facebook comscore
El Oscar en tiempos de escándalos

El Oscar en tiempos de escándalos

Suplemento viernes 22 de febrero de 2019 - 06:03

Ernesto Diezmartínez

Las semanas previas a la entrega número 91 de los premios de la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas de Hollywood han estado llenas de controversia. Pero no hay de qué sorprenderse: en estos tiempos de redes sociales, escándalos cotidianos y linchamientos mediáticos, el Oscar no podía escaparse a los tiempos que vivimos en este Nuevo Bravo Mundo del Twitter, el Facebook, Change.org, similares y conexos.

Así pues, el anfitrión para conducir la ceremonia, el comediante afroamericano Kevin Hart, tuvo que renunciar pocas horas después del anuncio de que había sido elegido, debido a que algunos volvieron a leer viejos tuits homofóbicos que él había escrito varios años atrás. El comediante se negó a disculparse y la Academia no encontró otro camino que retirarle la invitación. Parafraseando un viejo chiste de Woody Allen, Hart duró menos como anfitrión del Oscar que el matrimonio de Hitler con Eva Braun.

Después de este desaguisado, siguieron otros más: que nadie quiso ser plato de segunda mesa y sustituir a Hart, por lo que por vez primera desde 1989 el Oscar no tendrá conductor; que alguno de los nominados ha sido crucificado por algún desafortunado tuit (el guionista de Green Book: una amistad sin fronteras, Nick Villalonga, tuvo que disculparse por algún exabrupto racista antimusulmán de hace varios años); que otro ha sido condenado al ostracismo por el resurgimiento de acusaciones de abuso sexual (Bryan Singer, director de Bohemian Rhapsody, la historia de Freddy Mercury); y que la propuesta de entregar algunos premios fuera del aire, entre los cortes comerciales, provocó tal rebelión en la granja hollywoodense que la Academia gringa tuvo que echarse para atrás.

Esta entrega resulta especialmente significativa para el cine nacional: Roma, la novena película mexicana de la historia nominada al Oscar a Mejor Cinta en Idioma Extranjero será muy probablemente la ganadora de esa estatuilla y se convertirá en el primer filme nacional en obtener ese galardón. Además, es probable que el octavo largometraje de Alfonso Cuarón, nominado a diez Oscars, se lleve otros tres más, número que lo empataría con El tigre y el dragón (Lee, 2000), la otra cinta realizada en idioma distinto al inglés que también tuvo diez nominaciones y que, en el Oscar 2001, ganó cuatro estatuillas.

Pero, ya que estamos en esto, ¿quién ganará este domingo las principales estatuillas? ¿Y quién debería, desde la trinchera personal, ganar el Oscar? ¿Y cuáles habría nominado yo si fuera votante en esta interminable, frívola pero inevitable kermés cinematográfica en la que la industria fílmica estadounidense se celebra a sí misma? He aquí, pues, la lista de mis predicciones, mis filias y mis fobias, entre las trece categorías más importantes del Oscar 2019:

MEJOR ACTRIZ

Va a ganar: Glenn Close por La buena esposa (Runge, 2017), en una interpretación muy sutil y delicada, que va de menos a más a lo largo de este discreto melodrama literario-marital.

Debería ganar: Glenn Close o, en su defecto, Olivia Colman, por su desbordada interpretación de la caprichosa reina Ana de La favorita (Lanthimos).

Debería haber sido nominada: Toni Collette por El legado del diablo (Aster, 2018) en lugar de Lady Gaga por Nace una estrella (Cooper, 2018).

MEJOR ACTOR

Va a ganar: Rami Malek por Bohemian Rhapsody y su imitación de Freddie Mercury.

Debería ganar: Willem Dafoe por Van Gogh en las puertas de la eternidad (Schnabel, 2018), por su Van Gogh que no solo sufre o enloquece sino que también ríe y goza.

