facebook comscore
Justicia para Lía

Justicia para Lía

Columnas miércoles 16 de diciembre de 2020 - 02:28

En 2017 Lía cursaba el segundo año de preescolar en una escuela privada de Rioverde, San Luis Potosí, no le gustaba asistir pero su madre la animaba para que aprendiera cosas nuevas. Entre el 6 y 8 de marzo de ese año Lía estuvo muy triste y decaída porque su “maeta pegó”, pero en realidad, era algo más grave, su madre advirtió que Lía tenía huellas físicas de abuso sexual, iniciando así un camino tortuoso para obtener justicia que al día de hoy, sigue pendiente.

Así, el 31 de enero de 2019 en una audiencia privada en la que estuvieron presentes cuando menos 8 adultos entre jueces, psicólogas, tutores, fiscales, defensores y asesores de la víctima, Lía declaró durante más de una hora que cuando “estaba chiquita estudiaba en una escuela en Rioverde” donde le enseñaban cosas fáciles como dibujar, no le gustaba que había cucarachas en los juegos, que en el baño se lavaba sus manitas, que tenía muchos primos y que jugaba con ellos y que no le gustan las paletas de pescado de su escuela, pero cuando se le cuestionó
sobre los momentos en que sufrió violencia sexual, Lía manifestó, en varias ocasiones, que le daba pena contar “eso”, que le daba mucha pena “lo de la escuela” por lo que prefería hablar de otras cosas o contarle a su mamá porque era muy tímida.

En julio de 2019, las autoridades del Estado de San Luis concluyeron que no había elementos para sancionar a las presuntas responsables y en enero de 2020 el Tribunal Colegiado en materia Penal de la misma entidad en el amparo directo 172/2019 confirmó que sí existían pruebas de que Lía había sido abusada sexualmente, pero que “la menor no dio cuenta de que hubiere sido agredida sexualmente en el baño de la escuela donde estudiaba segundo de preescolar por una maestra”, por lo que no podía existir una sentencia condenatoria.

El caso de Lía como muchos otros, nos permite evidenciar la falta de una perspectiva de niñez en el acceso a la justicia, por tal motivo en Early Institute, a través del proyecto colaborativo alumbramx, trabajamos para que nuestras autoridades como los ministerios públicos y jueces consideren este enfoque tan necesario en la toma de decisiones, la cual va más allá de aplicar Protocolos de impartición de Justicia y que exige el conocimiento de estándares internacionales, sentencias comparadas, la violencia sistemática que sufren niñas, niños y adolescentes, los mecanismos para valorar su autonomía progresiva de la voluntad y la no revictimización.

Hace unos días la Primera Sala de la Suprema Corte decidió estudiar el caso, con lo que se abre la última puerta para juzgar con perspectiva de niñez y brindar la justicia que durante casi tres años han exigido Lía y su madre.


Síguenos también en Google Noticias de ContraRéplica para estar informado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
El embate contra los organismos autónomos Columnas
2021-01-15 - 01:43
El poder de la empresa Columnas
2021-01-15 - 01:35
Reelegir a Varela Columnas
2021-01-15 - 01:25
Trump a juicio Columnas
2021-01-15 - 01:23
Las mañaneras Columnas
2021-01-15 - 01:23
El gremio “chafa” Columnas
2021-01-15 - 01:19
La supersubsecretaria Columnas
2021-01-15 - 01:18
Línea 13 Columnas
2021-01-15 - 01:09
La novia Columnas
2021-01-15 - 01:08
Adolfo Mora, coordinador en USA Columnas
2021-01-15 - 01:06
+ -