facebook comscore
Penales en el país, “bomba de tiempo” para fugas y motines

Penales en el país, “bomba de tiempo” para fugas y motines

Ciudades lunes 03 de febrero de 2020 - 04:05

POR Luis Carlos Rodríguez
nacion@contrareplica.mx
La mayoría de los 284 penales estatales y federales del país tiene más de 50 años de haber sido construidos y sus sistemas de vigilancia, así como de acceso y controles son obsoletos, debido a que utilizan cámaras de uso residencial en prisiones que son de alta seguridad, puertas con cadenas y candados por lo que son una “bomba de tiempo” para que se repitan motines, fugas y persistan prácticas como la extorsión.
De acuerdo con análisis de la Asociación Mexicana de Empresas de Seguridad Privada (AMESP) se expone que la mayoría de las prisiones “son edificaciones poco funcionales e ineficientes para los propósitos de contención y reinserción que, supuestamente, aspiran” sumado al tema del contubernio, corrupción y lo obsoleto de los equipos y tecnología que se utiliza en materia de monitoreo, controles y accesos para los internos funcionarios y visitantes.
“El sistema penitenciario es para muchos estados una bomba de tiempo, de milagro no han vuelto a ocurrir situaciones como las de Topo Chico, —donde derivado de un motín, en febrero del 2016 murieron 52 reos— pero las condiciones, penosamente, en la mayoría de las prisiones de México son casi perfectas para graves tragedias”.
Se expone que la mayor parte de los reclusorios estatales del país, incluidos los de la Ciudad de México, son “edificios que se concibieron a mediados del siglo pasado, y los cuales, en materia de seguridad, se les han venido haciendo parches y enmendaduras sin lógica, muchas veces de manera reactiva y con base al criterio del funcionario en turno, por lo que en ocasiones y de manera sorprendente podemos encontrar candados, enrejados y hasta cámaras de uso residencial en prisiones que dicen ser de máxima seguridad”.
Respecto a la tecnología, la AMESP destacó que muchas prisiones invierten importantes sumas para implementar sistemas de cámaras, sensores de detección de fugas y otros, pero por no llevar un mantenimiento adecuado y seguimiento a las licencias y actualizaciones las inversiones se pierden.
“Los reclusorios de la Ciudad de México, exceptuando el Nuevo Penal de Santa Martha Acatitla, que por cierto construyó Andrés Manuel López Obrador, como Jefe de Gobierno, e inauguró en el 2004; son edificios que se concibieron a mediados del siglo pasado, y los cuales, en materia de seguridad, se les han hecho parches y enmendaduras sin lógica, muchas veces de manera reactiva y con base al criterio del funcionario en turno”.
Ante este panorama en los 284 centros penitenciarios, que albergan aproximadamente a 221 mil reos, la AMESP ofreció al Gobierno federal y de las 32 entidades, asesoría y la tecnología a través de sistemas anti drones, de videovigilancia, plataformas de comando y control unificado, sistemas de detección de intrusión, barreras perimetrales, así como programas de capacitación, que se utilizan en Estados Unidos y Canadá que permitirían a los reclusorios de todo el país evitar situaciones como motines y fugas.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Detienen a César Duarte en Miami, Florida Ciudades
2020-07-09 - 01:17
La CDMX rebasa los 6000  muertos por Covid-19 Ciudades
2020-07-09 - 01:11
+ -