Marcha de CNTE afecta a 600 mil estudiantes

Marcha de CNTE afecta a 600 mil estudiantes

MARIA CABADAS

Más de 600 mil estudiantes de educación básica de Oaxaca se quedaron ayer sin clases por la reactivación de movilizaciones de la Sección 22 de la Coordinadora de la Educación (CNTE), para exigirle al nuevo Congreso local la abrogación de la Reforma Educativa.

Además, ya amenazaron con realizar otra marcha mañana, para externar sus exigencias hacia el Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador como son la liberación de lo que ellos llaman “presos políticos”; que les descongelen cinco cuentas bancarias y hasta el control del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO).

De acuerdo con Luisa García Cruz, presidenta del Consejo Estatal de Participación Social en la Educación (Cepse), ayer cerraron sus puertas 40 por ciento de los planteles en toda la entidad, es decir, 5 mil 456 escuelas de kínder, primarias y secundarias.

En lo que va de este año, la CNTE de Oaxaca ha dejado de presentarse frente a las aulas en al menos cinco ocasiones: uno de 48 horas y otro de 72, realizados el 9 y el 30 de abril pasado, respectivamente, así como el 1 y 2 de mayo, y el que se llevó a cabo ayer y que encabezó el dirigente de la Coordinadora en ese estado, Eloy López Hernández.

El organismo civil Mexicanos Primero (MP) aseguró que esta entidad, bajo el gobierno del priista Alejandro Murat, es el segundo con mayor intensidad de rezago educativo del país, según el Índice de Desempeño Incluyente.

Señala que, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo, la condición de rezago educativo afecta al 27.7 por ciento de la población en Oaxaca (el porcentaje a nivel nacional es de 19.2 por ciento). Además, derivado de los paros magisteriales, los alumnos pierden en promedio 70 días de clases cada ciclo escolar.

“Datos del INEGI muestran que en México entre las tasas más altas de analfabetismo está Oaxaca, con niveles superiores al 16 por ciento y en algunos municipios superiores al 34.2 por ciento”, indica la organización, que encabeza David Calderón.

“Se ha vuelto habitual que todos los años se pierdan clases en un número importante de escuelas de educación básica. El incumplimiento del calendario escolar es permanente y sistemático y parece que poco podemos hacer por evitarlo. Toda una generación de mexicanos hemos presenciado los paros magisteriales y la ausencia de consecuencias legales y laborales para los culpables”, destaca MP.

Destaca además que “es difícil que el calendario escolar se cumpla al 100 por ciento en todo el país. Todos los años se presentan contingencias climatológicas. Es recurrente la suspensión de clases por ondas gélidas, calor y lluvias excesivas. También eventos catastróficos como temblores o desbordamiento de ríos y situaciones de inseguridad han obligados a la interrupción de clases. Pero es indignante que la suspensión masiva de clases sea decretada por motivaciones políticas de las dirigencias sindicales disidentes”.

Sin embargo, ayer los centistas reactivaron sus movilizaciones para presionar al Congreso local a abrogar la Reforma Educativa y realizarán otra más este jueves, lo que ha generado disgusto entre los propios docentes que integran la Coordinadora.

“¿La actividad del martes 13 es objetivamente por lo que dice la convocatoria? O ¿es para que Eloy logre su pretensión que la presidencia de la comisión de educación sea para su hermana y poder tener doble manejo de recursos el nuevo millonario de Chalcatongo y falso egresado de Ayotzinapa?”, dice un comunicado que circula entre integrantes de la Sección 22.

Y agrega: “Y respecto a la marcha del 15 ¿en verdad es para fijar posición y alcanzar el cumplimiento a las demandas? O ¿solo pantomima? ¿para arrancarle más millones como ha sido costumbre en los últimos comités secciónales para su bolsillo al gobernador?



LO ÚLTIMO



+ -