facebook comscore
“En la CDMX no tuvimos una crisis como la de Madrid o Nueva York”

“En la CDMX no tuvimos una crisis como la de Madrid o Nueva York”

Ciudades lunes 21 de septiembre de 2020 - 00:37

Por Luis Carlos Rodríguez G.
luis@contrareplica.mx

La Ciudad de México ha manejado y contenido de una manera “bastante aceptable la pandemia” a pesar de ser el epicentro del Covid-19 en el país, de ser el centro de la Megalópolis más importante de la República con 22 millones de habitantes, así como con la mayor densidad de población, concentración de recursos, servicios, giros y actividades de todo tipo.
Aseveró a ContraRéplica la secretaria de Salud de la Ciudad de México, Olivia López Arellano, quien dijo que, a diferencia de otras grandes ciudades del mundo, “aquí nunca se cerró del todo por las condiciones sociales y económicas de una gran parte de población que dependen de su trabajo e ingresos diarios para sobrevivir”.
“Porque no tuvimos la crisis que tuvo Madrid de personas muriendo afuera de los hospitales, de camillas en los parques esperando una cama de hospital o una cama con ventilador. Nosotros pudimos hacer la reconversión y atender todas las personas que requirieron de una cama de hospital, incluso en el momento más difícil cuando teníamos 90 por ciento de ocupación hospitalaria, ambulancias para dejar pacientes en las áreas de urgencias, urgencias saturadas, ni en esos momentos más álgidos tuvimos esa situación que tuvieron otras ciudades como Nueva York”, explicó.
Dijo que el trabajo territorial de muchos actores del gobierno y la decisión de la jefa de Gobierno de encabezar el comando metropolitano y trabajar como un sistema unificado de salud, sumando la capacidad instalada, sumando institutos nacionales, el ISSSTE, la Sedena, el IMSS, “no importando que fuera asegurado o no se atendiera, se le diera una cama, sumado al sistema SMS, todo eso permitió que la pandemia pudiera ser atenuada en la Ciudad de México”.
“Hubo gran cantidad de enfermos, pero pudo haber sido peor”, reconoció la médica por la Universidad Autónoma Metropolitana y doctora en Ciencias de la Salud por el Instituto Nacional de Salud Pública, quien reconoció que en la capital como en todo el país y todas las naciones hay un subregistro en materia de exceso mortalidad durante la pandemia.
“De hecho la jefa de Gobierno pidió la creación de una comisión científica-técnica para hacer un estudio sobre el exceso de mortalidad. Ello lo solicitó desde abril. Esa comisión se formó en el seno del Comité Estatal de Vigilancia Epidemiológica. Investigadores destacados del INER, del Instituto Nacional de Nutrición participaron y el primer reporte que se presentó a finales de junio y ahí se identificaba que había un 55 por ciento de exceso de mortalidad sobre lo que se reporta diariamente”.
López Arrellano indicó que este exceso incluye todas las causas, lo mismo de probable Covid-19, pero también otras causas o muertes que pudieron ser resultado de la pandemia, como son patologías que tendrían que haber llegado al hospital y no pudieron hacerlo por temor de las personas, porque no estaba abierto ese servicio abierto por la reorientación de los hospitales.
“Esto es real, pasó en mayo. Este exceso ha venido descendiendo. En este momento estimamos que ya no hay exceso, sino se está comportando la mortalidad como en años previos”, aseguró la titular de Salud de la Ciudad de México un día antes de que el titular de la Agencia Digital e Innovación Pública (ADIP), José Antonio Peña Merino, informó que, de enero a agosto, la capital ha tenido un exceso de 30 mil 462 muertes, en comparación con otros años, de las cuales 20 mil 535 están asociadas con Covid-19.
Hasta el domingo la cifra oficial de fallecidos por Covid-19 en la Ciudad de México era de 11 mil 545. Esto significaría que, de acuerdo a la ADIP, un subregistro de muertes por este virus de casi 10 mil personas.
Al ser cuestionada respecto a los índices de mortalidad por Covid-19 en los hospitales que dependen del gobierno capitalino, expuso que de “acuerdo a nuestros datos del informe de gestión del sistema médico intrahospitalario, es de 8 por ciento. Es en los hospitales generales, en los hospitales infantiles es mucho más bajo, pero ellos no han participado de manera directa en la atención Covid; es decir, los Covid y los híbridos estamos en 8 por ciento de mortalidad”.
