facebook comscore
Ven crisis sin precedente y buscan salvar a mipymes

Ven crisis sin precedente y buscan salvar a mipymes

Activo martes 28 de abril de 2020 - 00:10

Por Guadalupe Romero

Crisis inédita, los que menos instrumentos tienen para defenderse son los pobres y se requieren respiradores para que se destruya el menor número de empresas, coincidieron en señalar funcionarios, empresarios y especialistas invitados por el CCE a las mesas de discusión en busca de un Acuerdo Nacional frente a la emergencia sanitaria.
Luego del primero de dos días de trabajo para lograr un documento que refleje el Acuerdo Nacional con propuestas y fortalezas de los diferentes sectores del país el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Carlos Salazar Lomelín, aseguró que “México enfrenta un problema de liquidez, donde los más afectados son las familias más desprotegidas”.
“Nosotros priorizamos a este sector, porque además tiene un elemento agregado que es el consumo, e impulsar el consumo se traduce en inversión y es elemento que sirve para la recuperación de ingresos que reactive la actividad económica junto con el motor que es la exportación”.
La postura de los diputados y senadores animan porque reconocen que hay un paquete de alternativas, en la que coincidieron “que es posible usar de forma responsable el déficit del sector público para tomar deuda y llegar al 52 por ciento para usar en apoyo de las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), y que este problema sanitario no se convierta en uno de liquidez", apuntó el líder del CCE.
Ernesto Acevedo Fernández, subsecretario de Industria, Comercio y Competitividad de la Secretaría de Economía, aseguró que se trata de una recesión económica inédita, “de un tamaño que no la hemos visto en la historia reciente y por tanto los instrumentos para atenderla deben ser diferentes”.
“La historia nos dice que las recesiones son largas y profundas con duraciones en el caso de México de hasta 19 meses, con caídas del producto interno bruto de 4 a 6 por ciento… y aquí puede haber espacio para una reforma fiscal más adelante, en donde se proyecten menores tasas impositivas y que eso genere más recaudación en la medida que se cierren espacios para la evasión y la elusión fiscales”.
Mario Delgado, coordinador de los Diputados de Morena, aceptó que existe una gran crisis económica “sin precedentes”, y lo que tiene es un debate de la intervención gubernamental en un escenario de absoluta incertidumbre”.
“México enfrenta la crisis con fortaleza en finanzas públicas, pero aún sin que el gobierno tome un peso de deuda, de todos modos tendrá un deterioro en su deuda porque el producto se esta haciendo más pequeño y habrá una caída de los ingresos públicos… debe haber un respirador artificial para mantener viva la economía del país, para evitar que se destruyan el mayor número de unidades económicas”.
Gerardo Esquivel, subgobernador del Banco de México, afirmó que ante esta situación es fundamental que tanto el sector bancario como el financiero sean parte de la solución y no del problema. “El reto del sector financiero es trasladar los beneficios de los apoyos implementados por los bancos a la mayor parte de la población a través de las mipymes”.
Salazar Lomelín dijo que la promesa es que “no queremos que nadie se quede atrás... aquí lo importante es que todos recibamos ayuda, orientación de cómo salir de la crisis… una constante es dejar atrás las divisiones, las posiciones ideológicas y partidistas, debemos buscar un diálogo de altura, volver a decir que los grandes empresarios quieren ser salvados es una reiteración, de algo que nunca jamás se ha pedido”.
La deuda estaba el año pasado alrededor de 46 por ciento del PIB, y este año aumentará alrededor de 50 por ciento, solo por la contracción económica y la depreciación del tipo de cambio.
Santiago Levy, ex vicepresidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), aseguró que los trabajadores informales necesitan de un apoyo económico para poder quedarse en casa y evitar contagiarse de Covid-19, “no se está acompañando la subsistencia de los 20 millones de trabajadores informales del país”.
Dijo que en países como Perú, Brasil y Argentina se les está otorgando transferencias monetarias más allá de los programas sociales, y que es necesario que esto se haga también en México.
Asimismo, habló de la importancia de mantener el empleo formal ante esta situación para que los trabajadores puedan tener acceso a la seguridad social y poder recibir atención médica en caso de contagiarse.
Luis Niño de Rivera, presidente de la Asociación de Bancos de México, señaló, por su parte, que están trabajando en un programa de financiamiento para las micro y medianas empresas en distintos estados del país junto con los gobiernos estatales, la banca privada y la Banca de Desarrollo.
Álvaro García Pimentel, presidente de la Asociación Mexicana de Intermediarios Bursátiles (AMIB), presentó una propuesta de un esquema bursátil para financiamiento oportuno de los créditos fiscales para pequeñas y medianas empresas, así como personas físicas con actividad empresarial.


Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Covid-19 adelgaza cartera de créditos Activo
2020-08-11 - 00:20
Regreso a la escuela sin mochila y colores Activo
2020-08-11 - 00:18
+ -