facebook comscore
El poderoso impacto del paro nacional

El poderoso impacto del paro nacional

Columnas lunes 09 de marzo de 2020 - 02:38

Al momento que esta columna vea la luz, millones de mujeres en México se habrán quedado en sus hogares por haber tomado la decisión de ser protagonistas en el paro nacional en contra de la violencia de género que viven día a día las mujeres. En México puede ser un día en el que se rescriba nuestro destino al mostrar la capacidad de acción y fortaleza que porta nuestro reclamo.
En 2017 ocurrió la protesta de 24 horas más grande en la historia de Estados Unidos de América. Al menos tres millones de mujeres salieron a las calles en diversos puntos del país para protestar en contra de la discriminación y abogar por los derechos de las mujeres. De acuerdo con un estudio de la Universidad de Princeton, dicha participación masiva, impactó de manera considerable el mundo político de ese país, ya que se observó la mayor participación de mujeres y grupos minoritarios como candidatos en las elecciones federales al año siguiente.
Si bien es cierto que la cantidad de personas que participen en una protesta o técnica de no cooperación es uno de los principales indicadores que apunta hacia al éxito de un movimiento no violento, no podemos soslayar que dicho factor debe tomarse como uno de los componentes que deben formar parte de una estrategia y marcos específicos de acción. La participación dinámica (técnica, participación y secuencia) de las movilizaciones no violentas tiene un efecto directo en la capacidad para perturbar los sistemas de poder que se pretenden transformar.
De ello que el paro nacional puede erigirse como un comienzo —y no culminación— del movimiento en contra de la violencia de género en México. Habrá que realizar una recolección de datos y determinar cuántas personas participaron en la campaña, que otras técnicas se sumaron a la narrativa, si fueron generadas o formalizadas redes de colaboración y activismo, qué sectores participaron y en qué modalidad, y si hubo algún tipo de represión, entre otros.
Para romper con los esquemas de poder que oprimen a un sector de la población, los pilares de apoyo deben ser desafiados y derrocados. La violencia que padecen las mujeres por el hecho de ser mujer o atribuible a su género, se sustenta en estructuras políticas, legales, económicas y sociales. Luego entonces que las tácticas y su secuencia deben construirse con la finalidad de atacar cada eslabón dentro de las cadenas de soporte al mismo. Definitivamente el paro nacional no sólo tendrá un efecto económico y en el mercado laboral, sino también en el imaginario colectivo.
Después del día de hoy, resultará relevante si pueden observarse cambios como: la asignación de mayor presupuesto a fiscalías que investigan feminicidios, programas sustantivos de capacitación a agentes de seguridad y procuración de justicia en temáticas de género, apoyo logístico a refugios de mujeres que han padecido violencia de género, revisión de protocolos de actuación en escuelas, universidades y empresas, agendas políticas de próximos candidatos que realmente promuevan los derechos de las mujeres y un mundo lleno de posibilidades de transformación.
Entonces, a aquellas voces que a priori descalifican el movimiento feminista, expresando que un paro nacional en donde se simule una desaparición de mujeres no puede modificar la realidad de nuestro país, que se trata de una fachada sustentada por opositores al gobierno en turno, que hace falta incorporar voces de grupos marginados de mujeres o que de manera simplista expresan que hay mas homicidios de hombres, les digo: ¡agárrense! que esto apenas comienza. La liberación de los oprimidos siempre ha comenzado por imaginar una realidad distinta.


Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Pandemia y suerte Columnas
2020-03-27 - 00:04
El sentido de eficacia Columnas
2020-03-27 - 01:30
Resguardarse, la medida real Columnas
2020-03-27 - 01:22
¿Donaciones? Acá no se “mochan” Columnas
2020-03-27 - 01:16
Seguridad y plazas Columnas
2020-03-27 - 01:10
El Cisne Negro Columnas
2020-03-27 - 01:07
+ -