facebook comscore
“Los videojuegos también son autocontrol y creatividad”

“Los videojuegos también son autocontrol y creatividad”

Entornos martes 26 de mayo de 2020 - 00:34

Por Martha Rojas
martha.rojas@contrareplica.mx
Cuántas veces en lo que va del siglo la conversación — a veces moralista a veces científica— ha girado en torno a la letalidad o utilidad de los videojuegos. La respuesta puede ser infinita y poco práctica si consideramos que tanto psicólogos como programadores les atribuyen beneficios y perjuicios.
Lo cierto es que durante la cuarentena la industria de los videojuegos fue una de las más beneficiadas puesto que creció un 9.3 por ciento interanual, generando ingresos por 159 mil millones de dólares, de acuerdo con un análisis de la plataforma NewZoo.
Aunque se estima que el repunte persista durante los próximos meses de distanciamiento social, existen dudas acerca del tiempo a dedicarles o los beneficios que pueden tener, sobretodo para los niños.
Rodrigo Díez es un jugador nato. Desde hace muchos años su forma de experimentar los videojuegos trascendió el discurso mecánico para explorarlos desde la intuición y el autocontrol. Para el ensayista, que recientemente publicó Ficciones lúdicas(Dharma Books, 2020), los videojuegos son una herramienta que nos ayuda a fomentar la creatividad y el autocontrol.
“Muchas veces hemos tenido el debate sobre si los videojuegos son buenos o malos. Hay muchas versiones al respecto, pero no podemos negar que los videojuegos son una herramienta tan útil como la literatura, Por qué, porque en la mayoría puedes encontrar historias con personajes, esos personajes serán guiados por ti, tú controlas la historia y de alguna manera determinas el final que tendrá. Es una experiencia en la que aparte del control tienes que emplear la imaginación y otras habilidades”, explicó el autor a ContraRéplica.
Ficciones lúdicas recopila una serie de ensayos en torno a los videojuegos, nostalgia, experiencia personal y la nostalgia por épocas pasadas convergen en esta historia de juegos.
"La experiencia dentro de estos mundos puede ser tan intensa como las que tenemos fuera de ellos, pero ambas se enriquecen porque se puede habitar en distintas realidades y cambiar de rol. Vivir las historias dentro de un videojuego es difícil de resistir, especialmente si observas que entras a un mundo visual que existe y que no necesitas imaginar”, agregó.
Díez expresó que los videojuegos cargan el estigma de la violencia, sin embargo, aclara que de percibirlos de otra manera se puede entrar a un mundo que no necesita imaginarse.
“Si comenzamos a quitar los prejuicios alrededor de los videojuegos, podemos verlos como un medio de expresión en el que hay una gran posibilidad de ver manifestaciones artísticas que van desde el guion, el desarrollo de los personajes y el diseño de los niveles. Los buenos creadores están jugando y reflexionando sobre las posibilidades expresivas de su medio, esto ya no es Pac-man, alguien nos trata de comunicar una idea sobre el mundo cuando nosotros jugamos un videojuego”.
Aseguró al tiempo que mencionó que jugar delimita un espacio personal propicio para la risa, el esparcimiento y la creatividad.


Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

JG/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -