facebook comscore
Una lucha de 13 años por la justicia en el asesinato de un activista filipino

Una lucha de 13 años por la justicia en el asesinato de un activista filipino

Global lunes 13 de mayo de 2024 -

AFP
Cuando el activista medioambiental y locutor de radio filipino Gerry Ortega fue asesinado a tiros en la isla tropical de Palawan, su familia y amigos creyeron que había suficientes pruebas condenatorias para condenar al presunto autor intelectual.
Pero más de 13 años después, el hombre acusado de ordenar el asesinato, el exgobernador provincial Joel Reyes, se encuentra escondido, mientras que su hermano, también implicado, es alcalde.
En un país donde cientos de periodistas y defensores del medio ambiente han sido asesinados en las últimas dos décadas, el asesinato de Ortega el 24 de enero de 2011 destaca por su descaro.
El padre de cinco hijos recibió un disparo en la nuca en una tienda de ropa de segunda mano en una calle muy transitada en Puerto Princesa, la capital de Palawan.
Ortega acababa de terminar su programa de radio matutino, donde frecuentemente criticaba a los políticos, incluido Reyes, a quien acusó de corrupción y de permitir el saqueo de los bosques y minerales de Palawan.
"Se ganó muchos enemigos, pero el mayor enemigo fue Joel Reyes y por eso lo mataron", dijo a la AFP Redempto Anda, periodista en Palawan y amigo de Ortega.
Reyes siempre ha negado su participación en el asesinato.
El asesino de Ortega fue capturado y el arma que utilizó fue rastreada hasta un colaborador cercano del exgobernador.
Un guardaespaldas, que contrató al escuadrón de la muerte, se convirtió en testigo estatal e implicó a Reyes.
Pero Reyes sigue libre después de muchos giros legales en el caso, lo que deja a la familia, los amigos y los grupos de derechos humanos de Ortega lamentándose por la "cultura de impunidad" prevaleciente en Filipinas.
"Lo único que queremos es tener un juicio justo y honesto", dijo a la AFP su hija Michaella, de 35 años.
"Han pasado 13 años. La evidencia está ahí".
- Grupos de prensa instan a la detención -
Los fiscales inicialmente absolvieron a los hermanos Reyes de su participación en la muerte de Ortega, pero revocaron su decisión en marzo de 2012 y los acusaron.
Los hermanos huyeron a Tailandia, donde fueron capturados tres años después y deportados a Filipinas.
Reyes fue liberado en 2018 después de que un tribunal anulara el caso en su contra, pero los cargos fueron restablecidos casi dos años después.
La Corte Suprema emitió una suspensión de la orden de nuevo arresto de Reyes mientras escuchaba su petición de reconsideración, pero el año pasado rechazó su apelación y ordenó que fuera arrestado y que se reanudara el juicio.
Los abogados de Reyes, que se ocultó, ahora buscan que el caso se traslade de Palawan a Manila, lo que la familia Ortega insiste es otra táctica dilatoria.
Reyes afirmó que fue incriminado por el asesinato de Ortega y que no podía recibir un "juicio justo" en Palawan, dijo a la AFP Rolando Bonoan, amigo de Reyes.
A pesar de la acusación de asesinato, Reyes se postuló para gobernador de Palawan en las elecciones de 2022, pero perdió.
Mario, ex alcalde del municipio de Corón, logró su reelección.
Grupos de defensa de la prensa, incluido el Comité para la Protección de los Periodistas y Reporteros Sin Fronteras (RSF), se reunieron recientemente con las autoridades filipinas para brindarles información sobre la ubicación de Reyes.
"La información que hemos proporcionado al Departamento de Justicia y a la Policía Nacional proporciona todas las claves para encontrar y arrestar a Joel T. Reyes", afirmó Cedric Alviani de RSF.
Ni el Departamento de Justicia ni la policía respondieron a las solicitudes de comentarios de la AFP.
- 'Alguien eligió que muriera' -
En su casa en Puerto Princesa, la viuda de Ortega, Patty, y dos de sus hijos hojean álbumes de fotos llenos de recuerdos.
Michaella dijo que la familia todavía lucha por la pérdida de su padre.
"La muerte en la familia ya es realmente trágica, pero el asesinato significa que alguien eligió que él muriera", dijo.
"Alguien lo planeó, alguien pagó a alguien para que eso sucediera".
Ortega fue un apasionado defensor del medio ambiente de Palawan, hogar de hermosas playas, impresionantes arrecifes de coral y bosques biodiversos.
Patty dijo que se sentía enojada por la falta de justicia para su esposo, pero se negó a dejarse consumir por ella.
"En la medida de lo posible mantenemos nuestro enfoque en aquello por lo que él estaba luchando porque yo también creo en aquello por lo que él estaba luchando", dijo.
- 'Le puede pasar a cualquiera' -
Después del asesinato de otro locutor de radio en noviembre, el presidente filipino Ferdinand Marcos dijo que no se tolerarían ataques a periodistas.
El mes pasado, el Grupo de Trabajo Presidencial sobre Seguridad de los Medios dijo que el presunto pistolero en ese tiroteo había sido arrestado, señalando el compromiso de la administración de Marcos de "garantizar que los perpetradores de la violencia sean arrestados y obligados a pagar por sus crímenes".
Pero la familia Ortega y los activistas de derechos humanos señalan la larga lista de periodistas y ambientalistas asesinados en los últimos años y la falta de justicia para esas víctimas.
En Palawan, el asesinato de alguien de tan alto perfil como Ortega tuvo un efecto paralizador en periodistas y activistas.
"¿Por qué sucedió? ¿Entonces le puede pasar a cualquiera?" dijo Grizelda Mayo-Anda, jefa del Centro de Asistencia Legal Ambiental, que trabajó con Ortega.
Redempto Anda colaboraba a menudo con Ortega en cuentos.
Una de sus revelaciones más sensibles, y la que Anda está convencido de que provocó la muerte de Ortega, fue sobre el supuesto mal uso de millones de dólares del campo de gas de Malampaya frente a Palawan.
"Fue muy, muy crítico, muy expresivo y sin miedo", dijo Anda, editor en jefe del Palawan News.
Desde la muerte de Ortega, Anda dijo que había sido más cauteloso en sus informes.
"No se trata de renunciar a nuestra independencia en términos de poder cubrir una historia, sino de ser más prudentes", afirmó.
Michaella dijo que era importante que su lucha por la justicia tuviera éxito para que otras "voces valientes" pudieran estar a salvo.
"Tal vez enviaría el mensaje de que no se puede simplemente matar a la gente por hablar... que sólo porque eres poderoso no vas a salirte con la tuya", dijo.
"Tal vez, porque todavía no hemos llegado a ese punto".
amj/dhw
© Agencia France-Presse


No te pierdas la noticias más relevantes en dailymotion

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

SG/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -