facebook comscore
El Acueducto del Padre Tembleque: la convicción de una construcción imposible

El Acueducto del Padre Tembleque: la convicción de una construcción imposible

Entornos lunes 06 de julio de 2020 - 15:59

Por Óscar Antonio Roa 

Entre el Estado de Hidalgo y el Estado de México existe un acueducto que es Patrimonio Mundial de la Humanidad, por su proeza arquitectónica. 

Se trata de una obra encaminada a dirigir el agua del cerro Tecajete, hasta el actual municipio de Otumba en el Estado colindante. Actualmente, pareciera una construcción realizable con ciertas complicaciones debido a la accidentada geografía mexicana, pero definitivamente se volvió en un verdadero reto de la arquitectura colonial en el siglo XVI de la Nueva España. Solo dos personas tendrían el valor de encaminarse en semejante proyecto, ellos fueron: fray Francisco de Tembleque y el maestro Juan Correa y Agüero. 

La estructura ubicada en las zonas de Zempoala, Nopaltepec, Axapusco y Otumba, tiene una longitud de 48.22 kilómetros combinada con una altura aproximada a los 40 metros, siendo más alta que cualquier acueducto de origen romano. Nadie en ese momento creería en la realización de este inmueble; por lo tanto, se requerirían mayores estudios sobre la forma de transporte de agua utilizada por los aztecas. De esta manera, nació una combinación entre dos civilizaciones gigantes, el Imperio del centro de México y el Imperio romano. Esto dio pie al nacimiento de un mecanismo perfecto de transporte de agua. 

Actualmente, esta construcción es considerada como la mayor obra hidráulica de la Nueva España, aunque ya no se encuentra en funcionamiento, sigue siendo un lugar de mucha admiración.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

JA/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -