facebook comscore
Garantizar una vejez digna

Garantizar una vejez digna

Columnas martes 14 de julio de 2020 - 00:52

El proceso de vida que todos transitamos, se caracteriza, a grandes rasgos, por el nacimiento, crecimiento y vejez. En esta última etapa se presentan algunas consecuencias naturales de la edad, por ejemplo, la disminución de la funcionalidad de algunos órganos, cambios en las habilidades psicomotoras, así como disminución en el desempeño cognitivo y aumento en el riesgo a la prevalencia de enfermedades. Además, dependiendo del contexto social, se pueden presentar carencias económicas ante las limitadas oportunidades laborales para obtener un ingreso propio e incidir en las decisiones del entorno.
Los adultos mayores constituyen hoy en día uno de los sectores en mayor situación de vulnerabilidad en nuestro país, mismo que atraviesa por una etapa de transición demográfica en la que debido a los avances que han materializado la ciencia y la medicina, la esperanza de vida de los individuos ha crecido de forma exponencial.
De acuerdo con la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID) 2018, en el país residen 15.4 millones de personas de 60 años o más, y más de 8 millones son beneficiarios del programa de pensión gubernamental. En adición, según cifras de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) de 2019, en el ámbito laboral se estima que 5.7 millones de adultos mayores forman parte de la población ocupada, de los que 3.3 millones trabajan de manera independiente, la mayoría en el sector informal, siendo ellos los que se han visto profundamente golpeados por la actual contingencia sanitaria.
Ante esta realidad alarmante, el pasado 10 de marzo, la Cámara de Diputados aprobó la reforma al artículo 4° de la Constitución para que la pensión sea obligatoria en todo el país, medida que está pendiente de avalar la Cámara de Senadores. Por su parte, diversas tiendas de autoservicio, como medida preventiva han optado por prescindir del apoyo de los adultos mayores que llevan a cabo tareas de empacar, y al mismo tiempo, promover los apoyos de propina voluntaria, misma que será duplicada por algunas de estas empresas. Al respecto, ambas propuestas deben ser monitoreadas para garantizar su correcta implementación.
Por lo que respecta al Estado se requieren políticas públicas que reconozcan los derechos de los adultos mayores. No obstante, como sociedad tenemos la obligación de responsabilizarnos para trabajar en la eliminación de estereotipos y prejuicios que se hacen patentes, debiendo comenzar por la comprensión y reciprocidad de nuestros círculos familiares y sociales más cercanos al asegurar alimentos, fomentar la convivencia, y evitar actos de violencia que pongan en riesgo personas, bienes y derechos.
Por ello, cabe recordar que a pesar de que exista un largo camino por recorrer en torno a este tema, el punto de la sensibilización comenzará cuando cuidemos de nuestros adultos mayores como lo hicieron ellos con nosotros a fin de garantizar y promover el derecho a una vejez digna.



Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Atléticos y Cachorros, en el camino Columnas
2020-08-11 - 07:26
Vucetich a Chivas; revancha en un grande Columnas
2020-08-11 - 07:25
Tiraditos Columnas
2020-08-11 - 01:00
El presidente siembra a largo plazo Columnas
2020-08-11 - 01:00
Libertad de decidir en riesgo en Oaxaca Columnas
2020-08-11 - 00:46
+ -