facebook comscore
Pertenecer a las élites

Pertenecer a las élites

Columnas lunes 24 de abril de 2023 -



La palabra élite proviene del francés, y se utiliza para referirse a una "minoría selecta", es decir, un pequeño grupo de personas, en condiciones de privilegio o ventaja frente al resto de la sociedad.

El materialismo histórico dialéctico plantea que la lucha por el poderío social (presente a lo largo de la historia), da lugar al surgimiento de grupos sociales de élite, los cuales ascienden, se "enquistan" por un tiempo y luego descienden, al ser sustituídos por otro grupo distinto, que volverá a hacer lo mismo.

En el ámbito académico, laboral, político, educativo, científico, cultural, profesional, artístico, deportivo y muchos otros más, existe la tendencia a la formación de élites. Aquellos que disfrutan y se benefician de la estructura de una pirámide social, en el que la amplia base sostiene a la reducida "punta de la pirámide".

La formación de esos círculos o élites tiene una condición. No toda persona puede pertenecer a ellos. Eso significa que habrá siempre excluidos.

Vivir la exclusión y rechazo del club ("nos reservamos el derecho de admisión". Y tú no cabes aquí) es una situación que muchos hemos vivido.

Pertenecer a las élites en los distintos entornos sociales no es un honor ni una distinción. Es una oportunidad.

En particular, la comunidad académica y científica en México tiene pocos espacios de actuación, en los que el fomento y reconocimiento a esta labor, ha sido construido a lo largo de las últimas décadas, como sitios para favorecer los intereses de élites "doradas".

La academia y la investigación pagan con escasez económica, pero el prestigio es un bien social, que también se puede volver "rentable".
Las pocas plazas disponibles para profesores e investigadores, el cerrado proceso de acceso y pertenencia al Sistema Nacional de Investigadores (SNI), las grandes trabas para lograr la publicación y difusión de una obra escrita, son algunas de las barreras que se deben enfrentar para poder formar parte de la comunidad académica y científica.

Algunos intentamos por años lograrlo. Fui rechazado 3 veces del ingreso a SNI, antes de lograr el ingreso apenas este año. En una de ellas me dijeron que mi obra escrita no había sido publicada "en editoriales de prestigio" sino por instituciones públicas (como la Asamblea Legislativa del DF, o la CNDH) Es decir, mi trabajo estaba escrito para las "masas" y no para las "élites".

No pretendo pertenecer a la élite académica, intelectual, científica o de ningún tipo. Mi ideal siempre ha sido lograr que esos entornos cerrados, esos círculos pequeños donde solo caben unos cuantos, se hagan más y más extensos. Desaparecer a las élites. Mezclarlas con la "raza".

Flor de Loto: Podemos romper la cultura elitista, socializando el acceso y disfrute de los bienes comunes, como la ciencia y la investigación.


No te pierdas la noticias más relevantes en facebook

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Línea 13. Columnas
2024-05-22 - 01:00
Fallido Frankenstein Mexicano Columnas
2024-05-22 - 01:00
Escenarios estratégicos sobre el litio Columnas
2024-05-22 - 01:00
APRENDER PAREJO DESDE LA PRIMERA INFANCIA Columnas
2024-05-22 - 01:00
La sostenibilidad hídrica Columnas
2024-05-22 - 01:00
Un fuerte abrazo a todos Columnas
2024-05-22 - 01:00
Nuestra Ciudad da la Utopía Columnas
2024-05-22 - 01:00
Una historia extraordinaria Columnas
2024-05-21 - 14:00
Votemos en libertad Columnas
2024-05-21 - 09:40
¿CÓMO VAMOS A VOTAR EL PRÓXIMO 2 DE JUNIO? Columnas
2024-05-21 - 09:38
Una historia extraordinaria Columnas
2024-05-21 - 09:25
Línea 13. Columnas
2024-05-21 - 01:00
TIRADITOS Columnas
2024-05-21 - 01:00
Morelos 2024 - 2030 Columnas
2024-05-21 - 01:00
Debates 2024: La cláusula Morris Columnas
2024-05-21 - 01:00
IMPARABLE EL ROBO DE AUTOS Y CAMIONES Columnas
2024-05-21 - 01:00
+ -