facebook comscore
I CAN’T BELIEVE IT

I CAN’T BELIEVE IT

Columnas jueves 19 de noviembre de 2020 - 00:02

El presidente electo Joe Biden hizo un llamado de emergencia hace unos días: “la falta de voluntad del presidente Donald Trump para aceptar el resultado de las elecciones podría obstaculizar el trabajo de la administración entrante para distribuir rápidamente una vacuna contra el coronavirus”, incluso fue contundente: “podrían morir más personas si no nos coordinamos”.

El futuro inquilino de la casa presidencial ha mostrado preocupación por los mortales efectos del Coronavirus tan es así que, en su primer mensaje público, habló del “obscuro invierno que se avecina” y llamó al Congreso a que apruebe un paquete de estímulos económicos de forma inmediata.

Políticos y estudiosos en la administración pública han levantado la voz ante la negativa de la administración Trump para que inicie el proceso de transición, incluso han alertado de los peligros por no acceder a presupuestos económicos, informes de inteligencia y de agencias federales. Son berrinches de un presidente que nos permiten entender muchas de las acciones que emprendió a lo largo de su gobierno. No ha entendido que está al frente de una sociedad de 320 millones de personas, no de una de sus empresas.

Joe Biden se ha mostrado como un hombre de fe, de esperanza, que en política no creo que sea muy bueno, pero es la ruta que ha elegido … “la coordinación es importante, ahora o tan rápido como podamos hacerlo” y apuntó que “sería mucho más fácil si el presidente participara”. “Tengo la esperanza de que el presidente sea un poco más iluminado antes de que lleguemos al 20 de enero”, dijo en referencia a la fecha en que asumirá el cargo.

Y bueno, el futuro inquilino de la Oficina Oval hace política y en repetidas ocasiones ha elogiado y hasta alagado a los gobernadores republicanos que han pedido a los residentes de su estado llevar cubrebocas, evitar aglomeraciones, mantener la distancia social y lavarse las manos de manera continua.

Y tiene razón Biden en preocuparse por la pandemia del Coronavirus, los contagios rondan 11.5 millones de personas y los fallecimientos rondan los 250 millones y ni hablar de los efectos económicos que aún no pueden ni siquiera estimarse.

Joe Biden deberá reducir los contagios, para ello, su promesa de aumentar las pruebas gratuitas para todos los estadunidenses y la contratación de 100 mil personas como rastreadores, además, quiere que al menos existan diez centros de pruebas en cada estado y ha solicitado a las agencias federales todos sus recursos disponibles, así como una guía nacional proporcionada por expertos y el uso obligatorio de mascarillas. En esta lucha contra el Coronavirus, Kamala Harris, la vicepresidente electa ha mostrado su eficacia al lograr la atención de las mujeres estadunidenses y de las comunidades negras y asiáticas.





Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.
/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Tiraditos Columnas
2020-11-23 - 01:05
Sobre el outsourcing Columnas
2020-11-23 - 01:05
Detención, liberación y lecciones Columnas
2020-11-23 - 00:53
Camas vacías, panteones saturados Columnas
2020-11-23 - 00:52
Las terribles consecuencias del Covid Columnas
2020-11-23 - 00:44
Derecho penal ¿en extinción? Columnas
2020-11-23 - 00:43
+ -