“Hay que señalar que las personas que llegan a nuestros hospitales y los que tienen acceso a un hospital privado. Una atención privada de Covid puede consumir medio millón de pesos y claro que muy pocos pobladores de la Ciudad de México pueden tener ese recurso”, argumentó en su oficina de la calle de Altadena.
“Nuestros hospitales son para personas sin seguridad social, que no tienen ISSSTE, IMSS y mucho menos un seguro de gastos médicos mayores. Son personas sin un empleo formal, que viven al día. Con una condición de vida precaria, con viviendas hacinadas, en ocasiones sin agua y que por su situación social tienen un mayor riesgo de contagio del Covid-19. La calidad de vida, de su empleo, los pone en riesgos estructurales para enfermar y morir. Más riesgo de las personas con seguridad social y mejores viviendas”.
Destacó que en este grupo de alto riesgo y vulnerabilidad al contagio se encuentran los migrantes indígenas, que tienen un mayor riesgo estructural de enfermarse, de contagiarse, de morir, de tener una diabetes descompensada. “Ello en un contexto de años previos cuando se desmanteló el sistema de salud y que se consideró a la salud como una mercancía, los deja en la indefensión”.
Sobre lo dicho hace algunas semanas por el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell en el sentido de que, por este exceso de mortalidad en el país, entidades como el Estado de México, Baja California y la Ciudad de México presentaban déficit en los formatos para las actas de defunción, dijo que en la capital del país “tenemos suficientes”, pero reconoció que “hace una semana recibimos una dotación adicional, pero no hemos tenido el problema de que se hayan agotado”.
Respecto a la cercana temporada de la influenza en la capital, dijo que esta tiene una forma de transmisión semejante al Covid, “por lo que las medidas que estamos tomando, como el uso de cubrebocas, el resguardo hasta donde sea posible, el cuidado de la población de riesgo como los adultos mayores, habrá un efecto de reducción en la influenza, pero no hay que bajar la guardia”.
Indicó que a diferencia del Covid, para la influenza tenemos vacuna y tratamiento. La vacuna si bien no tiene una efectividad del cien por ciento, se reconoce que es de 70 por ciento, es un buen elemento de protección. La Secretaría de Salud ya está distribuyendo las vacunas a los estados. Alrededor del 15 de octubre empezará la campaña de vacunación. “Vamos a vacunar rápidamente para proteger a los grupos de riesgo, como adultos mayores, menores de un año, embarazadas, entre otras”, expresó.
En el tema del uso del cubrebocas, López Arellano indicó se seguirá usando por un largo tiempo en la ciudad.
“Es un dispositivo más, que no sustituye al conjunto, es decir, hay que usarlo, pero también lavarse las manos, usar gel, la sana distancia y no ir todavía a aglomeraciones, fiestas, reuniones masivas, peregrinaciones. “El cubrebocas será un aditamento en la ciudad por mucho tiempo”.
Cuáles han sido los “focos rojos” del Gobierno de la capital en el manejo de la pandemia, señaló que la Central de Abastos y en los reclusorios, donde “se tuvo una intervención muy exitosa que a la fecha han reducido los contagios, con toma de muestras, hay 250 promotores de salud que recorren la Central de Abasto para identificar casos sospechosos, con filtros sanitarios, toma de temperatura, no pueden ir niños, mujeres embarazadas, etcétera. Este lugar nunca cerró y es el mercado de abastos más grandes del país, pero al principio la situación difícil y con muchos hospitalizados”.
Agregó que en reclusorios hubo una intervención temprana y exitosa que se mantiene. Se toma la muestra a personas que están en proceso, sin saber si los van a liberar o no.
“A ese grupo que entran todos los días, se aíslan 24 horas. Eso ha permitido que se reduzcan los contagios. No hubo una mortalidad importante. En mayo hubo más casos de contagiados y algunas defunciones, pero se han podido contener”, dijo.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

JG/CR

Etiquetas


Contenido patrocinado
Notas Relacionadas
+ -