facebook comscore
Pese a la fase 2, adultos mayores siguen en calles

Pese a la fase 2, adultos mayores siguen en calles

Nación miércoles 25 de marzo de 2020 - 00:00

Luis Carlos Rodríguez y Osvaldo Piña
En plena fase 2 de la pandemia del coronavirus en la capital del país, personas de la tercera edad siguen en las calles, lo mismo saliendo a comprar alimentos y medicinas porque viven solos, trabajando, sobreviviendo, arriesgando la salud para comer, como todos los días, con o sin el virus mundial.
Boleros, vendedores ambulantes, taxistas, diableros y comerciantes en mercados. A los empacadores de los supermercados los mandaron a sus casas sin ningún apoyo económico. Población que es superior a un millón 200 mil y de los cuales el 41 por ciento vive en situación de pobreza de acuerdo con el Coneval.
“Quien nos va a dar de tragar. Tengo que chingarle, el gobierno no me va a dar de comer. El mercado está solo, sin clientes y tenemos que pagar renta”, dijo molesto don Jesús, de 73 años, quien es locatario del Mercado Lázaro Cárdenas en la Colonia del Valle al ser cuestionado sobre las medidas de aislamientos para adultos mayores.
Guerrerense, 82 años, el señor Francisco intenta sobrevivir, sin saberlo, en plena crisis del Covid-19 en la calle de Mesones, en el Centro Histórico. “De a 10 la boleada” grita débilmente frente a las escasas personas que aún caminan por esta zona. “No sé qué es eso del coronavirus, pero yo tengo que bolear para la papa. Yo vivo solo y pago renta por un cuarto en San Marcos”, Xochimilco.
La señora Elvira, de 71 años, también seguirá desafiando el Covid-19. Tiene un hijo con una enfermedad congénita que depende de ella para comer y tomar sus medicinas. Bastón en mano, camina cinco calles desde su casa a una pollería en la Colonia Narvarte.
“Está bien lo de las restricciones, pero los que se fueron de vacaciones son lo que van a traer el virus. En mi caso yo tengo que salir porque mi hijo tiene problemas de salud desde que nació. No puede caminar y ahorita el problema está más grave porque además no hay agua en la casa”, dijo a ContraRéplica.
Don Javier, de 77 años, percibe más grave que la pandemia el no tener para comer en los próximos días: “Yo me he sentido bien de salud. Tengo mi puesto de artículos de limpieza, pero la venta está muy tranquila ahorita. No tengo quien me ayude en mi familia, nada más yo atiendo el puesto en el mercado. No podemos guardarnos, sino que comemos. Tenemos que vender para sobrevivir”.
“Ahí la llevo uno poco a poco. A pesar de los anuncios del gobierno yo tengo que salir, sino quien abre el negocio, sino qué como. Llego desde la siete de la mañana y me voy a la 5 de la tarde, pero no hay gente, no hay ventas”, refiere el señor Arturo, de 70 años, quien tiene un puesto de verduras en el Mercado Lázaro Cárdenas.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -