laopcionnota
Policía busca desvirtuar acusación; queda preso

Policía busca desvirtuar acusación; queda preso

Ciudades miércoles 04 de septiembre de 2019 - 03:34


POR CARLOS JIMÉNEZ

Para tratar de defenderse legalmente, el policía acusado de violar a una mujer dentro de instalaciones de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX), reconoció que tuvo relaciones sexuales con ella, dentro de un baño del Ministerio Público… sin embargo, según él, fueron consensuadas.

Ayer, el agente David “N” tuvo audiencia ante un juez de control. Y en ella buscó desvirtuar la acusación que existe en su contra, al asegurar que no hubo violencia.

Pese a ello, un juez capitalino consideró que existen elementos suficientes para mantenerlo preso, y determinó vincularlo a proceso acusado de violación La autoridad le dio un término de dos meses de cierre de investigación, tiempo que la Fiscalía para Delitos Sexuales podrá recabar pruebas en contra el agente capitalino, que permanecerá preso en el reclusorio oriente.

ContraRéplica reveló la semana pasada que el agente de la Secretaría de Seguridad Ciudadana fue detenido en el Ministerio Público de la Coordinación Territorial 3 de la fiscalía de Cuauhtémoc.

De acuerdo con el reporte el policía se aprovechó de que la mujer le dio sus datos al llegar a la agencia del Ministerio Público, y con eso mismo la amenazó.

“Me dijo que no gritara, porque sabía dónde vivía, y que si decía algo me iba ir a buscar”, relató la joven

Y es que, cuenta, cuando llegó a la agencia “este mismo sujeto se encontraba en la entrada y al verme, me preguntó a qué iba, y yo le narré los motivos de mi presencia, me preguntó mis datos y se los proporcioné, así como le dije que vivía con mi mamá y mi hija en mi domicilio”, contó la víctima ante el Ministerio Público.

La mujer dijo que cuando terminó de poner su denuncia, salió de la agencia y el policía Flores Cuautle la detuvo y le preguntó qué había pasado. Ella le platicó que la enviaron a realizar unos estudios psicológicos y él le dio la dirección de dónde acudir.

Sin embargo, en ese momento el agente le ofreció un vaso de agua, y ella aceptó. El policía le dijo que la acompañara, a lo que accedió. Fue entonces que entró a un cuarto en donde había un garrafón de agua, pero también una colchoneta y un tapete “como de yoga”.

Ahí comenzó el ataque. “Me aventó a la pared… me sujetó de los brazos con ambas manos y me aventó golpeándome la cara con la pared, ya que quedé de frente a la misma… en ese momento escuché que cerró la puerta, todo fue muy rápido yo me quedé como en shock pues no podía creer que eso estuviera pasando en la misma agencia donde acudí a denunciar”, relató.

Dentro de ese lugar, el elemento de seguridad violó a la mujer. En todo momento, relató, la amenazó con buscarla si hacia algo.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

IM/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas


+-