facebook comscore
Disputa por las vacunas: UE endurece la supervisión y Londres exige sus dosis

Disputa por las vacunas: UE endurece la supervisión y Londres exige sus dosis

Global jueves 28 de enero de 2021 - 12:39


La lucha de Europa por asegurarse el suministro de vacunas de COVID-19 se intensificó el jueves cuando la Unión Europea dijo que reforzaría la supervisión de las exportaciones tras una disputa con AstraZeneca, mientras que Reino Unido exigió la recepción de todas las vacunas por las que ha pagado.

La UE, cuyos Estados miembros están muy por detrás de Israel, el Reino Unido y Estados Unidos en el despliegue de vacunas, está intentando conseguir suministros justo cuando los mayores fabricantes de medicamentos de Occidente ralentizan las entregas al bloque por problemas de producción.

Cuando los centros de vacunación de Alemania y Francia cancelaban o retrasaban sus calendarios, la UE reprendió públicamente a la farmacéutica anglosueca AstraZeneca por no cumplir con las fechas de entrega e incluso preguntó si podría desviar los suministros de Reino Unido.

La Comisión Europea, que ha coordinado los pedidos de vacunas, dijo que el viernes detallará un mecanismo para exigir tanto la notificación como la autorización de las exportaciones de vacunas de COVID-19 desde el bloque.

Reino Unido, que ha pregonado en repetidas ocasiones su liderazgo en la carrera por la distribución de vacunas desde que abandonó la órbita de la UE el 1 de enero, dijo que sus compromisos de suministro deben cumplirse.

"Creo que tenemos que asegurarnos de que el suministro de vacunas que se ha comprado y pagado, que se ha adquirido para quienes están en Reino Unido, se entregue", dijo el ministro de la Oficina del Gabinete, Michael Gove, a la emisora de radio LBC.

Al ser consultado sobre si el Gobierno británico impediría que AstraZeneca desvíe los suministros de vacunas esenciales de Reino Unido a la UE, Gove dijo que lo crucial es que el país reciba sus pedidos a tiempo según lo previsto.

El consejero general de AstraZeneca, Pascal Soriot, criticó a la UE por su retraso en la firma de un contrato de suministro, por lo que la empresa no tuvo tiempo suficiente para solucionar los problemas de producción en una fábrica de vacunas gestionada por un socio en Bélgica.

La campaña de vacunación masiva más rápida de la historia está avivando las tensiones en todo el mundo, ya que las grandes potencias compran dosis al por mayor y los países más pobres intentan sortear un campo de minas financiero y diplomático para recoger los suministros sobrantes.

La UE reprendió a AstraZeneca el miércoles y exigió a la farmacéutica que explique cómo suministrará al bloque las dosis pactadas de la vacuna de COVID-19 desde las plantas de Europa y Reino Unido.

Las tensiones han aumentado después de que tanto Pfizer, con sede en Nueva York, como AstraZeneca, con sede en Cambridge, Inglaterra, informaran de problemas de producción.

El CEO de AstraZeneca declaró al diario italiano La Repubblica que el problema afecta a la fabricación de la propia vacuna, concretamente a la producción de los cultivos celulares y al filtrado de la misma.

Soriot añadió que se habían registrado problemas similares en la cadena de suministro de Reino Unido, pero el contrato británico se firmó tres meses antes del acuerdo europeo, por lo que hubo tres meses más para solucionar los fallos.

"La realidad es que hay escasez de vacunas", dijo el director de la Organización Mundial de la Salud para Europa, Hans Kluge.

"Los fabricantes y productores están trabajando 24 horas al día para subsanar las deficiencias y confiamos en que los retrasos que estamos viendo ahora se compensen con una producción extra en el futuro".

Israel es, con diferencia, el líder mundial en distribución de vacunas por habitante, seguido de Emiratos Árabes Unidos, Reino Unido, Bahréin y Estados Unidos. Por detrás de ellos están Italia, Alemania, Francia, China y Rusia.

Reino Unido ha inyectado 7,1 millones de primeras dosis de vacunas y está en camino de inyectarlas a todos los mayores de 70 años, al personal médico y cuidadores de primera línea, a las personas vulnerables y a los usuarios de residencias de ancianos - unos 15 millones de personas - antes del 15 de febrero.

Información: Reuters
Imagen: Redes

Síguenos también en Google Noticias de ContraRéplica para estar informado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

OH/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Juez anula condenas contra Lula da Silva Global
2021-03-08 - 15:06
Mujeres, clave en la  lucha contra el Covid Global
2021-03-08 - 01:03
+ -