendidos en el suelo y cubiertos con un sarape rojo, bajo una tierra, de la que crece maíz y sobresale una gran flor…con lo que se glorifica a los que, caídos en pro de un ideal, renacen, transfigurados, en la fecunda milpa de la tierra mexicana.”

Este año se conmemora el centenario de su muerte, más su lucha y pensamiento continúan. Zapata provenía de una familia de pequeños terratenientes de Anenecuilco. Cuenta la leyenda que cuando era niño vió a su padre llorar porque le habían arrebatado sus tierras; prometió devolvérselas cuando creciera.

Por esta razón, Zapata no dudo en sumarse al movimiento antiporfirista, y en su momento apoyó a Francisco I. Madero. Desde el inicio, Zapata y sus
compañeros dejaron en claro que su lucha no era por el poder, sino para recuperar sus tierras. De ahí que, cuando Madero asumió la presidencia y antepuso los intereses de la burguesía a los de los campesinos, Zapata lo desconoció y reivindicó su movimiento con el Plan de Ayala.

La ruptura del zapatismo con la Revolución es importante para comprender la supervivencia de su pensamiento en el presente. No sólo se trató de un movimiento armado, sino social. Si bien, las condiciones de vida en medio de la guerra fueron difíciles, la Comuna de Morelos buscó hacer una revolución desde sus propias prácticas. No obstante, la visión del sur no correspondía con los intereses del resto de los líderes revolucioanrios, situación evidente en el Congreso Constituyente al elaborar la nueva Constitución. Aún cuando el artículo 27 intentó resolver el problema de las tierras, no negó la propiedad privada y el Estado quedó a cargo del cuidado de las tierras y aguas del territorio nacional,
traicionando las demandas campesinas.

Zapata acusó a Carranza de autoritario, y tal acusación, llevó a la confabulación de su asesinato. El 10 de abril de 1919 Zapata fue emboscado en Chinameca por Jesús Guajardo. Sin embargo, la emboscada no terminó con su asesinato. Tras la muerte de Carranza en 1920, Álvaro Obregón asumió la presidencia y la tarea de conciliar a la nación. Para compensar la pérdida del líder sureño su imagen fue “canonizada”, realizándose el primer homenaje oficial el 10 de abril de 1921 y un año después, se expidió la Reforma agraria. Con lo cual quedaba concluida la lucha agraria.

La canonización consistió en crear un mártir de la Revolución para consuelo de quienes aún eran víctimas de los abusos de poder. Son múltiples las interpretaciones que se han hecho de su figura en murales, fotografías, libros, hasta en películas en el extranjero como ¡Viva Zapata! (1952) protagonizada por Marlon Brando. A veces mártir y otras verdugo, pero pese a toda esta mitificación, hay quienes han ido más allá de los credos, cosechando su pensamiento en luchas que dan continuidad a las demandas campesinas, por la defensay reparto justo de sus tierras.

Paradójicamente, la canonización de Zapata ha permitido que los ideales que formaron parte de la lucha campesina trasciendan tiempos y espacios, dando lugar a nuevos movimientos y transformando los existentes, como es el caso del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional al sur del país o bien, los movimientos indígenas de resistencia en Bolivia y Ecuador.

Por fortuna, algunos fieles han sacado al apóstol de la capilla para emprender nuevas luchas.


Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

IM/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


10 años de la pérdida de BenedettiEntornos
2019-05-17 - 08:56

Más leidas


Lo último


SIGUENOS EN TWITTER


+-