Deberían haber sido nominados: Ethan Hawke por First Reformed (Schrader, 2018) y Charlie Plummer por Apóyate en mí (Haigh, 2017) en lugar de Bradley Cooper por Nace una estrella y Christian Bale por su botarga de Dick Cheney en El Vicepresidente: más allá del poder (McKay, 2018).

MEJOR ACTRIZ SECUNDARIA

Va a ganar: Difícil predicción. La actriz que fue premiada por el sindicato de actores, Emily Blunt, ni siquiera fue nominada al Oscar. Mi apuesta es Regina King por Si la colonia hablara (Jenkins, 2018) o Rachel Weisz por La favorita. En realidad, es en esta categoría donde podría haber la mayor sorpresa de la noche.

Debería ganar: Cualquiera de las nominadas, menos Amy Adams.

Debería haber sido nominada: Emily Blunt por Un lugar en silencio (Krasinski, 2018) que, como anoté, fue nombrada mejor actriz secundaria por el sindicato de actores. ¿Quién sobra en esta categoría?: Amy Adams por El Vicepresidente.

MEJOR ACTOR SECUNDARIO

Va a ganar: Mahershala Ali por Green Book.

Debería ganar: Richard E. Grant por ¿Podrás perdonarme algún día? (Heller, 2018).

Debería haber sido nominado: Hugh Grant por su villano narcisista de Paddington 2 (King, 2017), en lugar del actor que ustedes quieran.

MEJOR DIRECTOR

Va a ganar: Alfonso Cuarón.

Debería ganar: Alfonso Cuarón.

Debería haber sido nominado: Steven Spielberg por Ready Player One: Comienza el juego (2019), la cinta más dinámica del 2018 dirigida por un joven cineasta de más de 70 años de edad. Adam McKay, por El Vicepresidente, está de más frente a Spielberg y los demás nominados.

MEJOR GUION ADAPTADO

Va a ganar: El infiltrado del Kkklan (Lee, 2018). Es la única oportunidad que tiene la Academia estadounidense de premiar a un cineasta de la trayectoria de Spike Lee. Quiero pensar que no la van a desaprovechar.

Debería ganar: El infiltrado del Kkklan, por las mismas razones ya descritas.

Debería haber sido nominado: Ready Player One o Beoning (Lee, 2018) en lugar de Nace una estrella.

MEJOR GUION ORIGINAL

Va a ganar: Con el triunfo de Bo Burnham por su guion de Eighth Grade (2018) en el Sindicato de Guionistas –cinta que ni siquiera está nominada–, la predicción de quién ganará en esta categoría se ha vuelto más complicada. Puede ser Green Book, si los votantes perdonan el exabrupto racista de Nick Villalonga.

Debería ganar: First Reformed, no solo porque es el mejor guion de todos los nominados, sino porque es hora de demostrar la admiración que merece Paul Schrader.

Deberían haber sido nominados: El legado del diablo y Un lugar en silencio en lugar de Green Book y El Vicepresidente.

MEJOR FOTOGRAFÍA

Va a ganar: Alfonso Cuarón.

Debería ganar: Alfonso Cuarón o Lukasz Zal por Guerra fría.

Debería haber sido nominado: Pawel Pogorzelski por El legado del diablo aunque, para ser francos, los cinco cinefotógrafos en esta categoría hicieron un trabajo muy sólido.

MEJOR EDICIÓN

Va a ganar: Bohemian Rhapsody. Triunfar en esta categoría solía señalar a la segura ganadora del Oscar a Mejor Película, pero esto ha dejado de suceder en los últimos años, debido a la expansión en el número de cintas nominadas y a que la mejor película se elige por voto preferencial y no directo. De todas maneras, el triunfo de Bohemian Rhapsody es el más probable: la cinta ganó el Eddie (es decir, el premio del sindicato de editores) hace un par de semanas como la mejor cinta editada en el género de drama. La otra posibilidad es La favorita, que ganó el Eddie respectivo en el género de comedia.

