facebook comscore
Pandemia opaca asunción  de Trump a la reelección

Pandemia opaca asunción de Trump a la reelección

Global martes 30 de junio de 2020 - 00:51

Por Martha Cotoret y agencias

Jacksonville, la ciudad de Florida que alojará a fines de agosto al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante la Convención Republicana, un evento que el mandatario esperaba libre de distanciamiento social, anunció ayer que ordena el uso obligatorio de cubrebocas en público.
Desde ayer, “la ciudad de Jacksonville requerirá el uso obligatorio de mascarillas en lugares públicos y cerrados, así como en otras situaciones donde no es posible el distanciamiento social", escribió la alcaldía en un tuit.
Hace tres semanas, el Partido Republicano anunció que Trump sería investido como candidato a la presidencia a fines de agosto en Jacksonville, en lugar de Charlotte, en Carolina del Norte, como estaba previsto inicialmente.
El cambio de sede se debió a que el presidente quería celebrar ese acto sin medidas de distanciamiento ni anfiteatros habilitados a media capacidad debido a la pandemia, y las autoridades de Charlotte se negaron a conceder esa excepción.
Esto ocurre en momentos en que Florida registra grandes saltos en sus reportes diarios de nuevos casos de coronavirus y aumentan las tensiones con las personas escépticas que se niegan a usar mascarillas en nombre de sus libertades individuales.
Por su parte, varios legisladores republicanos están haciendo un esfuerzo por cubrirse la cara en público, tomando distancia de las prácticas del presidente Donald Trump, quien es reacio a utilizar un cubrebocas, en momentos de un fuerte incremento de los casos de covid-19 en el país.
El líder de los republicanos en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, dijo el lunes que todos los ciudadanos tienen la responsabilidad de seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias para ayudar a frenar la propagación del coronavirus.
“Deberían usar un cubrebocas", dijo McCarthy a CNBC después de que su estado natal, California, comenzó a revertir los esfuerzos para reabrir la economía por un aumento acelerado de las infecciones. “Si no pueden distanciarse socialmente, deben llevar un cubrebocas y ser respetuosos el uno con el otro", agregó.
El senador republicano Tim Scott, de Carolina del Sur, otro estado donde los casos se están disparando, publicó un mensaje similar en Twitter. “¡Aliento a todos a que usen sus mascarillas!", afirmó.
Una encuesta de Reuters/Ipsos realizada en mayo encontró que solo un tercio de los republicanos estaba "muy preocupado" por el virus, en comparación con casi la mitad de los demócratas.
Trump evita usar cubrebocas en público, mientras que su rival demócrata para las elecciones de noviembre, Joe Biden, generalmente lleva una.
Si bien varios políticos republicanos han empezado a usar mascarillas, algunos han evitado insistir en que los estadunidenses se cubran la cara en público, argumentando que se trata de una elección personal.
Esto ha comenzado a cambiar a medida que los casos de coronavirus en el país se disparan a niveles récord día tras día, lo que llevó a estados liderados por los republicanos -como Texas y Florida- a volver a imponer restricciones, como el cierre de bares recientemente reabiertos.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

JG/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -