facebook comscore
A 10 años de un terremoto devastador, Haití sigue sin reconstruir

A 10 años de un terremoto devastador, Haití sigue sin reconstruir

Global sábado 11 de enero de 2020 - 18:42


A 10 años de un devastador terremoto, Haití sigue en una espiral de subdesarrollo, hambre, violencia y continuas crisis políticas.

Más de 316 mil personas murieron, 350 mil resultaron heridas y alrededor de un millón y medio se quedaron sin hogar, como consecuencia del sismo magnitud 7.0 con epicentro en Léogane, a unos 15 kilómetros al suroeste de Puerto Príncipe, el más grave desde 1842.

El 60 por ciento de la infraestructura médica destruida y también se vinieron abajo el Palacio Nacional, el Parlamento, la catedral de la capital, todos ellos aún sin reconstruir.

El terremoto fue seguido, en los siguientes 20 minutos, por dos réplicas de magnitud 6.0 y 5.7 que agravaron los daños.

Las consecuencias se sienten una década después: poco se ha levantado de lo que quedó en ruinas, la miseria, la inseguridad y la insalubridad son rampantes y Haití sigue haciendo trágico honor a su fama de nación más pobre del Hemisferio.

"Podemos decir que 10 años después Haití no se ha recuperado del terremoto", aseguró a BBC Mundo Robert Fatton, profesor de la Universidad de Virginia, en Estados Unidos y autor de "La República depredadora de Haití: la interminable transición a la democracia”.



"Su economía ha seguido muy débil, la mayoría de los productos que se comen o se venden son importados. El país ha tenido un liderazgo muy pobre y, a la vez, ha sido golpeado por numerosos desastres naturales en los últimos años que solo han aumentado la crisis", agrega.

El 99 por ciento de los desplazados ya ha sido reasentado, pero 34 mil de ellos siguen en los mismos refugios temporales, con graves carencias sanitarias y sin abastecimiento regular de agua o luz.

Al menos 11 mil 581 millones de dólares han sido canalizados en dos mil 552 proyectos de reconstrucción a través del Módulo de Gestión de la Ayuda Externa del Gobierno de Haití.

Los fondos gestionados a través de las ONG han sido incalculables, incontrolados y en muchos casos, mal gestionados o robados, lo que llevó a Haití a ser bautizado como "la República de las ONG".

La Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización en Haití (Minustah), desplegada en 2004 tras el golpe de Estado que derrocó al presidente Jean-Bertrand Aristide, alargó su mandato hasta 2017 debido al terremoto. Después fue sustituida por una misión policial de menor tamaño, que finalmente fue clausurada en octubre pasado.

La ONU ha reconocido 29 casos de abusos sexuales, incluyendo sexo con menores, y 55 denuncias de explotación sexual, referidas tanto a prostitución, como casos en los que los soldados se aprovechaban de su posición de poder sobre las víctimas.

Los casos de abusos no se restringieron a la Minustah. La ONG británica Oxfam fue expulsada de Haití en 2018 después de que se descubrió que directivos de la misma habían montado orgías con prostitutas después del terremoto.

Haití era y sigue siendo el país más pobre de América. En los últimos diez años el PIB per cápita ha mejorado ligeramente, pasando de 662 dólares a 765.

Sin embargo, el porcentaje de la población que vive con menos de dos dólares al día sigue estable por encima del 60 por ciento. Del mismo modo, el riesgo de padecer hambre está en aumento por las repetidas crisis, las malas cosechas y la inflación.

Haití carece de Gobierno desde marzo de 2019. El vacío de poder se agravará a partir de este lunes, cuando termina el mandato de los diputados y un tercio de los senadores, que no tienen reemplazo porque se aplazaron las elecciones previstas para el año pasado.

La crisis, además de agravar la inseguridad alimentaria, ha provocado una recesión y, según alerta Médicos Sin Fronteras, ha llevado el sistema de salud al borde del colapso.

En lo que se refiere a la inseguridad, numerosas bandas armadas, algunas de ellas con vínculos con importantes políticos, han proliferado en los últimos años y controlan barrios enteros de Puerto Príncipe y de otras ciudades.

En su combate a las bandas, la Policía ha sido acusada de cometer matanzas indiscriminadas. El Consejo de Seguridad de la ONU pidió este jueves que se investiguen las masacres de La Saline en 2018 y de Bel-Air en noviembre pasado, en las que murieron decenas de civiles.


Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

AP/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -