facebook comscore
Distribuyen en máquinas de comida  chatarra cubrebocas, guantes, gel…

Distribuyen en máquinas de comida chatarra cubrebocas, guantes, gel…

Global lunes 18 de mayo de 2020 - 00:00

Por Martha Cotoret
martha.cotoret@contrareplica.mx

Las máquinas que tradicionalmente son usadas para la venta de refrescos y golosinas en aeropuertos, supermercados y algunas oficinas ahora tienen una nueva función. En medio de la pandemia del coronavirus países como España, Francia, Singapur e Italia las han instalado para la distribución de cubrebocas, gel y hasta guantes.
La idea es que los ciudadanos puedan tenerla al alcance cada vez que la necesiten, explica Gesmatik, una empresa fabricante en España, cuya oportunidad de negocios va dirigida a vender a gobiernos o empleadores estas máquinas surtidoras.
Gesmatik surgió en 2009 con la idea de vendérselas principalmente a empresas de ramos de la construcción equipos, manteniendo el control de los insumos que se ocupaban en el personal. Sin embargo, en tiempos de coronavirus, la compañía –que hasta 2014 se abrió al mercado de Francia e Italia– descubrió que su tecnología podría servir para prevenir los contagios.
En España, esta empresa tiene 150 máquinas expendedoras en hospitales para surtir los trajes, cubrebocas y guantes al personal sanitario. También ofrecen la instalación de máquinas, con una capacidad de hasta 2,000 productos, a gobiernos locales o estatales para que puedan distribuir mascarillas a sus ciudadanos y controlar la periodicidad de la dotación.
Pues para usar la máquina necesitas una tarjeta personalizada que contiene la información de cuántos insumos te puede dar y en qué lapso. “Con la relevancia que van a tomar y el cambio en los usos debido al Covid-19 esta implantación se va a extender a más productos y generalizar en más sectores hasta llegar a todo tipo de empresas”, asegura a ContraRéplica la empresa que también tiene sedes en Italia y Francia.
Y ya se está viendo. En Eibar, una comunidad del País Vasco, el ayuntamiento instaló seis dispensadoras en distintas localidades y repartió a sus habitantes una tarjeta electrónica personalizada. Una vez insertada en la máquina, se obtiene un lote empaquetado de cuatro mascarillas sanitarias. Podrán repetir la operación una vez por semana.
El punto de distribución tiene además gel hidroalcohólico, con el objetivo de que la persona usuaria pueda desinfectarse las manos antes y después de la extracción de las mascarillas, y evitar, así, contagios.
Los propietarios de las máquinas las prestaron para tal fin. "Pensamos que ya que estábamos sin trabajo, teníamos que hacer algo para aportar nuestro granito de arena a la lucha de la pandemia”, cuenta a Carlos Abad, gerente de la Urkotronik. “Seguimos rigurosamente los protocolos que exigen las autoridades sanitarias. Todas van bien precintadas y llevan los códigos”, asegura Abad.
En Singapur también se ha implementado esta estrategia: la marca de videojuegos Razer dio un giro hacia el mercado sanitario y fabricó, junto una especialista en tecnología, una máquina que vende mascarillas. Aunque no está abierta al mercado la usan para dotar de cubrebocas a sus empleados a través del escaneo de un código QR.


Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -