facebook comscore
Las mujeres del narco, el ejército de El Marro...

Las mujeres del narco, el ejército de El Marro...

Nación miércoles 24 de junio de 2020 - 01:32

Por Luis Carlos Rodríguez
nacion@contrareplica.mx
Son administradoras, burreras, sembradoras, sicarias, halcones, familiares o parejas que acompañan a líderes del narco. Lo mismo del cártel de Sinaloa, de Tijuana o más recientemente de Santa Rosa de Lima.
“Son féminas metidas hasta el acta de defunción en el narcotráfico. Algunas de ellas obligadas por el esposo o amante, otras enroladas desde su infancia en el cultivo de drogas por sus propios familiares. En ocasiones, las mujeres llegan a estar al mismo nivel que los hombres que las cooptaron. Incluso los superan en seguridad, aptitud y perseverancia”, afirmaba el periodista Javier Valdés.
El caso de María, Juana y Rosalba, madre, hermana y prima del líder del cártel de Santa Rosa de Lima, José Antonio Yepes Ortiz, alias El Marro, muestra cómo opera la estructura financiera de este grupo delictivo y cómo ellas pasaron de un estilo de vida humilde y tranquila en sus pueblos, a estar en la primera línea del narco en materia de reclutamiento, pago de nóminas y lavado de dinero.
De acuerdo con autoridades federales, quienes detuvieron este fin de semana en Guanajuato son su madre, identificada como doña Lucha o la señora María, quien cambió su apacible vida en la ranchería de San Antonio de los Morales, municipio de Juventino Rosas, para encargarse de temas financieros y cuidar el patrimonio de su hijo, dedicado al tráfico de drogas, robo de combustible y extorsión.
No son casos aislados. Recientemente la hija de Joaquín El Chapo Guzmán, Alejandrina, en plena pandemia por Covid-19, repartió más de 500 despensas, cubre bocas y juguetes con la imagen de su padre en Jalisco.
La esposa del capo, Emma Coronel Aispuro, exreina de belleza en Durango, tuvo un rol protagónico y mediático en el juicio contra su esposo en Estados Unidos.
“La participación de las mujeres en el narcotráfico data desde 1930, con una mujer apodada La Nacha en el estado de Chihuahua, dedicada al tráfico de drogas hacia Estados Unidos. En los 80’s era un rol de comparsa, de parejas, pero en las últimas dos décadas han tomado un gran protagonismo, ya sea al frente de las organizaciones, como parte de la estructura financiera e incluso como sicarias”, dijo a ContraRéplica el sociólogo y especialista de la Universidad La Salle, Felipe Gaytán.
Expuso que hay una presencia permanente, ya sea como parejas, como es el caso de los 80´s en que algunas reinas de belleza se involucraron sentimentalmente con capos; asimismo las hermanas, hijas o esposas de los capos empezaron a ocupar en las últimas dos décadas algún cargo, por la muerte o detención del líder de la organización como es el caso de Enedina Arellano Félix, del Cártel de Tijuana, quien ocupó dicho cargo y es el cerebro financiero.
Asimismo, las mujeres que, sin ser parejas o familiares de algún narcotraficante, por ellas mismas tienen un protagonismo en las organizaciones y un empoderamiento que rebasa al propio capo o bien las que están al frente de comandos armados, en el sicariato y que ellas mismas se encargan de ejecuciones, como se ha visto recientemente el caso de La Catrina, abatida en enero de este 2020 por la Marina y quien era uno de los más importantes sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación. “En prácticamente todo el país, Sinaloa, Sonora, Chihuahua, Tamaulipas, hay mujeres que comandan células del sicariato”, apuntó.
“El caso más emblemático es el de Sandra Beltrán, la llamada Reyna del Pacífico, hija de Alfonso Ávila, líder del Cártel de Guadalajara y quien a la muerte de él, toma el liderazgo. Se volvió tan famosa que a raíz de su vida el escritor español, Arturo Pérez Reverte, escribe la novela La Reyna del Sur”, apuntó.
El doctor en sociología reconoció que hay muchos casos de mujeres que son violentadas, sometidas, obligadas a pertenecer a estas organizaciones criminales, ya sea como sembradoras, halcones o traficantes o burreras. “También está el caso de las llamadas buchonas, mujeres estilizadas como objeto sexual”.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

A/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Juez federal ordena liberar a El Mochomo Nación
2020-07-07 - 00:36
+ -