facebook comscore
Cuidar la investidura

Cuidar la investidura

Columnas miércoles 01 de abril de 2020 - 01:05

Un ciudadano común y corriente como cualquiera de los que nos ganamos la vida sin ostentar ningún cargo público podemos saludar a quien se nos de la gana, desde el señor que recoge la basura hasta al más encumbrado artista, científico, astronauta, escritor, músico, poeta, activista e incluso hasta a la mamá de El Chapo pero no así quien tiene el máximo puesto en un país: el presidente de la República. En este caso sí se debe cuidar la envestidura presidencial por ser representante de todos los mexicanos.
No hay mucho que discutir o dilucidar en torno a si es correcto a no que el presidente Andrés Manuel López Obrador haya bajado de su camioneta para ir hasta donde estaba la mamá del narcotraficante más famoso de los últimos tiempos. Fue un error político haberle dado la mano a una señora que supo y sabe a lo que se dedicaba su hijo y cuántas muertes provocó como líder del cartel de Sinaloa.
Hasta hace un par de meses el primer mandatario estuvo en el “ojo del huracán” por la detención momentánea y liberación de uno de los vástagos del narcotraficante encarcelado en Estados Unidos acusado de un montón de delitos. Ovidio Guzmán, el sucesor del cartel de su padre, ni siquiera piso un Ministerio Público, lo dejaron en libertad casi rogándole lo disculparan por haberlo interrumpido en la intimidad de su hogar.
Para cualquier mexicano lo lógico sería que el Estado hiciera acciones para detener a los narcotraficantes que tienen en jaque a varios estados de la República, no ir a donde están a degustar de una taquiza y saludar de mano a la madre del principal capo de la droga so pretexto de ser una viejita de 92 años.
Sí, hay que reconocerlo, es muy triste que una madre no vea a su hijo en años, pero ¿cuántas madres mexicanas no solo no los ven, ni siquiera saben dónde están porque están desaparecidos y para ellas no hay un solo gesto de solidaridad, de consideración; no tienen ni la mínima posibilidad de ser recibidas por el presidente porque los adversarios lo convertirían en su show mediático.
¿Dónde están los asesores del presidente López Obrador? Sería bueno que el coordinador de ellos, Lázaro Cárdenas Batel, respondiera a esta pregunta. ¿Era tan necesario que el responsable del país fuera a Badiraguato a supervisar la construcción de una obra en pleno cumpleaños de Ovidio Guzmán?
El jefe del Ejecutivo federal no está en los mejores momentos como para echarse encima dudas sobre su relación con la familia Guzmán Loera, qué necesidad de ir en plena crisis de pandemia al pueblo de El Chapo a sabiendas de que su presencia sería aprovechada por la familia en pleno para pedirle, según dijo el propio López Obrador, su intervención para conseguir una visa americana y de una vez la repatriación del Chapo a una cárcel mexicana.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.
/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Es tiempo de volver a informar Columnas
2020-12-02 - 01:00
Agua y aceite juntos en elecciones de 2021 Columnas
2020-12-02 - 00:46
Preservar nuestras riquezas Columnas
2020-12-02 - 00:41
LÍNEA 13 Columnas
2020-12-02 - 00:32
Firma electrónica Columnas
2020-12-02 - 00:30
+ -