facebook comscore
Aprieta Sheinbaum, pero Monreal acelera muy fuerte

Aprieta Sheinbaum, pero Monreal acelera muy fuerte

Columnas lunes 05 de julio de 2021 - 01:00

La sucesión es un tema que, a la mitad del sexenio, resulta dominante por el momento actual que vive el país— luego del tercer aniversario de la histórica victoria— del presidente Obrador, así como de los resultados del pasado 6 de junio, y el juego del destape que pone sin lugar a dudas a tres perfiles que pueden convertirse en el próximo abanderado (a) de Morena para competir por la presidencia de la República en un desenlace con percepciones equitativas.

Se dicen muchos nombres, aunque realmente solo hay tres candidatos con altas posibilidades. Esta etapa que envuelve y que rodea la política en nuestro país por la función, el liderazgo, así como el posicionamiento y la cercanía con el presidente, parece cerrar la pinza a Ricardo Monreal, Claudia Sheinbaum y Marcelo Ebrard, que brillan en la marcha de Palacio Nacional.

Si empiezan a buscar más nombres, quizá los encuentren, aunque posibilidades reales desde mi opinión solo las que mencionamos a priori.

Y tal parece que los tres aprietan fuerte. Quien llegue será aquel que demuestre más capacidad y liderazgo entre los cuadros de Morena, y por supuesto, el que llene el ojo al presidente. Quizá muchos sobreestiman a perfiles anticipadamente; lo que pasó hace unos días en el Auditorio Nacional no fue una obra orquestal o prediseñada de Claudia Sheinbaum, sin embargo, salió ovacionada. Usaron y aprovecharon el marco para destaparla y gritarle: ¡presidenta!, ¡presidenta!

En alguna ocasión el propio Ernesto Guevara (Che) fue condecorado con la estrella de comandante de un grupo guerrillero en la Sierra Maestra en plena Revolución Cubana. Dijo: “la dosis de vanidad que todos tenemos por dentro, hizo que se sintiera el hombre más feliz”. Involuntariamente, ese momento lo vivió la jefa de la Ciudad de México. La ovacionaron y, por un segundo, atravesó un instante de gloria. Aunque lo repetí en este espacio la semana pasada: eso no significa nada para ir construyendo un cálculo a futuro, más que el pretexto de un ápice que fue pasajero.

Tan solo fue un instante. La carrera por la presidencia tiene mucha cuerda por delante. Después de eso, hay acciones y estrategias que todavía continúan latentes; el terreno perdido en la Ciudad de México aún puede cobrar factura, así como los fantasmas y obstáculos de la línea 12 del metro. En cierto, se heredó un problema, aunque se pudo remediar a tiempo. En fin, nadie ha sepultado sus aspiraciones, pese a que también nadie ha despegado.

Ya se han levantado encuestas y los tres aparecen con buen porcentaje de aceptación. Eso obliga a trabajar arduamente y cumplir los compromisos, pero no a intentar hacer una revuelta con teorías de conspiración y hostilidad. El presidente tiene una larga experiencia en ese tema; sabe que la sucesión traerá ese ingrediente especial en el seno de Morena. Se alista. Habrá terreno equitativo, lo dijo.

Mientras tanto, cada uno juega su función al máximo. Claudia aprieta, pero Monreal acelera. Una disputa que, al parecer, saldrá bien librada de aquel que demuestre más capacidad y poder político, recalco. En ese tenor se dividieron dos puntos claves: la ovación de la jefa de la Ciudad de México, y la reunión de Ricardo Monreal con Gabriel García Hernández, en una jugada de ajedrez maestra del presidente de la junta de coordinación que demostró habilidad, inteligencia y madurez.

Y es que no sólo refrendó su capacidad y su liderazgo en el senado como el capitán del barco, sino, convertido en un auténtico referente, adoptó su fiel estilo conciliador y colaborativo con el ex jefe de los programas sociales para refrendar su apoyo. Este acercamiento es una victoria para Monreal, aunque, también, rompe los prejuicios y las suspicacias que comenzaban a circular sobre la posible tensión y polarización una vez que Gabriel García arribara al recinto.

Nunca pensé eso. Hay quienes sí lo aseguraban. Lo cierto es que a la vez se dio una especie de mensaje al mandatario de que hay unidad para trabajar las tareas legislativas que él propio presidente insistió esta semana, luego de sentarse a departir amenamente. Hay reformas y modificaciones en la agenda que, en cualquier caso, son trascendentales para la vida pública del país. Eso lo leyó perfectamente el líder de la bancada de Morena en el Senado que, motivado, avanza hacia adelante como el comandante en jefe.

Muchos creemos que, la presencia y la capacidad de Ricardo Monreal, serán fundamentales para aprobar las iniciativas y puntos de acuerdo con las distintas fuerzas políticas. De eso se la sabe de todas a todas. Por eso el propio presidente lo colocó allí. Si alguien puede resolver esos asuntos es Monreal. Basta con revisar los tres años legislativos de conquistas y avances dando siempre certeza como un auténtico Lobo de Mar: eficaz y atinado como colaborador.

Es pocas palabras, es un presidenciable natural fuertísimo que sabe navegar en aguas profundas y remar contracorriente, sujetado siempre de su larga madurez que puede terminar siendo la clave para quedarse con la candidatura presidencial en 2024: en eso sigo insistiendo que muy probablemente sea él.

A pesar de que la jefa de gobierno aprieta, Monreal gana mucho terreno y acelera el ritmo. Está convencido de que habrá piso parejo y así será: hay certeza en la retórica porque el presidente es un hombre de palabra.


No te pierdas la noticias más relevantes en google noticias

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
La apertura informativa sobre la tragedia Columnas
2021-08-04 - 01:00
La Ciudad de México somos todos Columnas
2021-08-04 - 01:00
Gas L.P., sociedad, energía solar Columnas
2021-08-04 - 01:00
Tiraditos - 04 agosto 2021 Columnas
2021-08-04 - 01:00
Distancia Columnas
2021-08-04 - 01:00
Rommel se extrañará Columnas
2021-08-04 - 01:00
Y ahora, la revocación Columnas
2021-08-03 - 01:00
Más de seis millones dijeron sí Columnas
2021-08-03 - 01:00
La reforma pendiente Columnas
2021-08-03 - 01:00
La consulta popular y Cicerón Columnas
2021-08-03 - 01:00
Tiraditos - 03 agosto 2021 Columnas
2021-08-03 - 01:00
Línea 13 - 03 agosto 2021 Columnas
2021-08-03 - 01:00
Credibilidad extraviada Columnas
2021-08-03 - 01:00
¿Y ahora qué sigue? Columnas
2021-08-03 - 01:00
La muerte de Iniciativa Mérida Columnas
2021-08-04 - 01:00
+ -