facebook comscore
Marcelo y la rifa del coronavirus

Marcelo y la rifa del coronavirus

Columnas martes 31 de marzo de 2020 - 00:09

El gobierno federal ya se dio cuenta que el coronavirus nos alcanzó. Perdimos la ventaja que teníamos y ante la inminente Fase 3, el Presidente Andrés Manuel López Obrador ha designado a Marcelo Ebrard como el político que dirigirá los esfuerzos en contra del virus, siempre en coordinación con López-Gatell.
Para los que han tenido la oportunidad de afrontar retos fuertes desde el gobierno, como huracanes, incendios o sismos, la forma de presentar la conferencia de prensa del sábado pasado, es una señal de que la emergencia está encima y empieza a pasar factura.
Vimos un equipo multidisciplinario, civil y militar, un equipo científico y una figura de autoridad política de primer nivel, Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores. Los primeros para dar apoyo técnico y moral al subsecretario López-Gatell y el segundo para darle la fuerza política que requería el momento.
Es ahora o nunca, todas y todos, en todos los niveles, en todos los sectores, en todas las clases sociales, en todo el país, deben quedarse en casa, fue el mensaje.
La presencia de Marcelo no fue casualidad, ni tenía que ver con que este es un problema mundial, menos con las misiones para rescatar a los mexicanos y mexicanas varadas en el extranjero. Fue por instrucción presidencial, instrucción de Estado.
Se le vio serio, pensativo, un tanto incómodo, tratando de mantener el bajo perfil para no avasallar al subsecretario. Le cuesta mucho trabajo no ser él quien encabece los esfuerzos, pero sabe que en esta ocasión lo hará tras bambalinas y siempre respetuoso de los que saben de epidemias.
Se sacó la rifa del tigre y se lo dejaron muy irritado, a punto de atacar. Pero Marcelo está acostumbrado a los grandes retos, a lo imposible, sabe que su futuro político depende de ello, pero sobre todo, el futuro de México.
Ya empezó a mover los hilos de la estructura de gobierno, se empiezan a mover aquellos que parecían nadar de muertito, esperando que no los vieran y pensando ingenuamente que podrían transitar inadvertidos hasta pasada la tormenta.
Con él, las acciones de gobierno serán más fuertes, calculadas y dirigidas, conoce cómo funciona la maquinaria de gobierno y no dudará en usarla. Aunque a muchos, incluido el presidente, no les guste la idea de un gobierno restrictivo y sancionador.
La emergencia obligará a tomar decisiones, no se llega al poder para no usarlo, la diferencia estriba en cómo usarlo. No deben temer al uso de la fuerza pública, no se trata de reprimir, sino de disciplina y orden, de proteger a la mayoría de la irresponsabilidad de algunos.
Para eso está el Estado, de otro modo no tiene razón de ser. Espero que los conservadores y detractores del gobierno, tengan altas de mira y un poquito de inteligencia política, para que no caigan en el grave error de querer sacar raja política en este momento tan difícil.
Otro reto para el Canciller, es dirigir los esfuerzos, pero sin coartar y atar de manos a los ejecutivos locales o llegará el momento en que cuando la pandemia los rebase, terminen abandonándolos a su suerte.
Como Omar Fayad, en Hidalgo, que ofreció su hospital inflable y como respuesta recibió una soberbia negativa, y que hoy se recupera de coronavirus o el gobernador de Nayarit, Antonio Echevarría, que plantea reforzar el nuevo hospital del ISSSTE que será dedicado a la atención del Covid-19, con instalaciones provisionales que faciliten la atención de las y los cientos, quizá miles de nayaritas que se contagien.
O Claudia Sheinbaum en la CDMX, quien con el apoyo del Congreso local iba a buen ritmo y desde la presidencia le pidieron acoplarse a la dinámica federal, modificando incluso su plan de apoyo económico para la ciudad.
Es tiempo de sumar esfuerzos, Marcelo lo sabe, tendrá que tejer fino, con todos los actores de la sociedad. Para ello, necesita el apoyo del presidente y de todo el gabinete, aunque a algunos no les guste.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Las precampañas en tiempos de Covid-19 Columnas
2020-05-26 - 01:14
Medios: otra arqueología electoral Columnas
2020-05-26 - 01:04
El adulto desautorizado Columnas
2020-05-26 - 01:01
Covid-19: el llamado al cambio Columnas
2020-05-26 - 00:52
+ -