facebook comscore
Las peores primeras selecciones del Draft de NFL en los últimos 20 años

Las peores primeras selecciones del Draft de NFL en los últimos 20 años

Deportes martes 21 de abril de 2020 - 10:58

Notimex

Una edición más del Draft de la NFL se celebrará esta semana, sin embargo, no todos los equipos han contado con suerte en la elección de jugadores y algunos de ellos han desperdiciado la primera selección global, que es más recordada por su fracaso que por su éxito.

Joe Burrow, el mariscal de campo de LSU, se perfila como el jugador que será la primera elección en 2020 por los Bengalíes de Cincinnati, dándole así una continuidad de tres años de forma consecutiva en que se toma un quarterback.

En el presente milenio los pasadores han dominado con 14 jugadores tomados en el lugar número uno, seguido de cuatro alas defensivas y dos tacles ofensivos.

Courtney Brown, Cleveland (2000)

Si hay un equipo que se ha caracterizado por hacer malas elecciones en las últimas décadas han sido los Cafés de Cleveland, que para el Draft del 2000 llegaban como el peor equipo.

Brown, de la Universidad de Penn State y que había sido dirigido por el legendario Joe Paterno, era uno de los jugadores más talentosos de aquella generación; su distinción como el Jugador Defensivo del Año del Big Ten lo colocaba como uno de los mejores prospectos.

Cleveland lo eligió en el Draft como su primera selección. Durante la primera campaña tuvo números discretos con 70 tacleadas y cuatro capturas y media.

Sin embargo para los siguientes cuatro torneos las lesiones le impidieron tener una mejor carrera y apenas disputó 31 de 64 partidos para contabilizar 10.5 capturas.

En 2005 salió por la puerta de atrás y tuvo una nueva oportunidad con los Broncos de Denver, no obstante, apenas registró dos Sacks durante la campaña regular y en la pretemporada del 2006 se rompió el ligamento cruzado, lo que dio fin a su carrera profesional.

David Carr, Houston (2002)

Los Texanos de Houston en 2002 debutaban en la NFL para ser el equipo número 32 y, por tal motivo, tuvieron la primera selección global para comenzar a armar su plantilla.

Después de varios análisis, optaron por elegir al mariscal de campo David Carr de la Universidad de Fresno State como su líder para comandar la ofensiva, sin embargo, los resultados fueron totalmente opuestos.

Houston en sus primeros años nunca pudo despegar como un equipo competitivo y en gran medida a causa de Carr, quien en cinco años sumó 59 pases de anotación por 65 intercepciones y 40 balones sueltos.

Carr demostró poca habilidad para eludir las cargas y fue muy una constante las entregas de balón en momentos oportunos.

Posteriormente estuvo con Panteras de Carolina (2007), 49’s de San Francisco (2010) y en dos etapas con los Gigantes de Nueva York (2008-09 y 2011-12), con quienes fue campeón del Súper Bowl XLVI al ser suplente de Eli Manning en la victoria ante los Patriotas de Nueva Inglaterra.

JaMarcus Russell, Oakland (2007)

En 2007, el dueño de los entonces Raiders de Oakland Al Davis, tenía en la mira elegir al quarterback de los Tigres de Luisiana JaMarcus Russell, quien había sido comparado con John Elway por la potencia que tenía en el brazo.

En ese año se concretó su llegada al equipo de la AFC Oeste, aunque en primera instancia no llegó a un acuerdo con la directiva hasta la primera semana de septiembre.

Su debut aconteció el 2 de diciembre de 2007 contra los Broncos de Denver, pero a partir de entonces no pudo mostrar el nivel que llegó a tener en el colegial.

En tres años con los Raiders apenas completó el 52.1 por ciento de sus envíos, 18 anotaciones y generó 23 intercepciones y 15 balones perdidos, acabando con un récord como titular de siete ganados y 18 perdidos.

Durante su estancia se caracterizó por ser un elemento problemático y, además, durante la pretemporada del 2010 llegó con algunos “kilos de más”, por lo que fue liberado el 6 de mayo.

El agente de Russell hizo todo lo posible para que el jugador continuara su carrera en la liga, pero ninguna de las otras 31 franquicias le dio la oportunidad de regresar.

Sam Bradford, San Luis (2010)

Egresado de la Universidad de Oklahoma, Sam Bradford fue tomado por los entonces Carneros de San Luis en 2010 como la primera selección global.

Aunque sus números no fueron malos, nunca pudo dar el ancho con la escuadra de la NFC Oeste. En su primer año registró tres mil 512 yardas, 18 anotaciones y 15 intercepciones.

En su tercera campaña (2012) sufrió un esguince de tobillo y dos años después un ligamento cruzado anterior lo marginó de los emparrillados.
A pesar de que tuvo la confianza de los Carneros, en 2015 emigró con las Águilas de Filadelfia y al siguiente torneo con Vikingos de Minnesota en donde fue titular, pero solamente su sueño duró un año como titular.

En 2018 se le asignó la titularidad con los Cardenales de Arizona, pero solo estuvo en tres partidos antes de perder la titularidad; luego el 3 de noviembre fue cortado y hasta el momento no ha podido regresar a la NFL.

Jameis Winston, Tampa Bay (2015)

Una mención especial para Jameis Winston, ganador del Trofeo Heisman en 2014 con Florida State y que en 2015 fue la primera selección del Draft por los Bucaneros de Tampa Bay.

En cinco temporadas registró 19 mil 737 yardas, 121 anotaciones y 88 intercepciones, sin embargo, a pesar de que en 2019 contabilizó más de cinco mil yardas por la vía aérea, se convirtió en el primer pasador en tener más de 30 anotaciones e intercepciones en una misma campaña, por lo que los “Bucs” se quedaron con una marca de siete victorias por nueve descalabros.

Pese al nivel mostrado, durante la agencia libre Tampa Bay contrató al veterano y multiganador Tom Brady, razón por la cual dejaron en libertad a Winston que, hasta el momento, no ha encontrado acomodo con alguna otra escuadra.


Imagen: Reuters

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

FT/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -