facebook comscore
Frente a la pandemia, un tributo a la natividad

Frente a la pandemia, un tributo a la natividad

Columnas miércoles 30 de diciembre de 2020 - 00:42

Adalberto Méndez López

La Navidad, seguramente, es la festividad más celebrada durante el mes de diciembre, herencia de la civilización judeocristiana que, para introducir el culto a Jesucristo, utilizaron el 25 de diciembre, fecha de celebración del natalis invicti solis, festividad romana anual en el que se celebraba el solsticio de invierno en honor al Sol Invictus o “Dios Sol”, para celebrar el natalicio del “hijo de Dios”, de quien no existen registros certeros de la fecha de su nacimiento.

En los países de tradición católica y cristiana como lo es México, las fiestas decembrinas se caracterizan por ser fechas en donde las familias acostumbran el reunirse, marcadas por el intercambio de regalos y la tradicional cena en la víspera de Nochebuena el 24 de diciembre, terminando el 25 con la “natividad”, conmemorando así el nacimiento de Jesús.

Sin embargo, las fiestas decembrinas del 2020, son diferentes. El Covid-19 ha obligado a que las familias no se reúnan este año, muchas otras, quizás, ni celebren por haber caído en las filas del desempleo tras la debacle económica resultado de la pandemia, o mucho peor, celebrarán mientras lloran la pérdida de sus muertos, resultado de la fatídica enfermedad.

No cabe duda de que la pandemia ha dejado un rastro desolador desde su aparición. Poco más de un millón setecientas mil personas han fallecido en el mundo, ocupando México el cuarto lugar en defunciones, con poco más de 120 mil decesos, sólo por debajo de países como Estados Unidos, Brasil e India, quienes ocupan los tres primeros lugares, respectivamente.

Al igual que Jesús, quien naciera en condiciones adversas hace más de dos mil años al ser perseguido por Herodes el Grande quien, cuenta la leyenda, habría ordenado matar a todos los infantes menores de dos años de Judea para evitar su nacimiento, hoy, las mexicanas y mexicanos enfrentamos una herodiana pandemia que nos exige permanecer en casa y reflexionar hacia el futuro.

Y es que, si bien la respuesta del gobierno federal ha sido insuficiente frente a la catástrofe, con un negligente manejo de las instituciones, como la excesiva politización del IMSS o la inoperancia del INSABI, también debe decirse que los gobiernos anteriores, son copartícipes de la desgracia nacional en la que hoy se encuentra inmersa el sistema de salud mexicano, víctima de gestiones rapaces a través de los años.

Las pandemias llegaron para quedarse, y es menester reflexionar sobre la importancia de invertir en el sector salud, no sólo frente a las necesidades presentes sino para la gestión del futuro.

Sucumbir ante la emergencia sanitaria y la incompetencia gubernamental, sería equivalente a que Jesús hubiera claudicado frente a Herodes; lo que se requiere es renacer frente a la adversidad, rendir tributo a la natividad y reconfigurarse con resiliencia. Así como la estrella de Belén guió los pasos de María y José para lograr el alumbramiento divino, esta Navidad, la del 2020, debe señalar el camino para superar la pandemia y nutrir la esperanza.

Síguenos también en Google Noticias de ContraRéplica para estar informado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
El regalazo que le dio la Fiscalía al Inai Columnas
2021-01-20 - 01:54
Tarea pendiente de legisladores Columnas
2021-01-20 - 01:36
“Ya párele presidente” Columnas
2021-01-20 - 01:28
Línea 13 Columnas
2021-01-20 - 01:13
El Peor Presidente de la Historia Columnas
2021-01-20 - 01:08
Renapo, inteligencia y migración pulcra Columnas
2021-01-20 - 01:01
Ingresos Columnas
2021-01-20 - 00:51
Contrato sin sangre: El mercader de Venecia Columnas
2021-01-19 - 13:15
Tiraditos Columnas
2021-01-19 - 00:43
Clara y la poderosa Iztapalapa Columnas
2021-01-19 - 00:42
+ -