facebook comscore
De Honduras a México, migración en tiempos de Covid

De Honduras a México, migración en tiempos de Covid

Nación jueves 21 de mayo de 2020 - 01:06

Por Luis Carlos Rodríguez
nacion@contrareplica.mx
Rony Javier Palacios, hondureño de 52 años, emigró y trabajó ocho años en Estados Unidos, donde ahorró para comprarse una casa en el municipio de Guaimaca, Honduras. El lugar, a una hora de Tegucigalpa, es un paraíso de reservas naturales, artesanías y gastronomía. Pronto su sueño de regresar a su terruño se convirtió en una pesadilla. Asaltos, acoso e invasión de su inmueble lo obligaron a huir hacia México.
Desde hace tres meses se encuentra en México, en donde la pandemia por el Covid-19 lo tomó por sorpresa y ahora está en espera de su trámite refugio o visa humanitaria que le permita quedarse legalmente en nuestro país.
“Estoy en el albergue de migrantes La 72, en Tenosique, Tabasco. Esperando que termine la cuarentena para seguir con mis trámites legales para poder residir y trabajar en México. No me interesa seguir hacia el norte, ya no quiero emigrar a Estados Unidos como indocumentado”, dijo en entrevista con ContraRéplica.
Desde su cuarentena en este albergue, donde convive con otros 60 migrantes centroamericanos, la mayoría hondureños, el integrante de la comunidad LGBT destacó que, además de la violencia por pandillas e inseguridad en Honduras, su preferencia de género también fue detonante para sufrir acoso y agresiones.
“La situación en Honduras es terrible. Yo vengo huyendo de violencia, de amenazas, problemas muy serios. Perdí a mi familia, perdí a mi madre. Cuando regresé de Estados Unidos compré una casa y resultó que era colonia muy peligrosa, donde tuve muchas agresiones, una parte por mis preferencias sexuales y la otra porque tenía una propiedad que tuve que abandonarla porque la invadieron y me amenazaron”.
De acuerdo con un informe de Human Rights Watch los delitos violentos son un problema generalizado en Honduras. El país sigue presentando una de las tasas de homicidios más altas del mundo. Los grupos más vulnerables a la violencia son los periodistas, ambientalistas, y lesbianas, gais, bisexuales y personas transgénero (LGBT).
Rony pasa los días pintando el Albergue de la 72 junto con otros migrantes. Es su forma de domar el encierro. “Quiero quedarme en México, establecerme aquí, con nuevos horizontes. En mis planes no está por el momento regresar a Estados Unidos. No quiero hacer cosas ilegales, ya no quiero andar huyendo o escondiéndome de migración”.
Recordó su “sueño americano” que terminó en la “pesadilla hondureña”. “Yo viví ocho años en Estados Unidos, trabajé en una cadena de hoteles y estuve en varios estados, perfeccioné allá mi inglés y regresé a mi país con el fin de estar con mi familia, de vivir tranquilo, pero la violencia está incontrolable”.
Dijo que migrar para los integrantes de la comunidad LGTB es mucho más peligroso, porque además de lo que se expone cualquier migrante que cruza por varios países, incluido México, donde hay extorsiones de delincuentes, en ocasiones los propios compañeros de viaje los discriminan. “Somos más susceptibles a agresiones tanto de autoridades y de los mismos migrantes que nos ven como escoria”.
Informes de organizaciones no gubernamentales muestran que los migrantes LGBTQ se encuentran entre los más vulnerables, propensos a ser agredidos y asesinados, especialmente los migrantes trans.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

JG/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -