facebook comscore
Fundación Plan B transforma la vida de mujeres privadas de su libertad

Fundación Plan B transforma la vida de mujeres privadas de su libertad

Entornos sábado 29 de abril de 2023 -

Por: Federico Reyes y Rebeca Rueda

Fundación Plan B busca apoyar a mujeres que están en confinamiento temporal en cárceles, convirtiendo sus espacios en centros de aprendizaje, para evitar el concepto de cárcel punitiva, es decir, de castigo, idea que ha prevalecido por muchos años en México, explica la fundadora y directora de la organización social, Tatiana Ortiz Monasterio, en entrevista para Contra Réplica.

Para lograr su objetivo, Plan B ofrece un programa con contenido y propuestas de reinserción social, mucho más robusto y profundo de lo que ha podido proporcionar el gobierno, asegura Ortiz, quien indica que existe el compromiso de servir a las mujeres para poder transformar su realidad, a través de la misma estancia y sus centros de rehabilitación y readaptación social.

Dicha fundación está presente en diferentes estados de la República Mexicana, se encuentran aproximadamente 20 penales hasta el momento; sin embargo, el proyecto está en crecimiento, pues se tiene el objetivo de llegar a todas las mujeres que están privadas de su libertad en el país y, posteriormente, también a los hombres que se encuentran en la misma situación. Otra meta es incluir en el programa a los familiares de las personas recluidas.

La importancia de integrar la vida académica a los penales, a través de lo que propone la iniciativa, radica en que estos lugares son una representación de lo que se vive en el país, por lo que dan oportunidad de atender las necesidades de las personas custodiadas, pero a también de permear a sus familias, por lo que es relevante llevar un programa interactivo y, después, uno dedicado a la comunicación.

De hecho, Plan B ha recibido la gratitud de los parientes de las personas que han interactuado con su programa, por ofrecer experiencias de entendimiento y aprendizaje; algunos se han querido integrar a los talleres para participar de la misma manera que sus familiares que están en la cárcel, lo cual aporta a la cultura de prevención.

Con base en la retroalimentación dada por las mujeres recluidas que han participado en las actividades de Plan B, se puede observar un cambio positivo en la vida cotidiana dentro de los penales, al presentarse mejoras en la socialización de las mujeres con sus familias y entre compañeras, pues se muestran más tranquilas, con menos ansiedad y depresión.

Además, las mujeres recluidas han mencionado que lo que más les ha ayudado es entender lo que les pasó y el porqué, para entonces dejar atrás la culpa y la vergüenza, y así abordar el problema desde su origen.

El equipo de Plan B considera que es fundamental la colaboración de los gobiernos en esta labor con personas privadas de la libertad, pues la fundación no tiene los recursos necesarios para resolver toda la problemática.

En la actualidad persiste el prejuicio de que en las cárceles hay gente mala, cuando se trata de personas heridas, que su actuar se ha visto influenciado por su dolor. De este modo, resulta importante cambiar la mirada que la sociedad arroja a estos espacios.

Al subrayar que el gobierno es uno de los pilares de la misión de la fundación Plan B, se puede mencionar el caso de Querétaro, pues en esta entidad han recibido una respuesta ejemplar, con sensibilidad y compasión, que ha permitido crear entornos adecuados para la dignificación humana de las personas que llevan una vida en la cárcel.


No te pierdas la noticias más relevantes en instagram

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

CA/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -