facebook comscore
Piden considerar a los libros entre esenciales

Piden considerar a los libros entre esenciales

Ciudades viernes 17 de abril de 2020 - 05:45

Por Claudia Bolaños
nacion@contrareplica.mx
Desde hace 30 años están ubicados en el Callejón Paseo de La Condesa, a un lado del Palacio de Minería, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, vendedores de libros de toda clase de libros.
De 68 personas que allí se colocan, a la intemperie, ahora con la emergencia sanitaria sólo hay 15 que regresaron e “imploran” la ayuda de la sociedad para lograr sobrevivir.
Considerados como trabajadores no asalariados, aún no reciben la licencia como tal, así que no tienen ninguna ayuda gubernamental como ha sucedido con otros, pero lo que preferirían es que la venta de libros fuera considerada como servicio esencial, —tal y como se hizo en Italia que reabrió sus librerías—, y al igual que en aquel país poder hacer entregas de pedidos a domicilio.
Antonieta Mora lleva 30 años trabajando allí, y en estos días ha llegado a tener sólo ventas por 50 pesos, pero otros, dice, están peor porque tienen familia que alimentar y no tienen dinero para lo primordial, que es comer.
“Es muy lamentable, muy triste que algunos vendamos sólo 50 pesos y si bien nos va un poco más, pero eso es cuando viene alguno de los lectores asiduos, de algunos clientes constantes que no viven sin leer”, indicó Antonieta.
En el pasillo ubicado también a un costado del Palacio Postal, se encuentra este grupo de personas, a quienes se les considera trabajadores no asalariados, y se les ha permitido seguir con su venta callejera en ese espacio turístico.
Para no “afear” la zona, las autoridades les entregaron uno carritos, tipo libreros, para colocar allí su mercancía en ese espacio, y en estos poder llevarlos y traerlos; sin embargo, en caso de que haya lluvia, esas estructuras no impiden el paso del agua, y los libros corren riesgo de mojarse.
Lo que estos comerciantes pidieron en su momento, era un domo que protegiera a los libros usados y antiguos que en esta zona se ofertan, atrayendo a varios compradores hasta que la pandemia del coronavirus, como a muchos sectores e industrias, vino a afectar.
El Callejón Paseo de la Condesa es la alternativa para quienes no puedan pagar los costos de las librerías de la ciudad, así como para quienes incluso vayan a las librerías de viejo en Donceles, pues tales espacios a pesar de contar con libros usados y nuevos no pueden igualar los precios que aquí se ofertan.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -