facebook comscore
Voto latino 2020 en las elecciones de EEUU

Voto latino 2020 en las elecciones de EEUU

Global martes 03 de marzo de 2020 - 18:57

Aunque fueron ignorados durante mucho tiempo por la clase política y desestimados como un “gigante dormido” demográfico cuyo voto no era tan confiable como podría ser, se espera que millones de latinos acudan a las urnas este martes 3 de marzo en estados clave como Colorado, Virginia, Carolina del Norte y, más significativamente, Texas y California.

En The New York Times realizaron un análisis donde se estima que alrededor de un tercio de los 643 delegados disponibles en esos dos estados serán determinados por los votantes latinos.

Por lo que se espera que los latinos conformen el bloque votante no blanco más grande en 2020, los demócratas latinos están buscando al candidato que esté en mejor posición para enfrentar al presidente Donald Trump, al cual muchos ven como una amenaza por su retórica antinmigrante. Estos votantes, que no son para nada una fuerza monolítica pero sí están unidos en varios temas clave, votarán en Texas exactamente siete meses después del ataque antilatino más letal en la historia moderna de Estados Unidos, perpetrado en El Paso.

Las encuestas han demostrado constantemente que los votantes latinos en Texas y California mencionan la atención médica, la desigualdad económica y la inmigración como sus principales problemas. Pero es probable que las próximas primarias demuestren las divisiones y contradicciones que existen entre ellos.

Es por ello que los grupos latinos están presionando para obtener más promesas de los candidatos sobre lo que harán en materia de atención médica, educación e inmigración.

Debido a esto los candidatos demócratas han redoblado sus esfuerzos en las últimas semanas para cortejar a los votantes latinos, pues reconocen el papel decisivo que podrían tener en el supermartes.

El mejor posicionado para conseguir el voto latino es el senador Bernie Sanders, quien ha dejado claro que cuenta con que el apoyo latino sea una especie de barrera protectora este 3 de marzo a nivel nacional y especialmente en California. Las encuestas recientes parecen reflejar ese esfuerzo.

Al parecer, debido a la necesidad de redoblar esfuerzos para dirigirse a la comunidad latina, Joe Biden celebró mítines en Texas con miras al supermartes, y aprovechó para anunciar el respaldo de la representante Veronica Escobar, de El Paso. El 29 de febrero, cuatro exsecretarios latinos de los gobiernos de Clinton y Obama, publicaron una carta en La Opinión, el principal periódico en español de Los Ángeles, en la que exhortaron a sus “hermanas y hermanos latinos” a votar por Biden, con el argumento de que ellos “conocen a Joe” y que él está “buscando la presidencia para restaurar el sueño americano”.

En el este de Los Ángeles el lunes por la noche, la senadora Elizabeth Warren llamó a las latinas “los héroes anónimos de la historia estadounidense”, en un largo discurso sobre las huelgas de conserjes de la década de 1990, que acumularon significativamente más poder para los sindicatos y los latinos en el sur de California.

El exalcalde de Nueva York Michael Bloomberg ha invertido una cantidad récord de dinero en anuncios en español en California y Texas. La campaña de Bloomberg se ha enfocado particularmente en encontrar respaldo local en sectores fuertemente latinos y mostrar a esos líderes en anuncios de “Ganamos con Mike”.

Al igual que la campaña de Sanders, Bloomberg ha abierto oficinas en regiones de mayoría latina que han sido históricamente ignoradas en las elecciones presidenciales, como Inland Empire y el Valle Central en California. La campaña también ha enviado millones de anuncios políticos por correo a los votantes hispanos en ambos estados.

En cierto modo, los latinos de California comenzaron su firme camino al poder político luego de la Proposición 187, una iniciativa electoral antinmigrante aprobada por los electores en 1994. Decenas de funcionarios latinos electos actualmente en el estado comenzaron su activismo durante las protestas contra esa medida, que con el tiempo fue derrotada en los tribunales. Muchos en California creen que los latinos de Texas están en medio de una transformación política similar.

Ya han pasado casi siete meses desde el tiroteo ocurrido en un Walmart de El Paso. El terrorista blanco de 21 años Patrick Crusius convirtió una mañana sabatina en la ciudad fronteriza binacional con mayoría hispana en una escena de horror: asesinó a 22 personas e hirió a más de una veintena. La mayoría de los asesinados o heridos eran mexicanos o mexicoestadounidenses.

Minutos previos al tiroteo, el asesino había publicado un manifiesto antinmigrante en línea, en el que declaraba que el ataque era una respuesta a “la invasión hispana de Texas”. Escribió que tenía miedo de que la población hispana en Texas convirtiera el estado en un bastión demócrata que “ganaría prácticamente todas las elecciones presidenciales”.

Para Elisa Tamayo, de 27 años, el tiroteo del año pasado fue personal. Sucedió en el Walmart de su vecindario, un lugar para comprar y reunirse con su familia del otro lado de la frontera. Una de las amigas de su madre fue asesinada en el ataque: María Eugenia Legarreta Rothe, de 58 años, del estado mexicano de Chihuahua. Tamayo la llamaba “tía” aunque no tenían un vínculo familiar.

Tamayo se ha postulado para un cargo público por primera vez en su vida, motivada en parte por el tiroteo de Walmart y por la retórica de Trump y los líderes republicanos del estado, pues ella piensa que esa retórica alimentó el odio antilatino del terrorista. Tamayo está en la pugna para convertirse en legisladora demócrata en la Cámara de Representantes del estado y para representar el distrito donde se encuentra el Walmart. Anunció su candidatura ocho semanas después del tiroteo, junto a familiares y simpatizantes frente a un mural en el que se lee “El Paso Fuerte”.

Tamayo, quien está en la boleta de las primarias demócratas de El Paso del 3 de marzo y que votó por Elizabeth Warren para la presidencia, afirmó que, al tocar puertas por su campaña, vio con sus propios ojos el nuevo nivel de compromiso de los votantes latinos.

Por todo El Paso, muchas personas describieron razones similares para votar: la retórica de Trump y el tiroteo del año pasado. Sin embargo, tienen diferentes conclusiones acerca de sus candidatos predilectos.

Información The New York Times
Jennifer Medina desde Los Ángeles y Manny Fernández desde El Paso.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

JA/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -