facebook comscore
Compartir, comer bien y convivir, ve a La Buena Barra

Compartir, comer bien y convivir, ve a La Buena Barra

Entornos lunes 13 de septiembre de 2021 -



Por Guadalupe Romero

María Bonita, un refrescante coctel de mezcal y flor de jamaica; una humeante sopa de alubias, tostadas y tortillas echas a mano acompañadas con una fuente de salsas con base en chiles serrano, habanero, cacahuate y otros secretos de la cocina del chef Edgar Díaz, abren el más exigente de los apetitos.

Y que decir del lugar, el ambiente inmejorable de una tarde cálida en el céntrico Polanco, en la Ciudad de México, con apenas el bullicio de la convivencia y movimiento de una de las ciudades más cosmopolitas del mundo.

Sin pensarlo más, en la capital mexicana, Monterrey y Cancún, uno de los mejores lugares para comer y beber bien, compartir con amigos y familia, además de ideal para cerrar negocios, es sin duda La Buena Barra.



Visitamos esta cantina contemporánea en la Ciudad de México y las gratas sorpresas desde que entramos hasta que dejamos el lugar y nos prometimos regresar, fueron innumerables.
Para aquellos preocupados por salir a lugares seguros, La Buena Barra nos permite pasar unas horas seguros de nuestro entorno; realizan protocolos y medidas de sanidad de primer nivel y nada invasivas.

Y empecemos por el imperdible platillo principal durante agosto y septiembre en La Buena Barra, el Chile en Nogada; auténtico y hecho con la receta original poblana. Chile poblano relleno de 500 gramos de filete calidad High Choice en combinación con nuez de castilla y macadamia, frutos secos, jerez y brandy, y cubierto con una crema semi-dulce de nogada, la mejor de la ciudad de México en cuerpo y sabor. Imposible dejar de comerla.



Es tan especial y perfecto el platillo a lo que buscamos, que cada Chile en Nogada está foliado por la elaboración en particular que se hace de cada pieza. Se puede pedir a domicilio, este mes tienen una oferta muy buena: cuatro Chiles en Nogada ($538 c/u) y de regalo una botella de vino.

Si eliges La Buena Barra para cerrar un negocio o compartir con tu familia o amigos, puedes visualizar la satisfacción de cada uno y un gran momento compartiendo platillos, desde las entradas hasta los postres.



El menú es basto y sugerente todo. Para cuatro personas, por ejemplo, puedes empezar con un molcajete de Chicharrón de Rib Eye y guacamole al centro, dos órdenes de Sopecitos de Tuétano con escamoles y un Taco de Jaiba Desnuida para cada uno; este último destaca por lo bien tratado del producto al grado que puede comerse todo sin dejar migaja alguna del delgado caparazón del crustáseo.



Como plato principal entre cortes, del mar y creaciones contemporáneas de fusión del Chef Díaz, se puede elegir la Caña de Filete al Mezcal sobre Bloque de Sal (para tres personas), Langostinos al Mojo de Ajo, Big Boy (Tomahawk Cross Wagyu australiano, 8-9 grados de marmoleo, con tocino y cerdo crocante, perfumado con mantequilla de pato, cebolla y papas) o la Picaña de Wagyu en costra de chiles cajún, servida a la mesa para rebanar y compartir.



La música ambiental y las pantallas con los eventos deportivos favoritos del momento, en un volumen moderado, permiten pasar una tarde de conversación sin que el tiempo parezca correr, por lo que seguramente luego de una exquisita comida y buena bebida salida de una de las cartas más amplias de tequilas, mezcales y otros licores, además de una basta y exigente cava, nos permiten llegar al postre.

La Buena Barra nos ofrece un delicioso Pastel 24 Capas, a prueba de más exigente de los pasteleros. Se trata de 24 capas de biscocho de cocoa, betún de nutella y ganache de chocolate semi-amargo, coronado con frutos rojos. También, muy recomendable, aventurarse con unos deliciosos churros recién hechos servidos en espiral con una cama de azúcar y canela para aderezarlos al gusto con Nutella y cajeta.