Deberían ganar: Bohemian Rhapsody. Al final de cuentas, la edición del concierto final es lo mejor de esta biopic tan poco propositiva.

Debería haber sido nominada: Ready Player One en lugar de Green Book. Increíble que el gremio de editores haya dejado pasar el trabajo que hicieron para Spielberg el veterano Michael Kahn y su colega Sarah Broshar.

MEJOR LARGOMETRAJE ANIMADO

Va a ganar: Spider-Man: un nuevo universo (Persichetti, Ramsey y Rothman, 2018), sin duda la cinta animada más propositiva en la forma y en el fondo entre todas las nominadas.

Debería ganar: Spider-Man: un nuevo universo o Mirai no Mirai (Hosoda, 2018), una tradicional cinta animada japonesa que, de todas maneras, merece más atención y amor.

MEJOR LARGOMETRAJE DOCUMENTAL

Va a ganar: Tengo la sensación que, como ha sucedido en otras ocasiones, la cinta más claramente política y progresista será la ganadora. Es decir, RBG (West y Cohen, 2018), la hagiografía de la jueza de la Suprema Corte de Justicia Ruth Bader Ginsburg y su. Su triunfo sería una bofetada, otra más, a Donald Trump. No creo que los miembros de la Academia gringa desperdicien esta oportunidad.

Debería ganar: Sospecho que cualquier otra de las nominadas, aunque me faltan un par por ver. En todo caso, Free Solo (Chin y Chai Vasarhelyi, 2018), sobre un demencial tipo que escala montañas sin protección ni cuerdas, y Minding the Gap (Liu, 2018), una suerte de autobiografía documental/generacional, son mucho más interesantes que RBG.

MEJOR PELÍCULA EN IDIOMA EXTRANJERO

Va a ganar: Roma. Acaso el Oscar más seguro para la cinta de Cuarón.

Debería ganar: Roma.

Debería haber sido nominada: Pájaros de verano.

MEJOR PELÍCULA

Va a ganar: Desde mi perspectiva, solo hay dos cintas de consenso que podrían obtener la máxima estatuilla, dado el sistema de voto preferencial y no directo. La opción más lógica es Green Book, la típica cinta “de mensaje” ganadora del Oscar, una suerte de El chofer y la señora Daisy (Beresford, 1989) del nuevo siglo. La segunda es Roma, que ha ganado (casi) todo lo que podría ganar y que tiene la ventaja de no haber sufrido una sola campaña publicitaria en contra –como sí le ha pasado a Green Book–. La desventaja de Roma es que no fue nominada a mejor edición y no es común que una cinta que no fue nominada en esta categoría gane el Oscar principal –esto ha sucedido solo en 10 de 84 ocasiones–. Otra desventaja es que nunca una cinta hablada en otro idioma que no sea inglés ha ganado el Oscar a Mejor Película. Roma sería la primera en hacerlo. ¿Cuál de las dos ganará? El volado que tiré dice que Roma.

Debería ganar: Roma. La mejor película, de lejos, entre todas las nominadas.

Deberían haber sido nominadas: Ready Player One, Beoning, El legado del diablo, First Reformed y Guerra fría en lugar de Black Panther (Coogler, 2018), Bohemian Rhapsody, Green Book, Nace una estrella y El Vicepresidente. Si nomás me dejaran a mí decidir las nominaciones…


Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

IM/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
La danza del cine Suplemento
2019-04-12 - 05:09
El contador de historias de Senegal Suplemento
2019-04-12 - 05:03
Ciertas formas de violencia Suplemento
2019-04-12 - 04:54
Perros Suplemento
2019-04-12 - 04:50
Una carta abierta contra el olvido Suplemento
2019-04-05 - 07:39
Operación masacre Suplemento
2019-04-05 - 07:31
Más leídas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER

+ -